Seleccionar página

Colores de cocina de los que nunca te cansarás

24 agosto, 2020

Aunque la fama se la lleve el salón, la cocina es el lugar común por excelencia de nuestro hogar. En este sentido, la funcionalidad y la decoración son dos aspectos fundamentales a tener en cuenta. Con algunos elementos decorativos y jugando con los colores de cocina adecuados, podemos crear un espacio amplio, limpio y perfecto para nuestras tertulias y recetas.


Colores tendencia en la cocina

Aunque cada hogar está creado a la imagen y semejanza de quien lo habita, o eso intentamos, hay colores idóneos para cada habitación por diferentes razones. En el caso de la cocina, hay tonos que nos ayudan según aquello que queramos transmitir para un rincón tan especial.


Blanco: el más puro minimalismo

Se trata de un color que aporta claridad a la habitación y da sensación de amplitud. A su vez, los muebles blancos son fáciles de limpiar y combinan con todo. Si tienes una cocina más bien pequeña y con poca luz, el blanco puede convertirse en tu mejor amigo para paliar ambas cosas.

También puedes incluir tonos madera para dar un aire rústico, o contar con encimeras de mármol que hagan que parezca el entorno de trabajo del mejor chef. 


Verde oscuro: natural y elegante

Si quieres introducir un pequeño elemento de color pero discreto, hay que apostar por tonalidades de verde, en comunión además con todo aquello que evoque naturaleza. Puedes incluirlo en los muebles y plasmar tonos madera en la pared para que resalte aún más. Es una buena ocasión para probar otros materiales, como el corcho, tanto en elementos estructurales como decorativos.

La gama de verdes que te puedes encontrar va mucho más allá del pistacho, créenos. Y la propuesta de verde oscuro en diferentes materiales crea contrastes estéticos que convertirán tu cocina en algo más que el lugar donde hacer tus recetas: un entorno amable y acogedor a disfrutar entre horas.


Gris: neutro y sofisticado

Si empleas bien este color y le das el protagonismo que se merece, la estancia mostrará un aspecto muy sofisticado. Juega con sus distintos matices (gris perla, plateado, grafeno, etc.) y arriésgate con el imponente mármol gris. Su principal punto fuerte se encuentra en las superficies, que dan un aspecto limpio y brillante.

Puede ser una buena opción si no te atreves con el negro pero buscas tonos oscuros que den un aire elegante o creen contrastes con el mobiliario, suelos o paredes.

Azul: estilo oceánico

El azul inevitablemente evoca el mar, y además es un color amable y transmite serenidad. Los tonos más empleados son azules claros, pero también puedes incluir un azul oscuro para paredes o encimeras. Otra opción es integrarlo en la cocina con pequeños detalles como apliques o incluso decorando parte de la pared con gresite o una cenefa. Una buena forma de que esté presente sin que lleve todo el peso del color en tu cocina.

Colores para cocinas pequeñas

electrodomesticos compactos

A veces no podemos elegir el tamaño de nuestra cocina. Pero lo que sí podemos escoger es cómo decorarla. Aunque el blanco te va a ayudar a crear un espacio visual más grande, como comentábamos, no es el único as en la manga que puedes utilizar. Si tienes una cocina pequeña pero te gusta el color, estás de enhorabuena: todo es posible.

Rojo: pasión por la gastronomía

Incluir este color en los muebles de una estancia abierta al resto de la casa aportará un aire de amplitud. De la misma forma, es el color de la creatividad, de la fuerza y del carácter, en eso estamos de acuerdo. ¿Y si lo combinas con otros colores cálidos para la cocina, como el naranja o el amarillo?

Amarillo: ideal para un hogar brillante

Si apuestas por este color, deberías atreverte con los tonos más vivos (no estridentes) que encuentres. Incluirlo en la pared hará que la habitación destaque desde fuera y parezca mucho más amplia. Los muebles de este color, por su parte, aportan sensación de lujo (sobre todo en matices más oscuros). El amarillo nos transmite alegría y, aunque es un color que puede parecer atrevido como primera opción, su gran variedad de tonos permite mucha flexibilidad para adaptarlo a tus necesidades.

Blanco y negro: perfecto equilibrio

Combinar estos dos colores opuestos ha sido siempre un clásico dentro del mundo de la decoración. Por ello, puedes combinar muebles blancos con las paredes en negro, o viceversa. De todos modos, si el conjunto no es muy luminoso, te aconsejamos la primera opción.

Una buena combinación siempre va a ser elegante y seguirás teniendo ese toque diferente que todos buscamos para personalizar nuestra cocina y nuestro hogar.

Tonos claros: verde y azul pastel

Cualquiera de estos dos colores en versión pastel ampliará la percepción del espacio. En el caso del azul, incorporará también relajación. El verde, por su parte, es esencial para aportar calma, siendo también un color fácil de limpiar, dependiendo de los materiales, y muy suave.

Colores para cocinas grandes

La decoración de la cocina puede tener todavía más oportunidades si es de gran tamaño o tiene distintas zonas. Además de las propuestas de cocinas con espacios abiertos, los electrodomésticos también pueden ayudarnos a crear una estancia con estilo y diferente. En una cocina amplia podemos conjugar diferentes elementos y tamaños, introduciendo colores que nos ayuden a destacar áreas concretas

Negro: impacto visual

cocinas abiertas conectadas 2019

El negro siempre resulta impactante y vanguardista. La iluminación y otros elementos pueden ayudarnos a darle presencia en la cocina sin que resulte fría o incluso oscura. En cualquier caso, introduciendo el negro, lograremos alejarnos del concepto de cocina tradicional.

Rosa: posibilidades más allá de los cuentos

Es una opción muy original y que nos va a permitir dar un toque näive. Aléjate de los tonos estridentes y atrévete con el rosa palo o el salmón. Así, convertirás esta estancia en la más llamativa del hogar, transmitiendo amabilidad, cercanía y optimismo. Si buscas un concepto minimalista, el rosa combina perfectamente con el blanco. No obstante, una bonita encimera en un llamativo magenta puede convertirse en el centro de atención de tu cocina y mejorar notablemente la decoración.

Madera: la apuesta más rústica

cocinas abiertas conectadas 2019

La verdad es que pondríamos algún detalle de madera en prácticamente cada rincón de la cocina por su enorme versatilidad. Puedes elegir muebles elaborados en madera o imitando este color, así como hacer lo mismo para el suelo y las paredes. El conjunto dará aire de rusticidad y naturaleza. Los acabados, ya se trate de madera real o imitación, son muy variados y ofrecen soluciones para todos los gustos y todos los bolsillos.

Tanto si queremos darle un aire nuevo a la cocina como si nuestra intención es renovarla de arriba a abajo, los colores que elijamos nos van a ayudar a dotar de personalidad y a hacer nuestra la habitación. Planifica abiertamente qué te gustaría para encontrar el camino a la hora de plasmarlo en tu cocina ideal, cada vez más, al alcance de tu mano.

Violeta: alegría en estado puro

Hay pocos colores que transmitan tanta fuerza como el morado. Independientemente de si eliges paredes moradas, lilas o violetas, convertirás esta habitación en la más moderna. Además, combinarlo con el blanco o el negro le dará aún más personalidad. A su favor encontramos lo fácil que encaja con tonos verdes, azules o rosados.

 

Indicate in which country or region you are to see specific content. X