Seleccionar página

Passive house: eficiencia y sostenibilidad en el hogar

El impacto provocado en el planeta por nuestra sociedad sigue siendo abrumador y el tiempo corre en nuestra contra. Pero también son continuos los pasos hacia un camino donde minimizar la huella de carbono al tiempo que se crean hogares confortables es posible. Hoy por hoy, existen hogares energéticamente sostenibles que no renuncian a muchas de las comodidades diarias. La certificación Passivehaus o Passive house, con origen en Alemania, define un tipo de hogar que logra un gasto energético mínimo en climatización gracias a un estándar térmico en su construcción.

¿Cómo podemos reducir la huella de carbono personal?

Cada persona genera aproximadamente cuatro toneladas de dióxido de carbono al año y es urgente reducirla a la mitad en las próximas dos décadas. Los consumos vienen esencialmente del primer mundo, no obstante, y es una media en la que hay que tener también en cuenta a las empresas. Lo cierto es que desde cada hogar es posible ayudar a reducir el impacto en el medio ambiente con pequeños gestos  y promover además un ambiente socialmente responsable siguiendo algunas recomendaciones:

Recicla correctamente la basura

Es verdad que al principio puede ser algo complicado crear un hábito entre todos los miembros del hogar, pero reciclar es básico, por ecología y por civismo. En el caso de que vivas en un piso o incluso en un estudio, encontrar un lugar para poner varios cubos de basura cuando apenas te cabe una cama, puede ser un auténtico dolor de cabeza. Trata de encontrar posibles soluciones a este tipo de conflictos, por ejemplo, depostiando el vidrio en su contenedor sin esperar a acumular demasiados envases en casa.

También puedes hacerte con pequeños contenedores caseros de menor tamaño y apilables para separar correctamente sin que te ocupen más espacio los cubos de basura que las cacerolas. Otra posibilidad es incluir en tu fregadero un triturador de residuos que va a facilitar el procesamiento de los deshechos. Y ya que estamos, seguir las otras dos erres de la sostenibilidad junto al reciclaje: reducir y reutilizar.

Declara la guerra al plástico en el hogar

Los pequeños gestos pueden ayudar mucho al planeta y por extensión a nuestra salud. Escoge el carro de toda la vida o las bolsas de tela para ir a la compra. Acostúmbrate a llevar siempre una bolsa propia a mano, en el bolso o en la mochila. En cuanto a los recipientes en casa para almacenar comida, el vidrio conserva de una forma excelente los alimentos.

Consume alimentos de manera responsable

Elaborar una lista de la compra ayuda a comprar lo que realmente necesitas. Igualmente, tenemos que saber para cuánta gente estamos comprando. Lo mismo sucede con lo que cocinamos. Es necesario medir las cantidades de comida al cocinarla, que levante la mano quien no haya hecho alguna vez arroz a la cubana para todo su bloque de pisos. Por eso, es importante tener una pequeña planificación para saber qué cocinamos para comer en el momento y qué podemos congelar.

recetas batch cooking

Elige electrodomésticos con una buena clasificación energética

Una vez más, una inversión ecológica pero también positiva para ahorrar en casa. Un electrodoméstico con una clasificación A o superior va a consumir menos energía de manera mucho más eficiente. Gracias a un proyecto europeo, BELT (Boost energy label take up), en los próximos meses llegarán nuevas etiquetas energéticas impulsando medidas cada vez más sostenibles.

placa slide cooking teka

Ni frío ni calor

Imaginar un mundo donde no haya peleas por la temperatura de la habitación es posible, necesario y ecológico. Aunque los detalles los veremos más adelante gracias a la certificación Passive house, podemos comenzar desde ya en casa. Trata de mantener una temperatura constante en el hogar en vez de abusar de picos en el aire acondicionado o en la calefacción. Así, además, te evitarás sorpresas desagradables en tu factura.

¿Qué es una passive house?

Pensar en un futuro para el planeta, a secas, puede parecer una tarea titánica pero aún al alcance de la mano. Los edificios verdes y, en general, otro tipo de construcciones bioclimáticas, son cada vez más frecuentes. La búsqueda de una construcción eficiente a nivel energético y cómoda para sus habitantes lleva décadas desarrollándose. Es aquí donde el concepto de Passive house encuentra su hueco. Surge en Alemania en los años 80 y define medidas a la hora de construir viviendas más sostenibles.

passive house

Una Passive house es una certificación otorgada a las viviendas o edificios cuando cumplen con unos criterios de climatización sin tener que abusar del aire acondicionado o calefacción, con diferentes matices. Una Passive house requiere aproximadamente un 10% de lo que necesita un edificio ordinario en Europa para obtener una óptima climatización.

Esta forma de ver los edificios se ha estado desarrollando dentro de un nuevo marco arquitectónico centrado en buscar una mejor relación con el planeta, sin dejar de lado las necesidades humanas. Los materiales, los aislamientos, los detalles interiores y la búsqueda para aprovechar los recursos naturales, como el sol, son claves para el desarrollo de las viviendas del futuro. También están en marcha nuevas certificaciones sostenibles para clasificar de la mejor manera a los edificios, tanto los destinados a hogares, como aquellos de carácter más civil (hospitales, polideportivos, oficinas).

¿En qué consiste una Passive house?

Una Passive house ha de cumplir una serie de requisitos para su certificación. Debe lograr un estándar de eficiencia por el que la climatización por sí sola esté regulada según las necesidades estacionales. Con el calor exterior, ha de conservar el interior de la casa a una temperatura agradable. Con la llegada del frío, las temperaturas deben contrarrestar el frío exterior. Esto significaría decir adiós a un gasto energético evidente y también a otros efectos paralelos como ruidos y el uso de combustibles fósiles como el carbón para la calefacción central. Una Passive house ha de:

Tener un potente aislamiento térmico

Incluso en condiciones extremas en exterior, el aislamiento tiene que proteger a la casa para conservar una temperatura agradable. En los meses fríos, ha de permitir que el calor del interior, logrado por ejemplo por factores como los propios habitantes del hogar, se mantenga. Y en estaciones más calurosas, mantener a raya las altas temperaturas. El uso de determinadas puertas y ventanas con dos y hasta tres capas de grosor, promueve que el calor del sol penetre y se conserve en estaciones frías, pero sin permitir el exceso de temperatura con el calor extremo.

Mejorar la calidad del aire en el interior del hogar

cocinas con barra

Gracias a filtros adecuados y a una correcta ventilación, la casa se mantendría libre de olores y ambientes cargados, renovando el aire de manera autónoma y recuperando calor. Esto significa que podemos crear un ambiente libre de contaminación y posibles alérgenos del aire en nuestro hogar. Un punto más para crear un ambiente cómodo y bueno para la salud de sus habitantes, incluso mientras duermen.

Paralelamente, una Passive house trabaja la construcción y la unión de materiales de la casa para evitar que haya filtraciones del aire, aprovechando al máximo la temperatura interior y manteniéndola.

Eliminar los puentes térmicos

Cuesta imaginar una casa con un reparto equitativo del calor en cada habitación y esquina. Pero pensar en salir del salón para ir al baño sin sufrir una hipotermia en el camino o dejarte el sueldo del mes, es posible. Los puentes térmicos son áreas donde el calor se transmite con mayor facilidad, por ejemplo, por materiales más conductores. Esto suponía y aún supone una importante pérdida de energía en los edificios, como en el caso de las ventanas de doble acristalamiento. El vidrio es muy eficiente en varias capas a nivel aislante, pero las ventanas suelen tener un marco de aluminio, un material que deja escapar el calor con mayor facilidad al ser un buen conductor. La eliminación de los puentes térmicos supone un reparto más homogéneo de la temperatura. También significa que se eliminan posibles zonas de condensación de agua y, por lo tanto, la posible creación de moho.

Gracias a la investigación desarrollada para la mejora de los hogares, es posible conseguir un mayor grado de bienestar en casa creando un mejor futuro para el planeta. Un camino que está mucho más cerca de lo que creemos con cada elemento con el que decidimos construir nuestro hogar.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X