Seleccionar página

¿Por qué es mejor hacer reformas en verano?

1 julio, 2020

Por fin te has decidido a hacer reformas en tu casa y no es una decisión fácil, tienes que elegir el momento perfecto. Hoy te vamos a dar algunos argumentos para que te decidas a hacer tus reformas en verano.

Habrá algunas, como instalar el aire acondicionado, que será mejor dejar para el invierno, para que no se te eche el calor encima. No obstante, la mayoría es mejor dejarlas para la época estival, sobre todo las que tengan que ver con tus electrodomésticos, y te contamos el porqué.

Hay menos humedad

La humedad es un obstáculo para cualquier tarea que quieras emprender en tu casa. Desde poner elementos de madera hasta sellar con ciertos materiales lugares como el fregadero. Un tiempo seco es mejor para emprender una obra.

Si quieres instalar electrodomésticos con desagüe, como un lavavajillas o una lavadora, puedes aprovechar para limpiar todo el circuito de agua. Además esta tarea se hace mucho más llevadera con el buen tiempo y el calor.

Las sequedad ambiental propia de muchas zonas geográficas en verano, permitirán también que, al pintar las estancias,  se sequen en un tiempo récord. De esta manera consigues que tus electrodomésticos compongan un espacio diseñado a medida.

A la electricidad le viene mucho mejor el tiempo estable

cocinas abiertas conectadas 2019

Para todas aquellas reformas e instalaciones que necesiten manipular la electricidad es mucho mejor el tiempo estable. No sólo por la humedad, como ya hemos señalado, sino por muchos factores. 

Las lluvias, el viento y el frío extremo pueden afectar a la instalación eléctrica así que siempre será mejor, si se puede elegir, tener un tiempo estable y veraniego a la hora de realizar estas tareas.

Así, es recomendable hacer las reformas en verano por si quieres aprovechar para cambiar el horno o para mover el termo eléctrico. Para ello, tienes que manipular el circuito eléctrico de tu casa.

Es ideal para prepararse para el invierno

Las reformas en verano son ideales para prepararte de cara al invierno. Si necesitas mantener algún espacio abierto como las ventanas o la terraza para que estén mejor aislados cuando llegue el frío, es preferible hacerlo con el calor.

En verano no importa que pasen días con partes de la casa abiertas mientras que en invierno sería imposible climatizar la casa. Eso, por no hablar del inconveniente de hacer reformas en el baño con un tiempo frío.

Hay más horas de luz

ergonomía en la cocina

En verano hay una media de 15 h de luz al día. Esto te va a permitir alargar la jornada de trabajo, si eres tú el que se está encargando de la reforma, o bien revisar la reforma.

Puedes aprovechar esas horas para comprobar la grifería, cualquier instalación de fontanería o simplemente para limpiar a fondo las estancias en las que se haya trabajado a lo largo de ese día.

Más horas de luz significan que las reformas en verano ocupan muchos menos días y se hacen, a la larga, mucho más llevaderas.

Más tiempo libre

Si tienes suerte, en verano puedes tener una reducción de jornada. De todas maneras, como hemos visto antes, hay más horas de luz. En ambos casos puedes dedicar ese tiempo extra a la reforma.

O bien rematando tareas sencillas o bien buscando emplazamientos y huecos para tus electrodomésticos y muebles. En cualquier caso, el tiempo que vaya a durar la reforma se acortará.

Puedes aprovechar para irte de vacaciones

Si has decidido que no quieres encargarte de la reforma y tampoco quieres sufrir los inconvenientes de modificar los espacios de tu casa, puedes aprovechar para irte de vacaciones.

De la misma manera, si no quieres irte de vacaciones pero tampoco quieres estar en casa mientras trabajan los operarios siempre será mejor que lo hagas con buen tiempo.

Tanto en vacaciones como fuera de casa, las opciones de ocio siempre son más amables con el buen tiempo.

La demanda es menor

En verano la actividad no se paraliza totalmente pero sí que se ralentiza un poco. ¿Cómo puede influir esto en tu reforma? De varias maneras. 

La empresa que contrates probablemente tenga menos actividad y será mucho más fácil que se ciñan a las fechas en las que tú quieres que se haga la obra. Además, es probable que encuentres un mejor precio.

También, si lo que pretendes es equipar tu casa con las mejores comodidades, vas a tener menos problemas con la recepción de los artículo e igual puedes encontrar alguna oferta.

Reduces los problemas con los vecinos

Este es un problema que no se puede dejar de lado. La mayoría de reformas acaban causando quejas de los vecinos y problemas en la comunidad.

En el caso de las reformas en verano, los problemas con los vecinos son menos probables porque la mayoría está de vacaciones: un nuevo punto a favor de elegir el verano para cambiar cosas.

Ya sea por cuestiones de clima, por la duración de los días, porque tienes más tiempo libre y la posibilidad de irte de vacaciones, etc. afrontar algo como una reforma es mucho más fácil en verano.

Al final, lo importante es que el resultado sea el que quieres y que el trayecto sea lo más corto posible. Cuanto menor sea, menos tardarás en vivir en la casa de tus sueños.

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X