Seleccionar página

Por qué incluir un teppanyaki en tu cocina

El teppanyaki es una de las herramientas fundamentales en muchas cocinas. Esta plancha o parrilla japonesa ha viajado mucho más allá de las fronteras del país asiático para presentarse como una eficaz técnica de cocina. Se trata de un elemento versátil que conserva el sabor de los alimentos y contribuye a que llevemos una dieta más sana, así que solo queda asimilarlo como una herramienta más en la cocina y adentrarnos un poco más en su mundo de posibilidades.

¿Por qué es tan popular?

mano girando una rueda para encender placa teppanyaki

El uso de la plancha en cocina no es ningún secreto, pero la excelencia alcanzada por los japoneses con su uso es todo un arte llevado a la cocina. Un chef que logre dominar los secretos del teppanyaki no es nada común y en realidad esta técnica de cocina en sí puede suponer preparar platos sencillos, pero también algunos realmente complejos, buscando un equilibrio de sabores. Su creación se da a mediados del siglo XX, como ya os contamos, y se vuelve notablemente popular entre los soldados en la II Guerra Mundial.

Diferencias entre hibachi y teppanyaki

La popularidad de ambas cocinas se extiende ya por todo el mundo pero, a pesar de reunir elementos comunes, no son lo mismo y con frecuencia puede llevar a equívoco. El hibachi se alimenta de carbón, esencialmente, aunque en los restaurantes modernos también se utiliza la electricidad como fuente de alimentación, porque la potencia que pueden alcanzar actualmente permite temperaturas muy altas. La superficie sobre la que se cocinan suele ser una parrilla. En el teppanyaki, sin embargo, hablamos de un concepto más similar a la plancha, donde se cocina sobre una superficie plana a altas temperaturas.

brochetas de pollo sujetas con una pinza y cocinándose en una placa teppanyaki

En ambos procesos los comensales pueden estar muy cerca del cocinero, por lo que la dosis de espectáculo, gracias a la destreza del chef, está garantizada.

Ventajas del teppanyaki

El teppanyaki cuenta con un buen número de ventajas como para convertirse en una herramienta más para cocinar en el hogar. Adquirir un teppanyaki para tu cocina, básicamente significa:

  • Acceso a una cocina saludable. Los alimentos se cocinan sin aceite o con muy poco, pero quedan bien hechos. Hay muchas, muchísimas recetas que admiten este tipo de cocinado. Puedes usar ingredientes que quizá son menos habituales en tus recetas, como marisco o determinados tipos de pescado, así como verduras. Será como darle una vuelta a los sabores que conocías, beneficiando además a tu salud y dieta, sea o no baja en calorías. El teppanyaki se presta a experimentar creando nuevas recetas —y mejorarlas inventando tus propias salsas—. Es una fuente de inspiración que rara vez decepciona.

persona echando aceite en una placa teppanyaki

  • El sabor es un punto que no podemos pasar por alto. El teppanyaki otorga un gusto y una textura a los alimentos delicada pero muy sabrosa. Es buena idea no obstante que, al cocinar, dejes los alimentos a temperatura ambiente para minimizar el choque térmico, que puede provocar también humos innecesarios.

bolas de masa con manga pastelera en una placa teppanyaki

  • Utilizar una nueva técnica de cocinado que es fácil de usar. La cocina teppanyaki es sencilla pero no por ello menos nutritiva o sosa, vaya. La temperatura se mantiene constante, dependiendo también de las prestaciones de tu teppanyaki, y hasta es posible elegir en qué zona quieres cocinar, sin tener que usar toda la superficie.

Limpieza y uso del teppanyaki

El uso del teppanyaki básico es sencillo y dependiendo de las características del modelo que escojas, puede serlo aún más. En general, verás que puedes sacarla bastante partido y la experiencia de cocinado mejora con la práctica. Cada alimento necesitará una temperatura diferente, así que no empieces poniendo el teppanyaki al máximo y tomes esta potencia como base para cocinarlo todo. Ve probando para que los alimentos se cocinen de la forma correcta. De esta forma, también se creará menos humo.

mano girando una rueda para encender placa teppanyaki

Muchos tienen también sensores visibles para indicarte cuándo se ha obtenido la temperatura deseada y mantenerla constante. Hasta puedes apagar al teppanyaki y aprovechar así el calor residual según veas que estás terminando de hacer tu plato.

Cómo limpiarlo

Su limpieza es otra de las ventajas. Se trata normalmente de una superficie de acero inoxidable, por lo que no debes rasparla. Después de su uso, puedes empezar a limpiarla cuando aún está algo caliente, en torno a los 50 °C, pero con mucho cuidado para no quemarte, claro. Lo principal es que retires los restos de comida más grandes que hayan quedado adheridos. Procura no usar herramientas afiladas o, insistimos, que puedan dañar la superficie rayándola.

brocha de silicona expandiendo aceite sobre una placa de teppanyaki

A continuación, moja un poco la placa con un paño con agua a la que habrás echado un poco de lavavajillas o similar. Déjala en remojo para que los restos más adheridos a la superficie se eliminen luego con mayor facilidad, incluso solo pasando un trapo limpio. Las placas más avanzadas están preparadas con un kit de limpieza para que la tarea sea aún más simple y en menos tiempo.

Una opción como el teppanyaki supone una cocina sana y sencilla apta para el día a día. Su instalación no es compleja y lo cierto es que como técnica de cocinado es bastante rápida y práctica, porque también es muy fácil de limpiar, a diferencia de otras que no solo llevan más tiempo de preparación de alimentos, sino también de cocinado y posterior limpieza de utensilios. Si ya eres un enamorado de la cocina japonesa, nada más que añadir; si no conocías esta técnica ni de oídas, dale una vuelta porque puede ser una opción que encaje no solo en menús para ocasiones especiales, sino en tu día a día.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X