Seleccionar página

Hacia la eficiencia energética en la cocina

18 marzo, 2019
Inspiración

diseño-cocinas-eficiente

Nuestro entorno en el hogar no es ajeno a la necesidad de cambio. Cada vez más diseños están orientados a mejorar la conexión con el medio ambiente y a lograr una mayor eficiencia energética, donde todos ganan: nuestros bolsillos y, sobre todo, el planeta.

La cocina es el motor de la casa y hay muchas formas en las que puedes encontrar sintonía entre las necesidades propias de tu hogar y un entorno más amable de consumo y diseño con el medio ambiente.

Luz natural como mejor opción

Siempre que sea posible conviene tener en cuenta la luz natural en la cocina. Un elemento que aportará calidez pero con un sentido práctico a la hora de cocinar y pasar allí nuestro tiempo.

Trata de elegir ventanas grandes para la estancia, si la disposición de la cocina lo permite. Otra excelente opción es tener un tragaluz o incluso varias claraboyas. La luz solar entrará directamente desde el techo creando un ambiente confortable y minimizando el uso de luz eléctrica.

En el caso de la instalación de las ventanas, opta por las que puedan aislar mejor la temperatura. Una inversión que, a medio y largo plazo, influirá directamente en tu factura de la calefacción.

Diseñando tu espacio

El uso de materiales con acabado natural puede ayudarnos a crear un ambiente en armonía con el medio ambiente. La madera como uno de los protagonistas de la cocina abre un importante abanico de posibilidades, desde un tono rústico a acabados más elegantes y modernos.

diseño cocinas luz

No sólo podemos emplear madera en los muebles o como decoración en columnas y paredes. El suelo también puede ser un gran aliado para lograr el efecto que buscamos. Cada vez hay más suelos de madera reforzados para resistir la actividad de una cocina, sin la necesidad de cuidados a los que nos tenían acostumbrados en casa (tranquilos, ya no hace falta pasear con dos mopas en los pies a diario).

Los pequeños detalles de decoración también nos ayudarán a crear un ambiente más natural. Puedes incorporar plantas naturales a la cocina. La gran selección de plantas que existe te permitirá encontrar las adecuadas según las condiciones de tu cocina. Y sí, si tienes la sensación de que sin querer acabas hasta con los cactus que pasan por tus manos, las plantas artificiales son una excelente opción.

Electrodomésticos para cuidar de nuestro entorno y nuestro bolsillo

La mejor manera que tenemos para ahorrar energía y llevar a cabo un consumo más eficiente es, sin duda, el uso responsable de nuestros aparatos eléctricos.

En todos los casos es recomendable tener electrodomésticos modernos, porque su clasificación energética será mejor y más eficiente. Por lo tanto, ahorraréis energía, tiempo y dinero. Pero como cambiar a la vez todos tus aparatos eléctricos es complicado, ten en cuenta también otros detalles para lograr un mejor consumo:

Hornos: Durante su uso, aprovecha la luz del horno para observar el aspecto de la comida en el interior sin necesidad de abrirlo. Así no se perderá la temperatura interior. Muchos hornos están ya preparados para mejorar el consumo eléctrico con un ahorro de hasta el 20% en la factura de la luz, comparado con hornos convencionales gracias a su clasificación energética A+.

Frigoríficos: Uno de nuestros elementos indispensables, permanentemente en funcionamiento. Existen opciones en el mercado con un notable aprovechamiento energético. No sólo por su etiqueta de eficiencia, si no también por la división de los propios espacios dentro del frigorífico para optimizar la temperatura.

Hoy ya cuentas con frigoríficos que tienen compartimentos específicos para carnes, pescados, frutas y verduras, conservándolos frescos por más tiempo. Además, los modelos con sistema TempGuard hacen que la temperatura esté siempre baja, a través de unos sensores localizados en el interior del frigorífico que mantienen la temperatura estable y constante.

Si no es posible que adquieras un frigorífico nuevo, puedes tratar de minimizar el gasto con otros detalles: comprueba que los cierres de las puertas funcionan correctamente y que las gomas de los marcos aún están intactas. También evita meter alimentos que estén aún calientes dentro del frigorífico. Así evitarás que la temperatura del interior aumente y que tenga trabajar más para enfriarla, y por tanto consumir más.

Placas: intenta usar siempre el tamaño de quemador acorde con el tamaño de recipiente. Parece un detalle insignificante, pero todo tiene un efecto en la factura a final de mes. También puedes jugar con las diferentes temperaturas: si necesitas hervir agua, no es necesario mantener la ebullición con una temperatura constante, puedes bajar la intensidad del fuego una vez esté hirviendo.

cocina eficiente

Otros electrodomésticos, como cafeteras o microondas, deberían permanecer desenchufados para optimizar su consumo. Con frecuencia tienen un gasto adicional de energía debido a los relojes que incorporan, mantenimiento de temperatura, etc. Basta con desenchufarlos o apagar la regleta donde estén enchufados para ahorrar un poco más de luz.

Puedes elegir tus electrodomésticos en acabados que contribuyan a una limpieza más fácil sin dejar de combinar con el resto de tu cocina. Muebles de madera, con una amplia gama de tonos, combinarán a la perfección con electrodomésticos negros o en acero inoxidable, incluso cuando queramos resultados globales más rústicos.

¿Agua? Sí, pero con moderación

No nos olvidamos de otro de los elementos habituales en tu cocina: los lavavajillas. Consumen menos agua y tiempo del que empleamos lavando a mano. Normalmente era necesario cargar lo máximo que fuera posible el lavavajillas para no desperdiciar energía y agua. Pero los modelos más modernos incluyen sensores que identifican directamente la cantidad de vajilla y suciedad. De esta forma, no malgastan agua a pesar de que no esté completamente cargado.

En el caso de los fregaderos, hay disponibles grifos con regulador de caudal, porque no siempre necesitamos la misma cantidad de agua. Otra buena opción para los grifos monomando es acostumbrarnos a dejarlo en la posición de agua fría: no usemos el agua caliente si no es necesario.

Con pequeños detalles en nuestro día a día podemos echar una mano para conservar el medio ambiente, educando a los nuestros en la eficiencia energética. Y también nos beneficiaremos de medidas que nos ayudarán a ahorrar cada mes. Os animamos a que apuntéis vuestro consumo este mes y, después de adoptar alguna de las medidas que os proponemos, comprobéis si habéis conseguido ahorrar unos euros. Cambiando pequeños hábitos se pueden conseguir grandes cosas. Renovando tu antiguo electrodoméstico por otro más eficiente conseguirás ahorrar hasta un 20% en tus facturas y lograrás amortizarlo rápidamente, y además el planeta te lo agradecerá.

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X