Seleccionar página

¿Cómo limpiar la secadora?

Siempre repetimos que un mantenimiento periódico de los electrodomésticos es clave para que duren toda la vida. La limpieza es uno de los puntos clave de ese mantenimiento. Así que vamos a ver cómo limpiar la secadora y dejarla como nueva.

¿Cuándo tenemos que hacer la limpieza de la secadora?

La limpieza periódica de la secadora va a depender siempre del uso de la misma. No va a necesitar el mismo mantenimiento una secadora de un hogar en una zona lluviosa, que va a usarse más, que una que se use ocasionalmente. 

Tampoco va a necesitar el mismo mantenimiento la secadora de una familia numerosa que la de una casa en la que sólo viven dos personas. Lo que sí es cierto es que, en todos los casos, hay que limpiar la secadora a fondo de vez en cuando.

Como mínimo, es recomendable hacerlo una vez al año. Si se usa mucho, puedes limpiarla dos o tres veces. Una buena rutina es hacerlo a la vez que la limpieza de la lavadora.

tipos programas lavadora

¿Qué hacer antes de la limpieza?

Antes de ponernos a limpiar la secadora hay que tener en cuenta ciertas cosas. Pueden parecer obvias pero no está de más repasarlas para facilitarnos el trabajo.

Lo primero que hay que hacer es desconectar la secadora de la corriente. Para limpiar la secadora vamos a tener que mirar algunos componentes internos así que lo mejor es desenchufarla o, al menos, apagarla.

También, como es recomendable después de cada secado, hay que vaciar el depósito de agua. Podemos aprovechar que lo vaciamos para limpiarlo un poco.

Por último, hay que comprobar que no hay ropa en la secadora y que está fría porque, de lo contrario, podemos tardar mucho más en hacer la limpieza.

Limpiar el filtro

tipos de secadoras

El filtro de la secadora es una pieza esencial para su funcionamiento, en él se acumulan todos los restos de polvo, tejidos, arena, etc. que no se eliminan durante el lavado.

Para limpiar el filtro sólo hay que sacarlo y, con una aspiradora o con un paño húmedo, limpiarlo hasta que no quede ni un resto. Es importante hacerlo regularmente para que no afecte al funcionamiento del electrodoméstico.

El filtro suele estar dentro del tambor y normalmente es muy fácil de quitar. Su desmontaje dependerá del modelo de tu secadora, para saber cómo hacerlo lo mejor es que leas el manual de uso.

Limpiar los sensores de humedad

Para ello hay que localizar los sensores de humedad. Unas piezas de acero inoxidable que se encuentran dentro del tambor. Su misión es detectar cuánta humedad tiene la colada.

Después de algunos usos, en los sensores, se pueden acumular cal o restos de detergente y afectar al uso de la secadora. Si no están limpios puede que nuestra ropa no salga totalmente seca.

Para limpiarlos, sólo hace falta aplicar un trapo húmedo o con algo de detergente y después secar con un paño seco o con papel de cocina.

El depósito de agua

agua fuente salud

Como ya dijimos, el depósito hay que vaciarlo tras cada uso o después de unos pocos usos porque si se llena totalmente, la secadora no funciona. Ese es un buen momento para limpiarlo.

Podemos limpiarlo en el fregadero con un poco de agua y jabón. Antes de volverlo a instalar hay que esperar a que se seque o secarlo con un paño. 

En las secadoras que tienen salida de agua al exterior no hay que hacer este paso porque no hay depósito de agua.

El condensador

La limpieza del condensador se debería hacer cada mes o cada dos meses porque es el responsable del calor que recibe nuestra ropa y, si está sucio, puede afectar al tiempo de secado.

Existen secadoras con función de autolimpieza del condensador, otras en las que esta pieza es extraíble y otras en las que no. Es muy importante conocer cómo es tu secadora para realizar este paso.

lavadora secadora

Una vez descubierto, para limpiarlo, puedes extraerlo o bien limpiar sin desinstalarlo, lo más importante es no usar utensilios duros ni estropajos porque se puede romper con facilidad. Lo mejor es usar una bayeta con agua o la mano porque es una pieza muy delicada.

Existen secadoras en las que el condensador se limpia mediante autolavado. Sin embargo, no todos son ventajas ya que, en estos modelos, para limpiar el sistema se necesita a un profesional. Suele estar en lugares de difícil acceso y se necesita desmontar ciertos componentes.

Limpiar el tambor

En este paso sólo hay que repasar la superficie del tambor. En el tambor no se suele acumular mucha suciedad porque la mayoría se dirige al filtro, aunque puede acumularse cal.

Podemos usar lejía, detergente, vinagre o productos especializados pero hay que recordar que no debemos usar estropajos ni utensilios afilados o puntiagudos.

programas secadora teka

El exterior de la secadora

El exterior no va a afectar al funcionamiento de la secadora, claro. Pero es la clave para que tu cocina se vea perfecta. Y eso también es importante.

Igual que para el tambor puedes usar los productos de limpieza más comunes pero no debes usar productos que puedan estropear la superficie.

Tengas la secadora que tengas, vas a tener que limpiarla de vez en cuando. Tu ropa, tu electrodoméstic, tu bolsillo y tu hogar lo agradecerán.

 

 

Indicate in which country or region you are to see specific content. X