Seleccionar página

Nuevas etiquetas de clasificación energética

En marzo de 2021, las etiquetas de clasificación energética de los electrodomésticos cambiaron. Los consumidores piden cada vez productos más eficientes y que respeten el medio ambiente y, por ello, las nuevas etiquetas son más precisas e informativas.

Conocer los distintos datos que contienen las nuevas etiquetas va a hacer que tu compra sea mucho más respetuosa con el medio ambiente pero también va a permitirte ahorrar mucho más, haciendo que el consumo de tus electrodomésticos se adapte a tu modo de vida.

¿Qué es la etiqueta de clasificación energética?

Es una pegatina que encontramos generalmente en la parte posterior de nuestros electrodomésticos, aunque esto depende del tipo de electrodoméstico y del fabricante.

Este distintivo, obligatorio en los grandes electrodomésticos, nos informa de la eficiencia energética de los aparatos teniendo en cuenta la clasificación que hace la Unión Europea

En ella podemos encontrar datos como: el fabricante, el modelo, la clasificación de eficiencia energética, el consumo de electricidad, la capacidad que tiene, los decibelios que emite, etc.

La clasificación energética actual nos informa del consumo de nuestro aparato con un sistema que se llama semáforo energético y que usa una modelo de categorías donde A+++ se usa para los electrodomésticos más eficientes y D para los menos eficientes.

tipos-de-lavavajillas

El consumo siempre va a depender del electrodoméstico, por ejemplo, un frigorífico consumirá siempre más que cualquier electrodoméstico porque está encendido las 24h del día.

Pero, por ejemplo, un lavavajillas de clase A+++ va a consumir unos 217 kW al año mientras que uno de clase B consume unos 490 kW, es decir, mucho más del doble.

¿Por qué cambia?

El objetivo de la etiqueta de clasificación energética de los electrodomésticos es ser lo más informativo y preciso posible. Sólo de esta manera puede convertirse en una ayuda inestimable para los consumidores, los fabricantes y el medio ambiente.

La evolución de la tecnología y de las sociedades han hecho que la etiqueta se quede un poco obsoleta. Desde su creación en 1995 hasta ahora los electrodomésticos y los consumidores han cambiado mucho.

Actualmente, los consumidores exigen que los productos que compran, y sus propios hogares, sean mucho más sostenibles. Además también exigen una mayor diversidad en las prestaciones de los productos y que estos cuenten con funciones rápidas que les permitan ahorrar tiempo.

eficiencia secadora teka

A esto hay que sumarle que la tecnología evoluciona muy rápido en esa dirección con electrodomésticos más sostenibles, más rápidos y más versátiles. Esto ya provocó que la categoría A se quedará corta y hubiera que añadirle las categorías A+, A++, A+++; pero también ha provocado que se fabriquen muchos menos electrodomésticos de categoría D.

En algunos electrodomésticos, se mantendrá la etiqueta actual. Habrá que conocer qué electrodomésticos mantienen la etiqueta y en cuáles nos vamos a encontrar las etiquetas nuevas.

¿Qué electrodomésticos mantendrán la etiqueta?

Como hemos dicho, el cambio no será para todos los electrodomésticos, algunos mantendrán su etiquetado. Es el caso de los hornos, las campanas extractoras y las secadoras:

  • Hornos: en el caso de los hornos se mantienen las categorías A+, A++ y A+++. La etiqueta informa también de la capacidad del horno y del consumo de electricidad, usando la medida kWh/ciclo (kilovatios por hora en cada uso), en las funciones que usan el calor superior e inferior y en las funciones que usan el aire caliente.

horno cocina eficiente

  • Campanas extractoras: Aquí la categoría superior de eficiencia es la A, no incluye las categorías superiores. Además, se informa por separado de la clasificación de eficiencia energética del ventilador, de la iluminación y del filtro antigrasa. El consumo energético, en este caso, se expresa en kWh/año. También es importante, en el caso de las campanas extractoras, informar de los decibelios que emite al usarse.
  • Secadoras: La máxima categoría de eficiencia energética es A+++. Aquí el consumo se mide en kWh/año, considerando una media de 160 secados al año. Además, en el caso de las secadoras, se informa de la capacidad de carga que tiene, de los decibelios que emite en el ciclo y de la clase de eficiencia que tiene a la hora de secar.

¿Cuáles son entonces las que cambian?

Los cambios se realizarán en las etiquetas de lavadoras, lavadoras secadoras, lavavajillas y frigoríficos y congeladores. Estos últimos compartirán el mismo tipo de etiqueta. Desde el 1 de noviembre de 2020 convivirán ambas etiquetas y, a partir del 16 de marzo de 2021, se eliminarán las etiquetas antiguas.

En general, el mayor cambio es la clasificación energética aunque también se incluirá un código QR para que puedas consultar todos los datos del electrodoméstico.

Lavadoras

limpiar goma lavadora

 La clase de eficiencia energética de una lavadora se clasifica de la G, menos eficiente, a la A, mayor eficiencia, abandonando la clasificación de D a A+++. Además se da importancia al programa “Eco 40-60” que sirve para valorar el consumo de agua y electricidad. La electricidad se medirá en kWh en 100 ciclos en este programa y el agua se medirá en cada ciclo individual.

Lavadora-secadora

El cambio fundamental en la etiqueta de lavadora-secadora es que se divide la información para la función de lavado y para la de lavado y secado. Se mantiene la clasificación energética de la G a la A y también el consumo de electricidad, el de agua y la capacidad de carga pero la información se divide en dos columnas, una para la función de lavado y otra para los ciclos de lavado y secado. Se informará también de la eficiencia energética del centrifugado.

Lavavajillas

como elegir lavavajillas

Como en el caso de las lavadoras, en los lavavajillas cambian las categorías de eficiencia energética, usando ahora la clasificación de la G a la A. Aquí también se usa el programa Eco para medir el consumo eléctrico, que pasa a ser en kWh para cada 100 ciclos en este programa, y el consumo de agua, que será en litros por cada ciclo. El programa Eco será también el que mida la capacidad de los lavavajillas.

Frigoríficos y congeladores

Además de adoptar la clasificación de eficiencia de la G a la A, el principal cambio en estos electrodomésticos está en las pruebas para obtener la información de la etiqueta. En ellas, el tipo de frigorífico, su funcionamiento o la temperatura ambiente tendrán más peso. Por lo demás, la información se mantiene igual, incluyendo el volumen total de los compartimentos y los decibelios que emite.

frigoríficos no frost

Esperamos que te animes a consultar las etiquetas de eficiencia energética, en ellas vas a encontrar una información muy valiosa para elegir justo el electrodoméstico que necesitas para tu vida.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X