Seleccionar página

¿Cómo lavar los bañadores y bikinis sin estropearlos?

Ya está aquí: ha llegado el tiempo de tomar el sol, de disfrutar del sol, de la playa y de los chapuzones. Vamos a someter a nuestros bañadores y bikinis a cambios de temperatura, de humedad y vamos a pedirles que nos den el máximo, pero ¿sabes cómo lavar los bañadores y bikinis para que te duren impecables todo el verano?

Prevenir mejor que lamentarse

El primer paso se da nada más llegar de la tienda. Los bañadores suelen tener colores vivos así que el primer paso va a ser meterlo en remojo con un poco de vinagre para que los colores queden fijados y sea más difícil que se pierdan.

A la lavadora

lavar-bañadores-y-bikinis-estropeados

Este puede ser el primer fallo que cometas. Llegas de la playa o de la piscina y, mientras te duchas, aprovechas y aclaras el bañador. Eso es un fallo, los bañadores, como la ropa interior, se lavan después de cada uso.

Pero entonces, ¿cómo lavar los bañadores y que no se estropeen? Pues como cualquier prenda delicada, es mejor no meterlo a diario en la lavadora. Así que lo que hacemos es un lavado a mano con jabón neutro y aclarando bien para que no quede ningún resto.

Una vez por semana sí que podemos meterlos en la lavadora. Es buena idea hacerlo dentro de una bolsa de tela o de una funda de almohada para que se estropeen lo menos posible. Usaremos además el programa para prendas delicadas.

Después de lavar

No, no hay que escurrir y retorcer los bañadores y los bikinis antes de secarlos. Si lo haces la tela perderá su elasticidad y su forma. La tela se da de sí y luego no queda tan bien cuando te lo pones.

lavar-bañadores-y-bikinis-estropeados

¿Qué hacemos? Podemos poner el bañador entre dos toallas para quitarle el exceso de humedad antes de tenderlos o bien puedes secarlo tal cual, sin quitarle nada, ten en cuenta que es una prenda hecha para el agua.

Por supuesto, tampoco hay que planchar los bañadores, sobre todo porque suelen estar hechos de telas sintéticas que se deterioran con la plancha.

Cuidado con el sol

Seguro que alguna vez te ha pasado que vas a agarrar el bañador de la cuerda y está totalmente acartonado. Bien, aquí el problema está en las horas de sol que le da a la prenda.

Lo mejor es tenderlo a la sombra y con el estampado hacia fuera para evitar que el exceso de sol acabe con los colores y deje la prenda envejecida en poco tiempo.

La importancia de la rotación

Esto es obvio: cuanto menos uses tu bañador favorito, menos se va a estropear.

Es importante que tengas un repuesto, o varios, y que los vayas rotando, siempre cumpliendo las indicaciones anteriores, así vas a alargar la vida de todos los que uses y te durarán una temporada tras otra.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X