Seleccionar página

Cocinas con barra en espacios grandes y pequeños

15 septiembre, 2020

La cocina se ha convertido en un lugar multifunción dentro de la casa. La mayor parte de la vida en el hogar transcurre en la cocina, salvo cuando dormimos. Así que surge de una manera natural querer aprovechar cada rincón de este espacio y acondicionarlo para sacar el máximo partido. Las cocinas con barra nos aportan una solución a la cuestión del espacio sin renunciar a la estética.

La barra surgen como pieza útil para nuestro día a día, pero también como un potente elemento decorativo y, en ocasiones, hasta fundamental para diseñar el espacio que queremos y necesitamos.


Cocinas con barra

El uso de este tipo de cocinas es cada vez más frecuente. Suponen una manera eficaz y elegante de aprovechar la habitación y dota al espacio de una sensación de modernidad. Pero ser un componente atractivo no es su única ventaja:

Separando el espacio

cocinas con barra

Funciona a la perfección a la hora de separar espacios. Al ser un elemento orgánico y perfectamente integrado, su presencia no desentonará en absoluto, de forma que la división de la cocina en zonas se producirá de manera mucho más natural. Puedes emplearla para separar la zona de la encimera del salón-comedor, o incluso para dos ambientes dentro de la propia cocina.

Superficie de trabajo

La barra puede suponer un espacio de trabajo extra de gran valor, especialmente si no cuentas con una encimera por motivos de espacio o diseño. Por pequeña que sea es un lugar extra para nuestro trabajo en la cocina.

Algo más que una mesa

mesas barra cocina

El tiempo que pasamos en la cocina no siempre es para preparar recetas. Si tu cocina se convierte con frecuencia en un lugar de reunión improvisado, instalar una barra con algunas sillas altas o taburetes puede convertirla en un lugar aún más acogedor. No sólo porque pueden acompañarte mientras cocinas o ves a alguien cocinar. También porque puede convertirse en un inspirador lugar de trabajo.

Si en tu cocina disfrutas de luz natural y buscas un rincón tranquilo, quizá te sorprendas dándole un nuevo uso a la habitación que hasta ahora no te habías planteado gracias a la instalación de una barra. Si instalas una barra a la altura del resto de los muebles, también puedes aprovecharla para que tus hijos te acompañen mientras realizas otras actividades dentro de la cocina.


Ideas para espacios grandes y pequeños

La barra es además un elemento fácil de emplear en todo tipo de cocinas. Las dimensiones no tienen por qué ser un problema y, de hecho, en muchas ocasiones se convierten en una forma de aprovechar el espacio de manera más eficaz.

Barras en cocinas pequeñas

cocinas pequeñas con barra

Las barras no necesariamente han de ser largas y amplias. Tampoco tienen que estar en medio de una gran cocina. Si tienes una cocina pequeña, puedes instalarla pegada a la pared, bajo ventanas o incluso adherida a un mueble. Si añades unas bisagras, transformándola prácticamente en una encimera de quita y pon, podrás utilizarla cuando realmente la necesitas y recogerla cuando pueda convertirse en un obstáculo.

¿Un problema? Una solución

En ocasiones los diseños de las cocinas cuentan con elementos estructurales que restan espacio y de los que no podemos prescindir. Es el caso de las columnas. Si cuentas con un componente semejante en medio de la cocina, puedes aprovechar el espacio entre éste y otro, como la pared, para construir una barra y aprovechar el espacio entre ambos.

Espacio extra de almacenamiento

cocinas con barra

Tanto si cuentas con una cocina grande como con una pequeña, es probable que necesites un espacio extra para almacenar desde vajilla a cubiertos u otros utensilios habituales. La instalación de la barra puede suponer un espacio más de almacenaje, no sólo por la superficie donde apoyar, por ejemplo, pequeños electrodomésticos; también porque desde el área de debajo hasta el suelo puede albergar estanterías estrechas o pequeños armarios.

Cocinas americanas

El lugar habitual donde nos encontramos con una barra es la cocina americana. Es separador de espacios, sin duda, pero paradójicamente también unificador. Va a ser un elemento fundamental a la hora de prolongar visualmente ambas estancias y establecer una concordancia de diseño, dejando claro que pasamos de una habitación a otra pero con armonía.

En las cocinas de concepto abierto, la barra sirve como elemento de transición, lo que la convierte en indispensable para las cocinas americanas. Las barras están concebidas para ser estrechas pero su tamaño, material y altura varía en el mercado según tus necesidades.

cocina americana barra


Barras en isla

Otras de las formas en las que podemos disfrutar de las barras. Si cuentas con una isla o estás pensando en instalar una en tu cocina, alargar los bordes en cualquiera de sus sentidos puede convertirla además en una barra. Se amplía así el espacio útil, conservando la base sólida de la isla, donde puedes instalar más almacenaje. Al mismo tiempo, se logra un espacio cómodo para sentarnos en la cocina.

Al igual que ocurre en las cocinas con península, esta barra suele ser una suerte de encimera alargada, que al usarse también para labores culinarias da una sensación de mayor cohesión entre los distintos elementos.

Instalar una barra en tu cocina puede darte mucho juego y hacer rutina diaria más cómoda, tanto para cocinar como para hacer vida en la estancia. Es una manera diferente de sacar partido al corazón de la casa y de darle una vuelta a la decoración de tu hogar de una forma funcional e integrada.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X