Seleccionar página

¿Qué hacer para reciclar tus electrodomésticos?

La gestión de los residuos se ha convertido, junto con las emisiones de CO2, en uno de los problemas que tenemos como sociedad en el S. XXI. Es un asunto que nos atañe tanto a los individuos como a las instituciones así que hay que empezar a tomar decisiones individuales sobre los residuos que producimos. Una de ellas es aprender a reciclar los electrodomésticos. 

Lo más recomendable es dejar la tarea del reciclaje en manos de expertos pero existen otras alternativas y te las queremos enseñar por si alguna de ellas te conviene más.

Las seis R’s

Una regla para la gestión de los residuos es usar las seis erres: reducir, reciclar, reutilizar, reeducar, renovar y repensar.

Lo primero que tienes que hacer es no malgastar recursos en vano, intentar que tu consumo sea lo más eficiente con técnicas como no comprar aquello que no necesites o como asegurarte de que el consumo de tus electrodomésticos sea verdaderamente eficiente.

cómo-reciclar-electrodomesticos

Una vez que has hecho esto, si decides cambiar tus electrodomésticos porque se han roto o se han quedado obsoletos puedes optar por separar sus componentes o delegar en alguien que lo haga o por darles una nueva vida.

También es útil considerar un nuevo modo de consumo más consciente, o revisar las instalaciones y los electrodomésticos para ver si malgastan energía o pararte a pensar en tu día a día si estás malgastando recursos.

Los pequeños electrodomésticos

Con pequeños electrodomésticos nos referimos a aparatos como la batidora, el secador del pelo, el móvil o incluso la iluminación de tu casa que, a veces, puede resultar un problema.

En todos estos casos suele haber contenedores especializados en los centros comerciales o en los puntos de venta. Es decir, el mismo punto de venta que te vende el móvil, la batidora o las luces LED se tiene que hacer cargo del reciclaje de los viejos.

cómo-reciclar-electrodomestico-pequeño

Por eso la mejor opción es que, si ya has decidido sustituir estos aparatos, los lleves a la tienda a la que vas a comprar los nuevos y ellos se harán cargo de reciclarlos debidamente.

El punto limpio 

A la hora de reciclar tus electrodomésticos puedes plantearte hacerlo tú mismo. Puedes separar los componentes si tienes las habilidades y los conocimientos necesarios y deshacerte tú de ellos.

No nos engañemos, esta tarea necesita unos conocimientos especializados no sólo de cómo se desmontan correctamente los electrodomésticos sino de cómo se gestionan las distintas partes: tienes que tener una casa realmente preparada para el reciclaje.

mejores frigoríficos combi

En este último caso, un error en la gestión de las partes puede ser fatal. Hay partes de los electrodomésticos que son realmente contaminantes así que, si no eres un experto, es mejor que delegues en los profesionales del punto limpio.

El punto limpio es un lugar en el que se depositan los electrodomésticos y profesionales se encargan de desmontarlos, separarlos y reciclarlos. Para saber dónde está el de tu localidad sólo tienes que recurrir a la web de tu ayuntamiento o preguntar allí directamente.

Servicios de recogida

Si no tienes la posibilidad de coger los electrodomésticos y llevarlos al punto limpio por tus propios medios, siempre puedes recurrir a los servicios de recogida a domicilio.

En la mayoría de localidades existen estos servicios de recogida. Ellos, o bien van a tu propia casa o bien se acercan al contenedor más cercano a recoger los electrodomésticos. Luego, el procedimiento es el mismo, se encargan de llevarlo al punto limpio para su correcta gestión.

La mayoría de localidades tienen un teléfono en el que puedes pedir este servicio. Como en el caso anterior, consulta en la web de tu ayuntamiento o bien pregunta directamente allí.

Servicios privados

mejores frigoríficos combi

Esta es una de las opciones más desconocidas quizá por el hecho de que pocas empresas privadas se encargan de la gestión de los residuos de particulares.

No obstante, es bastante normal que empresas privadas se encarguen de la gestión de los electrodomésticos de otras empresas privadas, de esta manera se contribuye a que no se genere un exceso de productos contaminantes.

Pero también algunos fabricantes se encargan de llevarse tu viejo electrodoméstico y reciclarlo cuando te compras uno nuevo así que, siempre que cambies de electrodoméstico, pregunta si se hacen cargo del viejo.

La donación para reciclar electrodomésticos

botones lavadora

Estrictamente, esta no sería una manera de reciclar tus electrodomésticos pero, sin duda, sería la mejor manera de reutilizarlos

Para donar un electrodoméstico este debe ser totalmente funcional y no tener ningún desperfecto. Si es posible, hay que procurar que tampoco esté excesivamente deteriorado por fuera, aunque eso es más superficial.

Del mismo modo, es recomendable que no esté demasiado obsoleto. Aunque sea funcional puede consumir una barbaridad y, de esta manera, igual causamos más perjuicio que beneficio a la familia a la que le llegue.

Para donar, lo mejor es investigar qué asociaciones de nuestro entorno se encargan de recibir electrodomésticos y cómo podemos hacérselos llegar. Dar una segunda o tercera vida a nuestros electrodomésticos también es una buena manera de ayudar al medioambiente.

Como ves, existen un buen número de maneras de reciclar tus electrodomésticos por lo que ya no tienes excusas para poner tu granito de arena en hacer un mundo más sostenible y mejor.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X