Seleccionar página

Trucos para quitar el mal olor de la ropa

A veces pasa, por mucho que metas una prenda en la lavadora sigue oliendo mal. Puede haber varias causas: ropa deportiva que huele a sudor, toallas que huelen a humedad aunque estén secas… ¿Cómo quitar el mal olor de la ropa? Pues basta con que sigas leyendo porque te vamos a contar unos cuantos trucos para lograr ese reconfortante olor a limpio en toda tu ropa.

1. Comprueba la lavadora

Sí, muchas veces el verdadero problema es la lavadora, no tu ropa. Como todos los electrodomésticos necesita un mantenimiento periódico y, entre otras cosas, hay que limpiarla a fondo.

Esta limpieza es recomendable hacerla cada tres meses y, como verás, no te costará mucho esfuerzo. Asegúrate de que el tambor está seco, puedes escoger el producto que mejor te parezca para la limpieza: productos específicos para el tambor, lejía para la ropa, bicarbonato, vinagre…

limpiar filtro lavadora

Echa el producto en la lavadora y usa un programa de lavado con el agua a 90º. Cuando haya terminado el ciclo, repasa la goma del tambor por si hay suciedad acumulada y luego limpia el filtro.

2. El aire libre hace maravillas

Secar las prendas al aire libre no sólo ayuda a quitar los malos olores, sino que ayuda a prevenirlos. Eso sí, hay que tener en cuenta los lugares y las horas porque la ropa, cuando se seca, también coge olores más fácilmente. Es decir, no tiendas si tu vecino de abajo está cocinando sardinas.

También hay que tener cuidado porque, si dejas mucho tiempo la ropa al sol, los colores se desvanecerán y los tejidos pueden llegar a deteriorarse.

3. Un nuevo uso del bicarbonato

Ya conoces el uso del bicarbonato como un potente quitamanchas, pero además también sirve para eliminar los olores de tu ropa. Además puedes usarlo de varias maneras y combinarlo con otros remedios como el vinagre.

tipos programas lavadora

Para prendas enteras como sábanas o toallas puedes hacer una mezcla de agua con un poco de bicarbonato en un barreño y sumergir ahí la prenda unos 20 min. Después, puedes lavarla en un ciclo corto de la lavadora.

Para quitar el olor de determinadas zonas de una prenda, como las axilas, puedes esparcirlo en seco y dejar que actúe unos minutos o hacer una mezcla más concentrada de bicarbonato y agua para aplicarlo sobre la zona.

4. El vinagre, otro todoterreno

Como en el caso del bicarbonato, el vinagre es otro producto que sirve para quitar manchas de la ropa, para limpiar tus electrodomésticos y para eliminar los olores de la ropa, un tres en uno.

Puedes añadir un poco de vinagre en el cajetín del suavizante a la hora de poner la lavadora, no te preocupes por el olor porque desaparecerá en cuanto la ropa esté seca.

También puedes añadir 1/3 de una taza de vinagre a un barreño con agua y sumergir la ropa durante 15 minutos. Después de esto, solo tienes que aclararla y secarla. Si el agua está muy caliente, no tienes ni que sumergirla, coloca la ropa estirada cerca del barreño y el propio vapor de agua y vinagre ayudará a que desparezcan los olores.

como instalar lavadora

 

5. El amoniaco es infalible

Además de desinfectar y acabar con hongos y bacterias, el amoniaco es muy eficaz para quitar el mal olor persistente de la ropa. No obstante, hay que ser muy cautos con su aplicación.

Se puede añadir un chorrito de amoniaco en el cajetín de la lavadora pero hay que tener cuidado y usarlo sólo en prendas blancas o que admitan altas temperaturas.

También pueden diluirse 5 cucharadas de amoniaco en un litro de agua y pulverizar la prenda o la zona afectada con la mezcla. Después hay que dejar que la prenda se seque al aire libre y el mal olor se habrá ido.

6. La lejía para la ropa blanca

lavadoras carga superior

Como en el caso del amoniaco, la lejía es un desinfectante estupendo y, además combate los malos olores y esas manchas que parecen imposibles de quitar pero hay que tener mucho cuidado.

En las prendas de color está totalmente desaconsejado porque las decolora y habría que volver a tintarlas. En las prendas blancas, sin embargo, es ideal, pero si usas mucha cantidad o la usas demasiadas veces pueden salir manchas amarillas.

Para quitar esas manchas amarillas puedes recurrir (sí, efectivamente) al bicarbonato.

7. El congelador funciona también

temperatura frigorífico

Aunque te parezca increíble el congelador también acaba con los malos olores. Los malos olores están causados por bacterias y el congelador acaba con esas bacterias así que también acaba con el mal olor.

Solo hay que meter las prendas en bolsas herméticas y meterlas en el congelador durante 40 minutos, una vez pasado este tiempo nada más tienes que sacarlas y tenderlas para que el aire haga el resto del trabajo.

8. El remedio exótico del aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té tiene muchísimas propiedades. Es un insecticida magnífico, ayuda al cuidado de la piel, alivia la congestión nasal y es un antibacteriano muy eficaz. Como ya sabemos que el mal olor tiene origen bacteriano, este aceite nos puede ayudar.

Hay que mezclar medio vaso de agua y dos cucharadas en un pulverizador y rociar la zona que huela mal con la mezcla, tras esto dejamos secar al aire libre y ya está.

Como has visto, hay innumerables remedios para acabar con los malos olores y también para prevenirlos. No te deshagas o dejes de usar tus prendas favoritas o del gimnasio sólo porque creas que no puedas quitar el mal olor de la ropa.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X