Seleccionar página

Gas, inducción o vitrocerámica: ¿qué tipo de cocina necesitas?

7 noviembre, 2019
ConsejosInspiración

A la hora de elegir tus electrodomésticos debes tener en cuenta las necesidades reales de tu hogar o negocio. El tipo de cocina que pongas debe ajustarse a tu presupuesto y a otros factores, como la eficiencia energética.

No es lo mismo cocinar en un bar de tapas o en un restaurante que para una familia de pocos miembros o una persona. Elegir una cocina de gas, placas de inducción o vitrocerámica dependerá de estos factores y de las características concretas de cada tipo de cocina e instalaciones.

Cocina de gas

Son las más tradicionales. Se alimentan de gas butano o gas natural y los fogones se integran en una placa metálica. Pueden estar superpuestas en la encimera o empotradas mediante una hondonada del mueble.

que placa cocina comprar

La ventaja fundamental es la rapidez, ya que tarda menos en calentar los alimentos debido a que la fuente de calor da directamente sobre el recipiente. Son las más baratas, en comparación con las placas vitrocerámicas o la cocina de inducción. La cocina de gas se puede utilizar con cualquier tipo de menaje y es efectiva con todos ellos. Además, no consume energía eléctrica, por lo que su uso es más económico.

La desventaja de estas cocinas se presenta al momento de limpiarlas, ya que hay que desmontar todos los elementos para una limpieza adecuada. Además, la combustión del gas ensucia las paredes y los muebles.

Es necesario un mantenimiento adicional por un profesional cualificado, para comprobar su seguridad y que no sufran escapes. A nivel de seguridad, es más fácil que se produzcan quemaduras. Pero los resultados en cuanto a cocción son los más satisfactorios y es la opción preferida por los negocios hosteleros.

Cocina de inducción

Estas placas  funcionan mediante un campo magnético que provoca el calentamiento del recipiente cuando entra en contacto con él. Esto provoca que solo se caliente el recipiente, no la placa, y por tanto, no existe el calor residual. Por este motivo necesitan un menaje especial para funcionar, con fondo ferromagnético.

que placa cocina comprar

Las placas de inducción han sido las últimas en salir al mercado y, por lo tanto, su precio suele ser más elevado que otras opciones, dadas sus posibilidades adicionales. Sin embargo, una vez que hayas hecho el desembolso inicial, podrás ahorrar en tu factura de luz, ya que consumen menos energía que las vitrocerámicas.

Otro punto fuerte de las cocinas de inducción es la seguridad. Es muy difícil sufrir quemaduras, ya que el cristal de la placa no se calienta. Se limpian fácilmente y son muy decorativas, por sus diseños modernos y actuales.

Cocina vitrocerámica

En este caso, el cristal vitrocerámico se calienta debido a la generación de calor producido en unas resistencias eléctricas que se encuentran situadas bajo la placa. El calor, por tanto, pasa de la resistencia al cristal y de esta al recipiente.

que placa cocina comprar

La placa permanece caliente cuando acabamos de cocinar y por un tiempo más o menos prolongado. En ese espacio de tiempo, existe el riesgo de quemaduras directas, sobre la piel o sobre un utensilio.

La cocina vitrocerámica tiene un consumo más elevado de energía que la cocina de inducción, aunque puedes aprovechar el calor residual. Actualmente, existen muchos modelos con alta eficiencia energética para paliar estos efectos. Podrás utilizar tu placa vitrocerámica con un amplio abanico de cazuelas y sartenes, aunque tendrás que evitar materiales como el barro y el hierro.

¿Cuál usar? Criterios para elegir tu cocina

Ahora que ya sabes la diferencia entre los diferentes sistemas para cocinar, te estarás preguntando cómo elegir la que mejor se ajusta a tus necesidades. Para acertar en tu elección, debes fijarte en estos parámetros:

El consumo energético

Las placas de inducción y las cocinas de gas tienen un consumo más económico generalmente que las vitrocerámicas. Aunque la inducción es más cara, a la larga recuperarás la inversión con un menor desembolso en tu factura de la luz.

La comodidad al limpiar

Las placas vitrocerámicas y de inducción se limpian más fácilmente que las de gas. Con un producto específico y casi sin esfuerzo mantendrás tu placa tan brillante como el primer día de una forma rápida y eficaz.

Combinaciones

Si no quieres prescindir del gas pero para las necesidades de tu hogar y el día a día prefieres la inducción, existen modelos que combinan ambas funciones. Además, algunos modelos logran ahorrar hasta un 25% en energía en comparación con cocinas similares más antiguas, reduciendo además las emisiones de CO2.

La rapidez para cocinar

que placa cocina comprar

Las cocinas de gas son, con diferencia, más rápidas cocinando. Por eso es la opción elegida por los locales de restauración, donde la rapidez es importante. Normalmente en las cocinas familiares no existe la misma presión para la salida de los alimentos. Pero también debes valorar tu tiempo disponible y tu gusto por cocinar.

La estética

Puedes encontrar cualquiera de los tipos de cocina en diseños muy actuales, donde se combina el cristal con acero inoxidable. Aunque los diseños de las placas de inducción siguen siendo los más innovadores.


Y tú, ¿cuál prefieres usar?

Antes de decidir el tipo de cocina que quieres, debes valorar todos estos factores. Elige la mejor opción dependiendo del uso que vayas a darle y de tu presupuesto, tratando de pensar a largo plazo para economizar tu inversión, sin decir adiós a tu comodidad y bienestar.

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X