Seleccionar página

¿Es posible cocinar una paella en una placa de inducción?

19 julio, 2021

No es necesario hacer acopio de leña ni tener una cocina de gas para hacer una paella de 10. También puedes hacer una paella en una placa de inducción y te vamos a contar cómo.

Está claro: un hogar medio de hoy en día no suele tener una parrilla con la que hacer una paella de domingo usando leña y, muchas de ellas tampoco tienen una instalación de gas con un fuego que sirva para una paella. Así que lo más cómodo y accesible es usar la placa, pero, primero, tienes que tener claras algunas cosas.

El arroz

Sin duda el tipo de arroz predominante en la paella es el arroz bomba, también es el principal tipo de arroz para guisos y cazuelas porque suelta mucho almidón pero también absorbe gran cantidad de caldo y queda delicioso y muy suelto.

paella placa teka

Es un poco más pequeño que el arroz redondo de grano medio que es el que se usaba tradicionalmente en nuestra gastronomía. Este tipo de arroz se usa sobre todo en las sopas y en las recetas tradicionales de arroz al horno.

Para hacerlo correctamente es necesario hacerlo al principio a fuego fuerte y luego a fuego lento, sin remover, para que se quede seco y suelto en una capa fina junto al resto de condimentos. Si queremos un toque tostado tendremos que dejarlo un poco más de tiempo para que se haga el socarrat.

Para hacer correctamente es muy importante la proporción de caldo. Mientras que en los arroces caldosos la proporción es 4 partes de caldo por 1 de arroz, para la paella lo ideal es 2,5 partes de caldo por 1 parte de arroz, aunque lo mejor es estar atentos a la cocción y corregir si se queda sin caldo.

El caldo

paella cociendo

Si el arroz es importante para que la paella salga en su punto, no lo es menos el caldo. ya hemos visto cómo las proporciones son aproximadas y van a depender del caldo que te pida el arroz así que, lo más importante es que el caldo esté delicioso.

  • Para una paella de carne: si vas a hacer la receta de la paella tradicional con conejo lo mejor es que hagas un caldo de carne. Puedes añadirle las verduras que más te gusten para enriquecer el sabor. Un buen truco es tostar un poco las carcasas del pollo y las cebollas antes de añadir el agua. después sólo hay que subirlo a fuego fuerte hasta que hierva, desespumar y bajar el fuego. Es conveniente que esté unas 3 horas.
  • Para una paella mixta: si te gusta la variedad y vas a ponerle marisco a tu paella, es mejor hacer un caldo de pescado. Te valdrá además para los arroces negros y los caldosos de pescado. Aquí el sabor lo van a dar los recortes del pescado, el marisco, el pez de roca, etc. son muy sabrosos y siempre está bien usarlo si se tiene a mano. El perejil le da también un toque muy fresco.

La paella

paella valenciana

Este es el primer matiz que vamos a hacer: aquí, por paella nos referimos al utensilio en el que se cocina, la mal llamada “paellera”. Así es, la paella valenciana, como el perol cordobés o el puchero andaluz, toman su nombre del recipiente en el que se cocinan.

Pues bien, si queremos elegir la paella perfecta para cocinar en placa de inducción o en vitrocerámica tenemos que saber que tiene que ser una paella especializada. Las paellas estándar son convexas en su base así que si las usamos en las placas que son planas, vamos a malgastar mucha energía y calor.

Una paella para inducción es totalmente plana y está hecha de metales ferromagnéticos, esenciales para que la placa funcione y, sobre todo, fundamentales para tener todo el control del fuego, tan necesario a la hora de elaborar arroces.

paella sobre placa inducción

En cuanto al tamaño, la decisión va a depender de tus necesidades y de tus posibilidades. Para una familia de 4 personas una paella de 30 ó 40 cm de diámetro, por ejemplo, es más que suficiente.

Ten en cuenta, sobre todo, que el tamaño de tu paella y el de tu placa tienen que coincidir, así que lo mejor es hacerse con una que aproveche toda la superficie para el cocinado.

Ventajas de cocinar el arroz en una placa

arroz en una olla en una placa

Sin duda la mayoría de la gente te dirá que lo mejor para hacer arroces es la leña. Es obvio que la mayoría de los hogares no tienen cocinas de leña, así que el gas y la placa de inducción son opciones igual de válidas.

Una de las ventajas más importantes de las placas de inducción es su seguridad. Por su funcionamiento no hay llamas ni existe el riesgo de fugas de gas ni de quemaduras.

Otra ventaja nada despreciable es la facilidad con la que se limpian. En las placas los derrames se limpian con una pasada y, al no haber fuego, no hay acumulación de hollín ni de otras suciedades.

Las placas permiten un control objetivo de la temperatura. Si no eres un experto en arroces, va a ser mucho más difícil que regules la temperatura óptima con leña o con un quemador de gas. 

función-arroz-directsense

Puedes también programar funciones específicas para arroces y controlar las distintas zonas de la placa de manera independiente, esto te permitirá un mayor control y dificultará que estropees el arroz. O aprovechar al máximo toda la superficie de la placa para un mismo fin: hacer una señora paella en inducción.

Definitivamente, puedes convertirte en el rey de los arroces este verano siempre que tu placa te ayude, sólo tienes que conocer bien su funcionamiento y sacarle el máximo partido.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X