Seleccionar página

Cómo diseñar una cocina pequeña

12 septiembre, 2019
Inspiración

Cada vez se hace más necesario adaptar el hogar a espacios reducidos. Si bien nos encantan las casas de las películas de media tarde en la televisión, la realidad es que muchos habitamos pisos funcionales cerca de los núcleos de oficinas y del trabajo. Las cocinas pequeñas son una realidad en la mayoría de los hogares, así que cabe preguntarse ¿es posible realizar un diseño de cocinas funcional y a la vez elegante y con estilo en este tipo de espacios? Te aseguramos que diseñar una cocina pequeña con estilo es posible siguiendo algunas pautas e ideas que te mostramos a continuación.

Observando el espacio

En primer lugar, es necesario analizar el espacio del que disponemos y las características de dicho espacio. ¿Tiene ventanas?, ¿es posible cambiar los elementos de lugar?, ¿es necesaria una reforma de su totalidad o solamente hacen falta unos retoques?, ¿qué estilo quiero darle a mi cocina?, ¿priorizo más la funcionalidad o el diseño? La respuesta a estas preguntas nos dará la clave principal para saber hacia dónde dirigir nuestros pasos en materia de diseño. Te ofrecemos algunas ideas para dar un lavado de cara y diseñar tu cocina pequeña.

Ideas para diseñar tu cocina en un espacio pequeño

Diseño minimalista

diseño cocinas pequeñas

Menos es más. La máxima del minimalismo. En una cocina pequeña cuantas menos piezas de mobiliario haya, mejor. Los estilos minimalistas aportan un toque de elegancia que, combinados con una buena distribución del espacio, pueden lograr maravillas. Este tipo de diseños suelen elegir, además, tonos neutros que dan aspecto de sobriedad. Los tonos claros y fomentar el orden ayudarán a que tu cocina parezca visualmente más grande.

Distribución en forma de “U”

Diseñar una cocina pequeña con forma de ‘U’ requiere en muchas ocasiones muebles a medida para aprovechar cada centímetro de espacio. Integrar todos los elementos necesarios en un lugar reducido consigue resultados sensacionales que son a la par cómodos y prácticos. Gracias a las encimeras ganarás espacio y superficie de trabajo, al tiempo que liberas la zona central para facilitar el acceso a todos los rincones. Con armarios accesorios bajo las encimeras y cocina también ganarás espacio de almacenaje evitando llenar las paredes con estanterías o armarios accesorios a la altura de los ojos.

Distribución en forma de “L”

La distribución del mobiliario en cocinas con forma de ‘L’ es muy recurrente en espacios de pequeñas dimensiones. Esta forma permite una separación del espacio en dos zonas. Puedes incluso añadir una pequeña mesa accesoria para los desayunos o una isla, de manera que puedas separar dichos espacios de manera visualmente más evidente.

Cocina americana

frigoríficos-teka

Algunas de las cocinas pequeñas más habituales son las que están integradas dentro de un salón comedor. Durante años este formato se ha desestimado por cuestiones de limpieza y olores, pero gracias a la evolución de electrodomésticos como las campanas extractoras, cada vez más potentes y también más silenciosas, esto ha dejado de suponer un problema.

Otra opción dentro de estas cocinas es añadir una pequeña barra de cocina americana. Se trata de una solución ya tradicional pero que sigue cumpliendo una función muy práctica tanto a nivel decorativo como por su utilidad. Podemos instalar una barra plegable que quede adherida a la pared cuando no la utilicemos. Puedes también jugar a separar los espacios de cocina y resto del hogar a través de pequeñas piezas de mobiliario, como una mesa con sillas o incluso separando ambas estancias con ventanales de suelo a techo, ganando luz.

Jugando con los materiales

El estilo rural que da la madera ha demostrado ser muy efectivo en el diseño de cocinas pequeñas, pues transmite una sensación de amplitud a la vez que da un toque acogedor a los espacios que convierte la estancia en un lugar más atractivo visualmente. El roble, la caoba, el nogal o el cerezo son algunas de las maderas más utilizadas.

Los acabados en vinilo también ofrecen múltiples posibilidades gracias a su amplia gama de colores, fácilmente combinables con otros muebles si te encuentras en un piso de espacio abierto. Además, el brillo ayudará a difundir la luz dentro de la habitación.

Puedes decantarte también por el uso de nuevos materiales que han calado fuerte en las últimas tendencias del cocina, como el corcho.

Aprovechando el espacio de arriba a abajo

Algo que hay que tener muy en cuenta durante el proceso de diseño de cocinas estrechas y  pequeñas es el aprovechamiento del espacio. Contar con mobiliario específico para guardar utensilios, y que este mobiliario a su vez pueda dividirse en compartimentos, es una máxima esencial. A todo ello se añade el factor de aprovechar el espacio también a lo alto, contando incluso con cajoneras que pueden ser enganchadas en el techo y cuyo acceso se posibilita mediante escaleras.

Las repisas pueden ser una solución cómoda y accesible. Si quieres fomentar el orden, quizá puedas optar por armarios con puerta, en vez de estanterías al descubierto, en busca de un menor ruido visual.

Cocina con islas

Las cocinas con una isla en el centro están muy de moda desde hace algunos años. Sin embargo, esta opción se hace complicada en las cocinas que destacan por sus escasas dimensiones. Por ello, una alternativa bastante conseguida son las penínsulas, es decir con los fuegos pegados por un lado a la pared. El resultado suele dar un toque de estilo sin perder la funcionalidad.

También puedes añadir una isla con ruedas, de manera que puedas colocarla en el rincón deseado según el momento. No olvides que las islas pueden ser igualmente una opción extra de almacenamiento.

La iluminación: nuestra mejor aliada

En los espacios pequeños la iluminación es fundamental. Es una de las principales claves a la hora de emprender cualquier proyecto decorativo. Si jugamos con la luz de la estancia podremos conseguir sensación de amplitud. Esta sensación puede lograrse de manera natural, con la luz proveniente de las ventanas, o con luz artificial, mediante el uso de focos y luces LED. Merece la pena estudiar cuidadosamente la colocación y el tipo de iluminación que deseamos, para llevar la luz a cada rincón de la cocina y ganar así en sensación de amplitud.

Muchos colores

Jugando con el color se pueden conseguir auténticas maravillas. La combinación de diferentes tonalidades estimula la creatividad y dará un punto de alegría y desenfado a nuestra pequeña cocina. Opta por contrastes donde siempre haya colores claros, para reflejar la luz.

Existen muchas opciones disponibles para espacios reducidos y en general para el diseño de cocinas pequeñas que nos ayudan a personalizar nuestros espacios, por pequeños que nos puedan parecer. En el caso de las cocinas, examina también las posibilidades de electrodomésticos compactos que te ofrece el mercado como forma de complementar tu espacio, hasta que lo conviertas en otra pieza esencial de tu hogar.

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X