Seleccionar página

¿Cómo limpiar el cristal del horno?

Se avecinan días de cocinar mucho, platos deliciosos para nuestros seres queridos que van a exigirle el máximo a nuestros electrodomésticos. Para que nuestra cocina quede como nueva después de todas estas recetas vamos a necesitar limpiarla a fondo. Hoy te contamos cómo limpiar el cristal del horno de una manera sencilla.

La limpieza del horno

Además de la limpieza tradicional, en la que tú eres el encargado de dejar el horno impecable, existen varios sistemas para limpiarlo de manera interna. Es verdad que si tu horno tiene algunos años, lo mejor es limpiarlo con un producto adecuado y un paño suave para no dañar la superficie. Pero si estás pensando en adquirir un horno nuevo prestar atención a las opciones de limpieza que hay en el mercado es importante. Actualmente, elegir un horno pirolítico o con otras opciones de autolimpieza puede ahorrarte tiempo y dinero. 

¿Por qué es necesario limpiar el cristal del horno?

Los sistemas anteriores son una solución tremendamente eficaz para limpiar el interior del horno, no obstante, muchas veces nos encontramos con que, al cerrar la puerta, esta tiene un aspecto sucio.

Los hornos modernos pueden tener 2, 3 y hasta 4 cristales en la puerta. Dependiendo del uso, es posible que se cuele suciedad por las juntas y acabe en la parte interior de dichos cristales. 

Los sistemas de limpieza del interior del horno no tienen capacidad para limpiar  estas capas de los cristales así que, aunque tengamos el interior del horno impecable, la puerta puede parecer sucia si no se limpia regularmente.

Para limpiar el cristal del horno tenemos que desmontar la puerta y sacar las distintas capas para limpiarlas una a una. Esta tarea, que puede parecer imposible, no es complicada ya que la mayoría de modelos están preparados de fábrica para facilitarla.

¿Cómo desmontar la puerta del horno?

Antes de desmontar los cristales de la puerta tenemos que desmontar la propia puerta. Para ello tenemos que tener claro dónde se encuentran las bisagras de la misma. 

Pueden estar en la propia puerta o pueden estar ancladas en el horno. Una vez que las localicemos hay que girar los dos gatillos y llevar la puerta hasta la posición de bloqueo. Después, con ambas manos, hay que tirar de la puerta hasta que salga. Para esta tarea es imprescindible seguir las instrucciones del manual de uso.

Una vez que hemos sacado la puerta tenemos que localizar los botones situados a ambos lados en la parte superior. Los presionamos y, sin dejar de apretar, extraemos la tapa de los cristales.

Cuando tengamos acceso a los cristales, los extraemos recordando la posición en la que estaban. Aquí es importante tener en cuenta que no sólo hay que recordar cuál es el cristal 3 o el 2 o el 4, sino en qué posición están.

Los cristales tienen una parte con un tratamiento térmico que debe ir orientada hacia el interior del horno. Esta parte suele indicarse con una etiqueta.

Con los cristales ya fuera de la puerta sólo nos queda limpiarlos a conciencia y hacer el proceso a la inversa para volver a instalar la puerta. No te dejes ningún paso y ten siempre a la vista el manual de uso y los consejos de mantenimiento.

¿Cómo limpiar los cristales?

Existen numerosos productos para la limpieza de los cristales. Puedes usar desde quitagrasas, hasta agua y jabón pasando por los remedios caseros como el vinagre blanco o el limón.

limpiar cristal horno

Dependiendo de la suciedad incrustada ya descubrirás cuál de ellos es el que te resulta más eficaz, y el que te da un mejor resultado. Recuerda que lo más aconsejable es limpiar a fondo los cristales para así hacerles el mantenimiento cada más tiempo.

Lo que sí que es importante es recordar que no debes usar productos abrasivos o que puedan dejar olores desagradables como el amoniaco o la lejía. Tampoco es recomendable aplicar el limpiador con estropajo u otros utensilios duros o filosos, ya que pueden dañar la superficie y deslucir el resultado final.

Detalles importantes a tener en cuenta

La tarea de extraer los cristales, como hemos visto, no es complicada pero sí que hay algunas cosas importantes a considerar para evitar romper el horno o alterar su funcionamiento.

  • Si los gatillos están en la bisagra, al girarlos hay que asegurarse de que la puerta está totalmente dentro de las bisagras, de lo contrario no nos va a dejar moverla a la posición de bloqueo.
  • Si decides extraer los cristales sin desmontar la puerta, asegúrate de que está en posición de bloqueo. De lo contrario puede cerrarse y romper los cristales que no estén sujetos.
  • Comprueba que están todos los cristales si vas a poner el horno en funcionamiento, de lo contrario puede que no funcione correctamente o que la puerta se caliente en exceso.

Ya tienes todo lo necesario para dejar tu horno como nuevo después de estos días. No pases por alto su limpieza y mantenimiento porque, como ves, es una tarea sencilla y que da grandes resultados.

Indicate in which country or region you are to see specific content.