Seleccionar página

¿Qué mantenimiento del termo eléctrico hay que hacer?

Queremos que nuestros electrodomésticos nos ayuden en nuestro día a día y para ello, a veces hay que sacarles el máximo partido. Pero también queremos que nos duren mucho y aquí el mantenimiento es esencial. Hoy vamos a ver cómo hacer el mantenimiento del termo eléctrico para que nos dure más.

Mantenimiento profesional

Aunque haya muchas cosas que seguramente puedas hacer tú sin ninguna ayuda y aunque seas un manitas y te hayas encargado incluso de la instalación, siempre es recomendable que un profesional revise el termo de vez en cuando.

termo electrico casa

Las revisiones por parte de un profesional tienen un tiempo indeterminado, se deben realizar siempre que haya una avería importante o que creamos que no somos capaces de arreglar. 

También hay que hacer una revisión periódica cada 5 años y comprobar si es necesario hacer algún cambio de piezas. A medida que pase el tiempo quizá sea necesario ampliar esas revisiones y hacerlas cada 2 años, dependerá del cuidado del electrodoméstico y del uso que le demos.

¿Cómo puedo contribuir al mantenimiento?

Además de los controles que se pueden hacer del funcionamiento del termo, podemos ayudar al mantenimiento profesional de varias maneras.

como elegir termo electrico

Lo más importante es el conocimiento y el control rutinario del aparato. Podemos detectar ruidos raros o cambios de temperatura anómalos que ayuden al técnico a detectar el problema.

De la misma manera podemos detectar fugas y roturas en los distintos elementos del termo. Si pasa eso, también podemos optar por cerrar la llave de paso y vaciar el termo para que cuando llegue el técnico se ponga directamente a trabajar con la avería.

Para vaciar el termo, la opción más fácil es cerrar la llave de entrada y abrir el agua caliente hasta que estemos seguros de que está vacío por completo.

¿Qué podemos hacer nosotros?

como instalar termo

Además de las revisiones periódicas por parte de un profesional, nosotros podemos hacer un mantenimiento del termo eléctrico regular que, sin duda va a ayudar a que nos dure mucho más.

Lo primero que tenemos que saber es cómo trabaja nuestro termo y para ello es fundamental conocer la dureza del agua de nuestra región. La dureza del agua va a influir en la carga de trabajo de nuestro electrodoméstico y, para conocerla, lo mejor es preguntar a la compañía con la que tenemos contratado el suministro.

como elegir termo electrico

Otra de las cosas que podemos hacer es una revisión cada 6 meses. Esta revisión puede ser superficial pero es importante comprobar que no hay fugas, que no hay piezas rotas y que el termo funciona a la perfección.

Desconectar el termo

Antes de emprender cualquier tarea de mantenimiento tenemos que tener en cuenta que el termo funciona con electricidad y que vamos a trabajar con agua así que es esencial desconectar la fuente de alimentación en cualquier tarea.

como elegir termo electrico

De la misma manera será fundamental desconectar el termo cuando no vayamos a usarlo por un periodo largo de tiempo, por ejemplo, en nuestras vacaciones. De esta manera evitamos averías que no podemos controlar porque no estamos en casa y también ahorramos un dinero.

Sustituir el ánodo

Esta es otra de las tareas de mantenimiento que podemos hacer sin problema. El ánodo es una pieza del termo que se suele deteriorar por efecto de la cal del agua. El tiempo de sustitución va a depender de la dureza del agua, por eso es importante conocerla.

Generalmente, están protegidas, pero de igual manera conviene revisarlo cada cierto tiempo y aprovechar esta tarea para cambiar a su vez los filtros si fuera necesario.

Para cambiar el ánodo lo más importante es vaciar el termo como te hemos dicho anteriormente, después de esto hay que desconectarlo de la corriente para trabajar con total seguridad.

Una vez que lo hayamos hecho hay que desatornillar la tapa superior, en ese momento tendremos acceso al cableado. La mayoría de termos permiten desatornillar el cableado sin desmontarlo pero, si tuvieras que quitar las conexiones, haz una foto antes para dejarlas luego tal y como están.

como elegir termo electrico

Una vez que hemos quitado el cableado tendremos acceso a la cubeta y ya veremos una barra metálica en su interior: esa barra es el ánodo. Lo único que tenemos que hacer es desatornillarla y sustituirla por otra.

Antes no hemos tenido que asegurar que el nuevo ánodo es compatible con nuestro termo, para ello lo mejor es preguntar en el establecimiento en el que lo hemos comprado, de esta manera nos evitamos sorpresas y, sobre todo, alargamos el uso tanto de nuestro termo como del propio ánodo.

El ánodo debe cambiarse periódicamente pero es algo que debemos revisar cada vez que notemos que nuestro termo no funciona correctamente.

Otras tareas que podemos hacer

Además del ánodo hay otras piezas que hay que revisar cada cierto tiempo. Una de ellas es la resistencia, que también se ve afectada por la cal del agua. No obstante, en este caso, la sustitución es más delicada y conviene delegar en un profesional.

También debemos resetear el termostato de vez en cuando para que no presente problemas en cuanto al cálculo de temperatura. Para evitarlo, hay que usar la temperatura recomendada y no la máxima del termo porque puede hacer que no funcione bien.

Otra de las cosas que podemos hacer periódicamente es purgar el termo. Para ello es necesario quitar la válvula de seguridad, abrir los grifos, dejar que se vacíe de aire y de agua y volver a cerrar. En el manual de usuario encontrarás los pasos necesarios para purgar el termo.

Como ves, el mantenimiento del termo eléctrico consta de tareas sencillas que no te costarán mucho trabajo y que te van a permitir sacar el máximo rendimiento a tu termo, que al final es de lo que se trata cuando lo adquieres para tu hogar.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X