Seleccionar página

Descubré cómo limpiar el granito de encimeras y fregaderos

El granito es un material muy resistente y con un acabado espectacular, pero también es muy poroso así que, en ocasiones, cuesta dejarlo reluciente. Si actúas con rapidez llegado el ccaso y usas los productos correctos vas a poder disfrutar de encimeras y fregaderos de granito con un aspecto casi, casi como el primer día. Solo tienes que saber cómo limpiar el granito de la mejor forma. O por lo menos poniéndole ganas.

La prevención es fundamental

El granito es un material poroso, por lo que va a absorber cualquier líquido que le caiga. Es también un material sensible a la erosión y a las temperaturas altas. 

escurridor de fregadero de granito

También es cierto que las encimeras y fregaderos de granito vienen sellados de fábrica con un producto que tarda unos 15 años en desaparecer. Durante ese periodo estarían más protegidos. No obstante, este material desaparece mucho antes si no se cuida. Progresivamente, se van aprovechando las cualidades de los materiales cada vez más para una resistencia mayor, pero eso os lo contamos más abajo, que ya estamos haciendo spoilers.

La prevención se vuelve una parte importante del cuidado de la encimera y el fregadero. Por ejemplo, el azúcar de las bebidas puede acabar estropeándolos. Para evitar derrames, es mejor usar un posavasos. Lo mismo para las bebidas gaseosas, porque contienen ingredientes que pueden ser corrosivos. En el caso de los fregaderos, si echamos estas bebidas, lo mejor es abrir un poco el grifo para que no quede nada.

Cuidado con el calor

Tampoco es buena idea dejar ollas y sartenes muy calientes sobre ellos, porque el calor extremo puede dañar su aspecto, mejor ponerlas sobre un salvamanteles en el caso de la encimera o esperar a que se atemperen antes de echarlas al fregadero, como normal general.

fregadero de granito con grifo de cocina

La importancia de la bayeta

Tan importante como el producto utilizado es el utensilio con el que lo vamos a aplicar. Esto suele estar claro en casos como el del cristal de las ventanas o el aluminio, pero en el caso del granito corremos el riesgo de pensar que lo aguanta todo y hombre, resistente es, pero tampoco hay que forzar.

Hay que evitar usar productos que puedan deteriorar o erosionar el granito para evitar que, poco a poco, pierda su brillo y sus cualidades naturales, de modo que usaremos productos suaves. Trataremos de no usar, por ejemplo, los rascadores, los estropajos de aluminio u otros productos por el estilo. Para la limpieza del día a día o para las limpiezas ocasionales, cuando se haya derramado algo, lo mejor es usar una bayeta de microfibras o un paño. 

encimera-y-fregadero-granito

Si vas a hacer una limpieza en profundidad, usa algún tipo de esponja o estropajo que sean suaves. Siempre teniendo en cuenta que los estropajos de aluminio no son recomendables para el granito. En general, ten en mente también que no conviene dejar que las manchas se sequen y resequen en las superficies. Tener tu encimera o fregadero hechos un cuadro de Pollock no solo no es agradable por estética, también es poco recomendable por higiene y porque luego te costará más quitarlas.

Limpiar encimeras y fregaderos de granito

Para la limpieza diaria lo primero que hay que hacer es despejar la encimera o el fregadero, de esta manera evitamos los accidentes mientras limpiamos. Las migas y partículas secas de comida es mejor quitarlas con un papel de cocina antes de ponernos a limpiar. Una vez que hemos hecho esto sólo hay que coger una bayeta con agua tibia y jabón y vamos limpiando, con movimientos circulares, toda la superficie y aclaramos con otra bayeta con agua.

jabón quitar manchas

Si quieres desinfectar, lo mejor es que utilices un producto específico para granito o incluso que eches un poco de alcohol en la bayeta junto al agua y al jabón. Dosifica bien el alcohol porque podría absorberse y dar sabor a los alimentos cuando cocines.

No uses productos abrasivos o ácidos como el vinagre y el limón, ni tampoco productos que contengan peróxido de hidrógeno. A pesar de que son productos muy eficaces, a la larga, pueden dañar tu encimera.

Una limpieza más a fondo

La limpieza diaria debería bastar para la conservación de la encimera y el fregadero pero, en ocasiones, necesitamos un poco más. Para esto tenemos dos opciones: podemos recurrir a profesionales que limpien a fondo con vapor de agua o podemos hacerlo nosotros.

fragadero granito blanco sobre encimera negra

Si hemos decidido ocuparnos nosotros de la tarea hay que repasar a fondo todos los rincones. Para limpiar encimeras de granito en forma de U o de L hay que prestar atención a las juntas. Si algún día se te pierden las llaves en casa o la cartera, asegúrate de mirar si están en las juntas. Es tremenda la cantidad de suciedad que se puede acumular en estas juntas, que suelen ser de metal. Usa un cepillo de dientes usado para quitarla toda porque es un foco de suciedad importante, insistimos.

La evolución del fregadero

En el caso del fregadero, las juntas suelen ser también una zona sensible a la que hay que prestar especial atención. Raspa con un cepillo lo que no puedas quitar con el estropajo para evitar que se acumule mucha suciedad.

Para el resto de la superficie, puedes usar un producto específico o hacerlo tú mismo. Para hacer una solución efectiva prueba a diluir 3 partes de agua por 1 parte de alcohol de desinfectar y ½ cucharadita de jabón para la vajilla. El resultado será un producto que te ayude a desinfectar y a quitar la grasa.

Los fregaderos evolucionan y no solo hay posibilidades que directamente repelen el agua para no dejar esas clásicas manchas, sobre todo allí donde hay más cal; sino que son ultraresistenes a arañazos y golpes, antihuellas y con capas extra de protección más allá de su dureza: para ayudarte a una limpieza antibacteriana. Que ahí tienes una cosa menos de la que preocuparte en la cocina, dicho de otra forma.

Manchas más difíciles y brillo

Para quitar las manchas persistentes y las manchas de grasa, haz una pasta con bicarbonato de sodio —ya sabéis que en este blog hay auténtica devoción por el bicarbonato… y por Faulkner— y agua y añádele un poco de jabón para la vajilla. extiéndela en círculos sobre la mancha y deja que actúe unas horas. Después sólo hay que limpiar la pasta con una bayeta con agua caliente.

fregadero granito

Para volver a abrillantar la encimera y el fregadero, puedes hacer una mezcla con media cucharada de vaselina y una cuchara sopera de vinagre blanco diluidos en agua. Esta mezcla se aplica con papel de cocina haciendo círculos sobre la superficie, como en Karate Kid.

Para terminar, conviene contactar con un profesional cada 5 años para resellar el granito y así siempre va a lucir como recién estrenado.

Saber cómo limpiar el granito en encimeras y fregaderos y dejarlo reluciente es una cuestión de higiene y de estética. Son de los elementos más visibles de nuestra cocina y mantenerlos en las mejores condiciones nos proporcionan un obvio placer visual y un entorno agradable donde estar con las manos en la masa.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X