Seleccionar página

Hornos pirolíticos: características principales

4 noviembre, 2019

Los avances tecnológicos en el hogar tienen como objetivo hacer tu vida más fácil, pero pocas cosas pueden hacerte la vida tan sencilla como un horno pirolítico. ¿Qué es lo que hace que estos hornos sean tan maravillosos? 

¿Qué es un horno pirolítico?

Los hornos pirolíticos surgen para solucionar los problemas de limpieza de un horno ordinario. Son hornos eléctricos que utilizan una tecnología capaz de elevar la temperatura del horno a más de 500 grados durante un periodo que puede llegar a las 3 horas. 

A esta temperatura, los restos orgánicos que quedan en las paredes del horno tales como grasas u otros restos de comida, se convierten en agua y CO2 y los restos inorgánicos quedan reducidos a cenizas. 

De esta manera, después de que acabe el ciclo de pirólisis, toda la suciedad del horno se habrá desintegrado y podrás recogerla usando sólo una bayeta.

Autolimpieza

hornos piroliticos

Una de las principales características de este tipo de hornos es que son autolimpiables, es decir, las altas temperaturas deshacen la suciedad acumulada en el horno y eso permite que tengas que dedicarle poco esfuerzo a la tarea de limpiarlo a fondo.

Mientras que los hornos de toda la vida se limitan a reblandecer la grasa y no pueden hacer nada con ingredientes como el azúcar, los hornos pirolíticos acaban con todos los restos y así la limpieza se vuelve algo sencillo.

Este proceso, que puede durar 3 horas, conviene hacerlo cada 10 usos para que el horno esté impecable. Por eso, la mayoría de modelos ofrecen varios tipos de ciclos de pirólisis para una limpieza más del día a día.

3 tipos de pirólisis

Para ahorrar tiempo en el proceso de limpieza y, sobre todo, para que el ciclo se adecue a la cantidad de suciedad acumulada en el horno, la mayoría de los hornos que tienen pirólisis suelen tener varios tipos.

Los distintos ciclos se adaptan a tu uso del horno y al nivel de restos que tiene tu horno. Existen ciclos más cortos para cuando hay poca grasa acumulada y otros, mucho más largos, para cuando tienes que hacer una limpieza a fondo y que tu horno quede como nuevo para una cena especial.

La gran ventaja de esto es que puedes ahorrar tiempo no sólo en las limpiezas ocasionales, sino también en las del día a día y así puedes dedicarle más tiempo a crear platos creativos.

Función vapor

hornos piroliticos

Algunos hornos combinan la autolimpieza con calor y la que usa el agua como elemento principal. En estos casos es el vapor el que se encarga de echarte una mano para tener el horno perfecto.

En estos casos, la limpieza con vapor se usa para la limpieza diaria del electrodoméstico, para la limpieza de después de cada cocinado y, para esas comidas familiares o para esas cenas con los amigos que te exigen un poco más, es la pirólisis la que se encarga de dejar el horno limpio y preparado para el siguiente cocinado. 

Potencia y temperatura

Los hornos pirolíticos necesitan una mayor potencia para realizar los ciclos de autolimpieza y esto se traduce en un mayor control de las temperaturas entre 50 y 250 grados. La precisión de tu cocinado se volverá mucho mayor combinando este control de la temperatura con los temporizadores del propio electrodoméstico.

hornos piroliticos

Este control es esencial a la hora de cocinar carnes como un chuletón o un entrecote donde la rapidez y la precisión es lo que separará un tratamiento normal de la carne de un platazo de ensueño. Puedes mejorar aún su uso con sus numerosos accesorios de cocina.

Además esta potencia se traduce en otras funcionalidades como la de calentado rápido que hará que el horno coja la temperatura necesaria para tus platos en cuestión de minutos.

Eficiencia energética

Esa potencia, sin embargo, no se traduce en un mayor consumo de energía. Un ciclo de limpieza largo cuesta entre 0,30 y 0,60 € y el ciclo largo se recomienda, como comentábamos, cada 10 usos más o menos, así que es una cantidad muy pequeña.

La limpieza a fondo se puede programar para aprovechar el tramo de consumo de energía más barato. Por si esto fuera poco, todos los modelos pirolíticos tienen una calificación energética A. Con lo que el consumo eléctrico del horno se optimiza mucho más y el ahorro económico es aún mayor.

Seguridad

Los hornos pirolíticos, debido a las altas temperaturas que alcanzan, incluyen sistemas de seguridad integrados que hacen que el riesgo de quemaduras cocinando sea menor.

Todos tienen puertas con triple revestimiento de cristal, las llamadas puertas frías, que hacen que la temperatura de la puerta no supere los 60 grados. También están revestidos de un material más resistente que protege los muebles de alrededor.

Cuentan con un ventilador que refrigera el interior del horno para enfriarlos mucho más rápido y que puedas trabajar con ellos una vez que acabe el ciclo de autolimpieza.

hornos piroliticos

Todas estas funcionalidades y características hacen de este tipo de hornos la opción más eficiente para cocinar lo que quieras con el mínimo esfuerzo y el mejor resultado. Los hornos pirolíticos sacan lo mejor de tu electrodoméstico exigiéndote el mínimo esfuerzo.

Lo importante es que tú te dediques a sacar lo mejor de tus platos y a cuidar a los que quieres como ellos se merecen. 

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X