Seleccionar página

Aprovecha estos trucos para no planchar

Planchar es una de las tareas más ingratas que hay en el hogar. Con un poco de preparación y de orden puedes reducirlo al mínimo o incluso (palabras mágicas) eliminarlo. Te proponemos algunos trucos para no planchar y aligerar un poco las tareas del hogar y, lo más importante, para ganar algo de tiempo de calidad que puedes gastar en lo que más te guste.

Elección de la ropa

El primer paso puede ser la elección de la ropa. No es sencillo porque tendrás que acomodar tus gustos a los tejidos de tu ropa y eso puede reducir un poco tus opciones, pero merece la pena.

cambio ropa armario

Los tejidos que tienen un porcentaje de fibras sintéticas, por ejemplo, lycra, poliéster y acetato, necesitan menos planchado que los tejidos que son naturales. No te decimos que vayas todo el día en leggins, pero es verdad que la tela viscosa o el algodón siempre que sea de buena calidad, pueden quedar bien sin plancharse.

Por otro lado, hay prendas que se han diseñado directamente para no plancharse, para llevarse arrugadas, esas prendas pueden ser una buena ayuda para no planchar, aunque en invierno lo vas a tener complicado.

El lavado es importante

La ropa se arruga en el proceso de lavado. Eso que parece una obviedad es fundamental, porque lavar correctamente la ropa te va a evitar planchar prendas que no lo necesitan o tener que planchar en exceso el resto de prendas.

instalar lavadora

Además de usar los programas indicados para reducir la plancha puedes seguir algunos consejos para no planchar: utilizar la carga recomendada por el fabricante es importante. Un exceso de carga dificulta el lavado y hace que la ropa salga más arrugada; el centrifugado también contribuye a las arrugas en la ropa, un centrifugado de 600 rpm basta para eliminar el 50 % de la ropa y facilita el planchado; el suavizante ablanda las fibras y también facilita el planchado pero hay que echar la cantidad recomendada por el fabricante. De verdad, no os liéis a echar tapones de suavizante para que salga la ropa como en los anuncios, eso no va a pasar aunque echéis todo el bote. Si hay recomendaciones en la etiqueta, es por algo, no merece la pena malgastar así recursos y dinero.

Usa bien la secadora

Como en el caso de la lavadora, la secadora puede ser un gran foco de arrugas, así que, si vas a usarla, conviene que tengas en cuenta algunos patrones.

tipos de secadoras

Escoge un programa de secado delicado a temperatura media, el movimiento en la ropa seca contribuye a crear arrugas y a que estas sean más resistentes. Para quitarlas, lo mejor es usar un poco de humedad o de vapor de agua, como vamos a ver a continuación.

Tampoco conviene llenar mucho la secadora por los mismos motivos por los que no conviene llenar mucho la lavadora, el aire y la circulación de las prendas hacen que salgan mejor de la lavadora.

El vapor es una ayuda

Con el vapor de agua ocurre como con el suavizante, ayuda a ablandar las fibras y a que las arrugas se atenúen en los tejidos más duros y desaparezcan en los tejidos menos resistentes.

persona echando jabón en la lavoadora

Existen vaporizadores diseñados para esta tarea. Otro de los trucos trucos para no planchar o para reducir considerablemente el trabajo, es colgar la ropa en el baño mientras te duchas: el vapor generado por la ducha cumplirá la misma función que un vaporizador y aligerará arrugas.

Lo importante, en este caso, es que la ropa esté dispuesta en vertical para que sea el propio peso de la prenda el que ayude a acabar con las arrugas. El vapor además ayudará a eliminar los posibles malos olores de la prenda.

Tender bien

¿Sabes lo de que se tiendes bien planchas la mitad? Bueno, pues es cierto, es otro de los trucos para no planchar más vistos y más efectivos desde nuestros abuelas. Cuanto más tiempo pase la ropa en la lavadora más se arrugará así que lo mejor es estar pendiente para que la ropa no pase ni un minuto en ella, la rapidez a la hora de tender la ropa ayudará a que se seque más rápido y a que haya que planchar menos.

tender ropa aire libre

Para las prendas más duras, lo mejor es que las sacudas y las extiendas en horizontal, puedes ayudar a estirarlas con la mano para facilitar la tarea. Para algunas prendas bastará sólo con sacudirlas pero para la mayoría habrá que sacudir y tender. Lo mejor es aprovechar las costuras de las prendas para que no se hagan marcas al tenderlas. Por favor, no pongas la pinza en medio de la pechera de una camiseta, colócala debajo en la zona de las axilas. Las pinzas de plástico dejan menos marcas que las de madera.

A la hora de recoger la colada del tendedero, el tiempo es también importante, si la ropa pasa mucho tiempo en la cuerda se endurecerá y habrá que plancharla de todas maneras, aunque estén lisas.

Dobla bien la ropa

Una vez que has completado el ciclo de lavado, tienes que doblar bien la ropa para prevenir futuras arrugas. Los armarios nunca son tan grandes como creemos y necesitamos así que hay que ser muy cuidadoso.

cambio ropa armario

La ropa apretada en cajones y estantes se arruga mucho más así que es conveniente mantener algo de espacio en el armario. El peso tampoco ayuda a que la ropa esté impecable así que, si el objetivo es planchar menos, no amontones la ropa.

Antes de meter la ropa en el armario, estírala bien y dóblala con cuidado. Además, todo lo que puedas colgar en vertical va a estar mucho mejor que si lo almacenas en horizontal. Eso sí, asegúrate de que la ropa no quede muy apelotonada en las perchas.

Con estos trucos, necesitarás planchar mucho menos o, directamente, no planchar, un sueño para muchos. Tu ropa seguirá perfecta y tú ganarás unas horas semanales que podrás llenar de tiempo de ocio. En definitiva, lo importante es que te sientas cómodo y bien de modo que, si quieres planchar tus camisas o tus pantalones, adelante con ello, que para eso también tenemos ideas.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X