Seleccionar página

¿Cómo lavar las mascarillas de tela reutilizables?

A estas alturas ya tenemos todos claro el tipo de protección que ofrece cada tipo de mascarilla, pero todos los modelos cumplen una función determinada. Te contamos cómo lavar las mascarillas de tela, tanto a mano como en la lavadora, si has optado por este tipo para tu día a día.

Recuerda, llevar mascarilla es un deber, una responsabilidad y también un acto de solidaridad con los más expuestos al virus.

¿Qué tipo de mascarilla reutilizable puedo usar?

Las personas que están sanas y que no tienen que tener contacto estrecho con ningún enfermo, ni estar en lugares cerrados con mucha gente pueden optar perfectamente por usar mascarillas higiénicas.

mascarillas de tela

Las mascarillas higiénicas no se consideran un producto sanitario pero sí que es un producto de protección que debe respetar ciertas normativas. En este caso son la normativa UNE 0064 para las mascarillas de un solo uso y la UNE 0065 para las reutilizables.

Estas normativas van a regular el material del que están hechas, la eficacia de filtración bacteriana, los lavados que soportan y el modo de fabricación. Todos estos datos se recogen en la etiqueta, así que compruébala antes de hacerte con tu mascarilla.

¿Cómo lavar las mascarillas de tela en la lavadora?

Para lavar las mascarillas en la lavadora lo primero que tendremos que saber es cuántos lavados admite y si ya los hemos superado. Las mascarillas reutilizables no son eternas y hay que respetar su durabilidad.

Una vez comprobado la clave está en la temperatura, puedes lavarla con tu detergente normal pero usa cualquier ciclo en el que el agua esté entre 60 y 90º. Después, sólo tienes que secarlas al sol.

lavar mascarillas tela lavadora

Todos los detergentes contienen tensioactivos, que destruyen la envoltura del coronavirus e impiden que pueda contagiarse.

Puedes poner las mascarillas con el resto de la colada siempre que el resto de prendas aguanten las temperaturas que hemos dicho.

¿Cómo lavar las mascarillas de tela a mano?

En este caso, la clave es la correcta desinfección de la mascarilla porque no contamos con la temperatura para acabar con los virus, así que tendremos que usar algún tipo de viricida.

Lo más común, en este caso, es usar lejía. En el caso de la lejía común, habrá que hacer una mezcla de 28 ml de lejía por cada litro de agua. Se considera lejía común a la que tiene 37 g/l de cloro activo. 

Si estás usando lejía pura la proporción es distinta, es de 1:50. Esto quiere decir que de cada 50 partes, 1 debe ser de lejía. Por ejemplo, en 1 l de mezcla debería haber 20 ml de lejía y 980 ml de agua.

lavar mascarillas tela a mano

Bien, una vez que tenemos la mezcla hecha, sumergimos las mascarillas en ella y las dejamos durante 30 minutos. Pasado este tiempo tenemos dos opciones: podemos meter las mascarillas en la lavadora y hacer un ciclo corto de lavado o seguir lavando a mano.

Si seguimos con el lavado a mano habrá que ponerse guantes porque la lejía estropea bastante la piel. Aquí lo más importante es aclarar muy bien con agua fría para que no queden restos de desinfectante ni de detergente. No es recomendable que uses suavizante en este lavado.

Después de lavarse, lo mejor es tenderlas en un lugar con buena ventilación para que termine de eliminar las partículas que hayan quedado.

Otros tipos de viricidas

Además de la lejía, que es el más común, se pueden usar otros viricidas para desinfectar las mascarillas reutilizables. Así, en el caso de que no haya lejía por problemas de abastecimiento, puedes tener otras opciones para llevar tu mascarilla perfectamente limpia.

La lista de viricidas es muy amplia y, dependiendo de la marca, va a tener unas proporciones de mezcla u otras así que, en cada caso, lo mejor es mirar la etiqueta del fabricante y ver si se puede usar como viricida y cuál es la proporción de mezcla con el agua para que sea efectivo.

En cualquier caso, lo mejor es que uses un solo producto y no los mezcles porque la mezcla podría ser perjudicial para la mascarilla y, lo más importante, para tu salud.

¿Cómo guardar correctamente la mascarilla?

mascarillas-de-tela

Además de conocer cómo lavar las mascarillas de tela es importante también que sepamos cómo guardarlas. De nada servirá lavarlas a conciencia si luego las metemos directamente al bolsillo o las dejamos sueltas en el bolso.

Lo mejor para las mascarillas sucias o húmedas es usar bolsas de plástico con cierre hermético para transportarlas. En este caso, las mascarillas van a filtrar peor y a dificultar la respiración así que hay que lavarlas cuanto antes, de este modo, además, se impide que salga moho u otras bacterias.

Las mascarillas secas y limpias es mejor llevarlas en un sobre o bolsa de papel. Aquí lo importante es que el lugar en el que la guardamos sea transpirable y que nos lavemos las manos cada vez que vayamos a quitárnosla o ponérnosla.

Siempre que la guardes, asegúrate de que el lado exterior queda hacia fuera, de esta manera no se contaminará el interior.

Como hemos dicho, las razones para llevar un tipo de mascarilla u otro son diversas, asegúrate de llevar la más apropiada para cada ocasión. Eso sí, lleves la que lleves, que esté en buen estado para que pueda protegerte a ti y a todos.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X