Seleccionar página

Consejos para hacer las mejores fotos de tus recetas

25 mayo, 2021

Llevas cuatro horas en la cocina sin parar y te has currado el emplatado a dolor. Qué menos que echar una foto de tu obra de arte para que el mundo la vea. O te sientas a comer y te traen un plato que reúne en sí mismo la belleza de un día perfecto. En ambos casos, hay que inmortalizar el momento. Pero claro, ni somos fotógrafos profesionales ni tenemos una réflex. Vamos a contarte cuatro cositas para hacer las mejores fotos de tus recetas o los platos que te vas a zampar para que pasen a la posteridad en tus redes sociales.

Trucos para hace fotos de comida

Fotografiar comida es todo un arte que ha ido ganando adeptos con los años. Tanto si tenemos una cámara algo más preparada como si solamente las hacemos con el teléfono móvil, debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes para lograr buenos resultados.

No se trata solamente de colocar la comida y fotografiar el mejor ángulo. Se trata de acomodar, equilibrar, buscar la luz, tu toque particular, el escenario, etc. porque también tenemos que poner nuestro toque a las fotos.

consejos fotografiar recetas

Aquí te traemos algunos trucos para hacer que las fotos de tus recetas o comida queden un poquito más de cine. Y te contamos el primer secreto: en muchos casos, depende sobre todo de tu creatividad.

Fotografiar comida es un proceso

Antes de ponernos manos a la obra con las fotografías, debemos pensar bien cómo queremos el resultado. En esta fase hay que analizar colores, ingredientes y formas.

Qué plato tenemos frente a nosotros, qué servilletas utilizaremos, qué utensilios, mantel, etc. Incluso el tamaño de los ingredientes puede ser determinante. Dedica unos minutos a pensar detenidamente el escenario que rodeará al plato. Puedes hacer parte de esto antes de servirlo, no pienses que se te va a quedar la sopa helada. Eso sí, una vez que sirvas o te sirvan la comida, date vidilla porque es fácil que pierda su encanto rápidamente (se enfría, se derrite, alguien te roba una patata frita o un puñado… lo normal, vamos).

Contexto de la fotos de tus recetas

Ya que hablamos del esquema previo, finalizando este debemos aplicar lo que pensamos en la elaboración del fondo perfecto. Haz fotos de tus recetas y comida pensando qué mensaje quieres dar, en qué red social vas a publicar y cuál es la audiencia de la fotografía.

Utiliza recursos como mesas o tablas de madera, toques minimalistas, vajillas que vayan con el estilo elegido, elementos adicionales que decoren el plato, etc. No olvidemos que menos es más, no saturemos.

La luz como protagonista

consejos fotografiar recetas

La luz natural es perfecta para hacer fotos de tus recetas y en general. Aprovecha lo que la naturaleza te da: analiza la luz, las horas perfectas del sol con el tipo de ubicación que tiene tu casa o el lugar donde harás las fotografías. No abuses de la luz artificial que no es especial para la foto, como la luz de la cocina. En cualquier caso, asegúrate de adaptar la sensibilidad de la cámara a las condiciones de luz del momento (lo que sería subir o bajar el ISO según la luz).

La luz natural imprime realismo y destaca detalles importantes. La luz artificial permite controlar mejor el resultado. Si es de noche, necesitarás ayudas extra como flashes (sin abusar) y algún difusor. No te asustes que tampoco se trata de ir cargado con un paraguas todo el día, hay soluciones mucho más minimalistas para intentar replicar este efecto, sobre todo en accesorios de móviles si eres un habitual de este tipo de fotos.

Temperatura de la fotografía

Aunque sea en un móvil, también podemos jugar con la temperatura del color. En otras palabras, puedes hacer con tu cámara que predomine más un color u otro, como aquello de aplicar un filtro más cálido, terroso, o más frío y azulado. Podemos ver esto en vivo y en directo dependiendo, por ejemplo, de la hora del día o época del año en la que hagamos la foto. Por mucho que quieras imprimir sensación de fresquito en un plato, si haces la foto con un sol de atardecer, va a ser complicado.

Jugando con los colores

consejos fotografiar recetas

Por lo general, los colores más cálidos suelen resultar más atractivos a la hora de despertar nuestros jugos gástricos. Los rojos y anaranjados nos dan más ganas de agarrar el plato y comérnoslo. Los tonos más verdosos e incluso marrones suelen funcionar para dotar a los platos de una sensación más agreste, natural y rústica, si buscamos la presencia de la naturaleza y lo orgánico.

Aprende a usar la temperatura del color a grandes rasgos para imprimir la sensación que quieres transmitir con la foto.


El plato, protagonista en las fotos de tus recetas

Pero no solo porque, aunque la foto de salga tremenda, el objetivo último es comértelo. También porque toda la atención de la foto de tus recetas y la comida debe recaer sobre el plato, así que todo lo que opaque su protagonismo debe suprimirse. De nuevo, tengamos presente el minimalismo y la sencillez para resaltar la comida en sí.

Piensa en el enfoque, el metafórico y el que te ofrece la cámara. El enfoque óptimo transmite nitidez, es decir, este será el primer lugar al que los ojos se irán. La profundidad de campo se limitará. Para lograr un enfoque perfecto, puedes utilizar un trípode con el teléfono móvil o la cámara. Si no tienes, aguanta con mucha fuerza el dispositivo, ni siquiera respires y haz esa foto espectacular.

salsa guisos receta

Sentido y sensibilidad

Algunos trucos extra-rápidos a tener en cuenta para sacar fotos de tus recetas y platos:

  • Fotografía como quieras pero por favor, cuida que todo esté limpio. Ni manteles, servilletas o encimeras con manchas, ni platos con restos de comida. Una cosa son unas miguillas de pastel casuales dispuestas en la foto y otra que salgan las manchas del trapo que persisten tras veinte lavados.
  • No juntes estampados indiscriminadamente. Pero en esto y en la vida en general. Hay pocas veces en que varios elementos de una foto y todos con estampados queden bien. Generas ruido y hasta cierto rechazo.
  • Busca el equilibro en los elementos de la foto. Equilibro de formas, de colores, de cantidad de elementos, etc. Y la simetría, que siempre ayuda. Puedes ayudarte de las guías que traen muchas cámaras para disponer los objetos.
  • Cuidado con hacer fotos desde arriba. O la iluminación es gloriosa o el resultado puede dejar bastante que desear. Si no tienes un fondo adecuado, y por eso no quieres hacer la foto desde otros ángulos, juega con el desenfoque.
  • Usa elementos como el aceite o el agua para dar un aspecto más sabroso a tus platos. Un cubito de hielo pasado por piezas de fruta o un chorrito de aceite en la comida puede quedar la mar de bien. También puedes usar un spray para que queden algunas gotitas de agua sobre los alimentos.
  • Quizá huelga decirlo, pero por favor, ten en cuenta que en la cámara de un móvil, una cosa es lo que ven y aprecian tus ojos y otra lo que la cámara está preparada para recoger y plasmar.

consejos fotografiar recetas

Después de hacer las fotos de tus recetas

Naturalmente, puedes editar las fotografías y corregir o mejorar todo aquello que no te cuadre. Puedes optar por hacerlo de manera más profesional con programas como aquellos con nombre de ladrillo de material de construcción; pero, en el caso más de andar por casa de los móviles, la propia cámara o aplicaciones ya vienen preparados con herramientas para echarte un cable.

Trata de equilibrar brillo y luminosidad, no te pases con la saturación, no abuses de los filtros… Si te descubres mirando a la foto y pensando «igual me he pasado con el filtro», lo más probable es que, efectivamente, te hayas pasado con el filtro.

El punto de diferencia de nuestras recetas y de fotografiar comida vienen dado por quién lo hace. Usa tu ingenio y creatividad para imprimir así tu personalidad en lo que haces. Puedes incluir una pequeña historia, puedes contar cómo has hecho la receta o dónde la aprendiste, las ganas que tenías de probar el plato… en definitiva, añadir tu propia esencia para hacer la foto única. Y ahora que ya te hemos contado algunos trucos  ¡manos a la obra!

Indicate in which country or region you are to see specific content.