Seleccionar página

¿Cuáles son las ventajas de una lavadora secadora?

Hay muchas ocasiones en las que menos es más. Otras, como vamos a ver con las ventajas de una lavadora secadora, sin embargo, más es más. Tener las ventajas de una lavadora de calidad y las de una secadora es algo a considerar, puede ser un pack ganador en tu hogar.

¿Qué es una lavadora secadora?

Lo primero es saber qué es exactamente una lavadora secadora. Muy fácil: efectivamente se trata de una lavadora que incluye una función de secado para no tener que tender la ropa.

Esta característica no sólo nos permite tener dos electrodomésticos en uno, sino que nos va a permitir también usar las funciones de manera independiente. Es decir, si queremos solo lavar, lo podemos hacer y, si lo que necesitamos es secar una prenda, también se puede hacer por separado.

De esta ventaja se derivan otras muchas que van a hacer que nuestro trabajo en casa sea menor y que aumente el tiempo que tenemos para descansar o para ver por fin ese capítulo de fin de temporada sentados en el sofá.

Ganar un espacio que puede ser imprescindible

prendas secadora

La primera ventaja es obvia, una lavadora secadora ocupa la mitad de espacio que una lavadora y una secadora, así que ahorramos espacio en la habitación.

Es cierto que, con una lavadora de carga frontal, podemos disponer ambos electrodomésticos en vertical pero, aún así, tendremos una columna el doble de alta.

Así pues, la primera de las ventajas de una lavadora secadora es que no renunciamos a ninguna de las comodidades de ambos electrodomésticos por separado, pero usamos la mitad de espacio.

No depender del clima ni de tendederos

Una secadora es altamente recomendable en zonas de frío o lluviosas pero, en el resto, también se hace difícil tender la ropa en el exterior en otoño e invierno.

Con una lavadora secadora no dependes del clima y tampoco tienes que depender de un tendedero que, en algunos casos, nos obliga a mover muebles y hacer malabarismos con la disposición de las habitaciones.

tipos de secadoras

Con un solo electrodoméstico lavas y secas la ropa sin depender de que fuera haga frío, sin estar pendiente de que llueva y sin tener durante horas el tendedero en medio de una habitación.

Poder usar ambas funciones por separado

Una de las principales ventajas de una lavadora secadora es que podemos lavar y secar en el mismo ciclo de lavado o hacerlo por separado, lavando o secando según nos convenga.

Por ejemplo, las prendas que lavamos a mano podemos secarlas al instante y aquellas prendas que sólo necesitan un ligero enjuague, también. 

Del mismo modo, en verano o en los días soleados en los que preferimos tender al sol, podemos usar sólo la lavadora y prescindir de la función de secado.

Ahorrar tiempo y esfuerzo

programas secadora teka

Todo lo que hemos visto hasta ahora nos lleva a una de las principales ventajas de una lavadora secadora: nos permite ahorrar mucho tiempo y mucho esfuerzo.

Tenemos lista la ropa en el mismo ciclo, reduciendo las tareas de poner la lavadora, sacarla, tenderla, esperar a que se seque, doblarla y prepararla para la plancha a una sola tarea.

Esto repercute en el tiempo que dedicamos a que nuestra ropa esté lista para que nos la pongamos. Con una lavadora secadora se reduce muchísimo y podemos usar ese extra de tiempo libre.

Reducir a la mitad la limpieza y el mantenimiento

Como tenemos un solo electrodoméstico, la limpieza y el mantenimiento del mismo supone la mitad de recursos.

Todos los electrodomésticos necesitan una limpieza y un mantenimiento regular la gran ventaja de una lavadora secadora es que sólo tenemos que ocuparnos de uno y, en los modelos nuevos, es una tarea muy sencilla.

De este modo, el mantenimiento de los electrodomésticos de tu hogar se hace mucho más llevadero porque tienes menos de los que ocuparte.

Ahorrar energía y, con ello, dinero

elegir mejor lavadora

La eficacia es uno de los objetivos de una lavadora secadora. Reducir tiempo, reducir esfuerzo pero también reducir el trabajo del propio electrodoméstico y, con ello, reducir la energía empleada en él y su gasto.

Es cierto que son un poco más caras que una lavadora, pero son mucho más baratas que tener una lavadora y una secadora. Además, la inversión inicial se recupera rápido gracias al ahorro energético.

Es, sin duda, un electrodoméstico muy rentable en cuanto a calidad-precio, eso sin tener en cuenta el ahorro en tiempo y la comodidad de su uso.

Además, como siempre señalamos, la eficiencia energética es una ayuda al medio ambiente que, a día de hoy, se hace indispensable.

Algunas cosas que también hay que tener en cuenta

lavadoras carga superior

Frente a todas estas ventajas, podemos señalar, sin embargo, un par de cosas que también debemos conocer. Una de ellas ya la hemos visto: las lavadoras secadoras son más caras.

Frente a esto también hemos visto que, si bien son más caras que una lavadora o una secadora, son más baratas que comprar ambos electrodomésticos. Además es una inversión que se recupera fácilmente.

La capacidad de carga también es menor cuando usamos la función de secado para que la ropa quede totalmente seca, pero esta circunstancia la vamos a encontrar con las secadoras convencionales porque necesitan espacio en el tambor para que circule el aire.

El balance, no obstante, es positivo. Una lavadora secadora nos permite disfrutar de un hogar con todas las comodidades y con un esfuerzo y un gasto menor. 

Esa comodidad y ese ahorro debe ser una exigencia que debemos hacerle a todos los electrodomésticos de nuestro hogar.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X