Cómo ordenar los alimentos dentro de tu frigorífico

29 abril, 2019
Uso

No siempre logramos aprovechar al máximo el rendimiento de nuestros electrodomésticos en la cocina. Progresivamente, han ido avanzando a nivel tecnológico para adaptarse a las nuevas necesidades de nuestros hogares y de nuestro día a día, pero es necesario poner de nuestra parte también. Si empezamos por el frigorífico, vemos que la disposición y el uso que hacemos de él nos puede hacer ahorrar tiempo, dinero y echar un cable al planeta, todo a la vez, siguiendo algunos consejos fáciles y rápidos.

Poniendo orden, ahorrando dinero

Sí, sabemos que da una pereza terrible ponerte a colocar la nevera de tu casa pero ¿y si te decimos que puedes ahorrar dinero haciéndolo?

Un frigorífico ordenado no es sólo un capricho estético. Nos va a permitir en muchas ocasiones optimizar la energía que destinamos a refrigerar los alimentos y a alargar su vida. ¿Cuántas veces a la semana tienes que tirar comida porque no te da tiempo a consumirla? Pues a partir de ahora, vamos a minimizar ese riesgo aprovechando hasta el último rincón de tu nevera.

Hábitos que nos ayudan a ahorrar con nuestro frigorífico

No sólo el orden de colocación de los alimentos nos va a ser útil, también tener en cuenta algunos consejos básicos y habituarnos a ellos:

  • Piensa qué necesitas del frigorífico antes de abrirlo. Esto disminuirá la pérdida de frío y mantendrá la temperatura interior. Si bien ya hay modelos que incluyen la comodidad de una puerta separada para no exponer todo el interior, conviene ser consciente y no abrir de par en par la nevera sin saber qué queremos. Recuperar la temperatura interior después de que abramos la puerta le puede llevar hasta 15 minutos a nuestro refrigerador.
  • Control de temperatura. Intenta que tu próximo frigorífico tenga control de temperatura visible con la puerta abierta y cerrada. Trata de mantener la temperatura a 5ºC, -18ºC si hablamos del congelador. Recuerda tener en cuenta que las necesidades de temperatura también varían según dónde residas: no es igual vivir en un pueblo de los Andes que a orillas del Mediterráneo.

como organizar frigorifico

  • Compra un electrodoméstico que se adapte realmente a tus necesidades. No necesitas un refrigerador de igual tamaño para una familia de cinco miembros (en especial si hay niños) que para una persona. Si tu espacio en casa además es reducido, los frigoríficos combi son una excelente opción para un consumo eficiente..

La limpieza y la higiene, dos nuevos aliados

Como habréis escuchado en más de una ocasión la parte de la casa que mayor número de suciedad y bacterias acumula es la cocina. Y tu frigorífico no es una excepción. Restos de alimentos, bebidas, gotas, el clásico limón que lleva tanto tiempo en una de las hueveras que hemos tenido que ponerle nombre… Y, por supuesto, ésto sumado a nuestra falta de tiempo.

La buena noticia sin duda es que paulatinamente la tecnología nos ha echado un cable. Ya no tenemos que descongelar o quitar la escarcha del congelador con peligro de dañarlo, incrementado su consumo energético y pagando más. Esto también se refleja en la higiene. Gracias a que la limpieza de nuestro electrodoméstico es más sencilla y más duradera, también logramos mantener a raya las bacterias.

Se ha optimizado el consumo energético a través de una mayor eficiencia energética que es, además, más respetuosa con el medio ambiente.

Re-descubriendo el interior

Si vas a adquirir en breve un frigorífico nuevo, ten en cuenta, además de los consejos anteriormente descritos, el número de baldas y su movilidad dentro del espacio. Igualmente con las estanterías de la puerta. Es importante que sean modulables.

¿Recordáis la leyenda urbana de que no se pueden introducir platos aún calientes en la nevera? Bueno, pues ésta es cierta. Es decir, si bien la extinción de la humanidad no va a comenzar en tu frigorífico porque metas unas lentejas aún calientes, sí que vamos a ayudar a que las bacterias campen a sus anchas. Sí, se incrementan las posibilidades de contaminación de los alimentos. Además, obligas a un sobre esfuerzo energético al electrodoméstico que, al final, se paga.

¿Dónde colocar cada tipo de alimento?

Empecemos por los congelados. Es importante asegurarnos de que introducimos los alimentos a congelar adecuadamente. Bien en recipientes aptos para el congelador o en bolsas precintadas. Aquí también te ofrecemos consejos más precisos sobre cómo hacerlo.

Los cajones de la fruta y verdura. Un nombre apropiado porque están preparados de manera específica para mantener la humedad y el frío necesarios que estos alimentos necesitan. Así, además, prolongamos su vida útil y conservamos el mayor número de nutrientes. Recuerda sacarlos de sus bolsas antes de almacenarlos. Si los conservas dentro de las bolsas de plástico, tardarán menos en ponerse mohosos.

organizar nevera frigorífico

La zona baja del refrigerador suele ser la más fría. Así que es perfecta para productos frescos como carnes y pescados. También para fiambre y quesos.

La zona media corresponde a aquellos alimentos que requieren temperaturas más estándar en el frigorífico, así como la parte alta. Los yogures y otros productos lácteos encuentran aquí su lugar. Puedes colocar las sobras de comida también en estas estanterías más altas, porque disfrutan de una temperatura más estable.

El área de la puerta está destinada a aquellos alimentos que no necesitan estar a temperaturas muy bajas. Las bebidas, los huevos, la mantequilla, las salsas e incluso los alimentos que quieras descongelar.

Aprovechamos para recordaros que no es necesario guardar todos los alimentos en el frigorífico. Algunas frutas y verduras necesitan incluso madurar un poco fuera antes de consumirse. Otros alimentos como chocolate, patatas, cebollas… pueden resistir perfectamente fuera a temperaturas invernales e incluso suaves.

 

Indicate in which country or region you are to see specific content. X