Seleccionar página

Nuevo hogar ¿qué tipos de fregaderos hay? 

23 septiembre, 2019

Pocas cosas hay en tu cocina que vayas a usar tanto como tu fregadero, además es un elemento visible que puede darle un toque de clase a toda la cocina, pero para eso hay que saber elegir bien y conocer qué tipos de fregaderos hay.

Según el material del que estén hechos

Además de los materiales más clásicos, tenemos a nuestra disposición un buen número de materiales sintéticos que son igual de eficaces y abarcan un amplio rango de posibilidades estéticas.

Una de las opciones tradicionales son los de acero inoxidable. Son muy demandados porque son resistentes a las altas temperaturas, a los golpes y a la corrosión. También dan a la cocina un aspecto higiénico y profesional. Esto hace que sea el más común en los hogares y las cocinas profesionales.

tipos-fregaderos-cocina

Dos materiales muy reconocibles también, y que en el pasado eran los reyes, son el granito y el mármol. Modelados directamente de la piedra son una elección muy solvente que puede dar un toque muy peculiar a la cocina. Son muy resistentes pero se llevan mal con los productos químicos.

Los fregaderos de cerámica vuelven a estar de moda y cada vez se ven más en las cocinas de estilo rústico. Es un material muy resistente al calor y muy duradero pero tiene el inconveniente de que se puede resquebrajar con un golpe.

Si lo que quieres es darle color a tu cocina tendrás que optar por los fregaderos de cuarzo o de resina. Son también materiales muy resistentes, más el cuarzo que la resina, y tienen un mantenimiento muy fácil porque toleran casi cualquier producto de limpieza. 

En cuanto a los fregaderos hechos de materiales sintéticos, las opciones son innumerables. Existe una gran cantidad de aleaciones y de polímeros en los que se mezclan materiales como el granito o el cuarzo con resinas. Esto hace que las propiedades sean infinitas y que dependan de cada modelo y fabricante. 

Según su forma y distribución

La forma del fregadero y su distribución van a depender no sólo del estilo de tu cocina y de tus hábitos a la hora de cocinar. Así, si te gusta preparar platos con muchas elaboraciones vas a necesitar un tipo de fregadero y si eres de los que le gusta la cocina tradicional vas a necesitar otro.

Los fregaderos más compactos son los de un seno y sólo tienen un espacio para fregar. Suelen ser más económicos pero son poco prácticos si lo que quieres es almacenar muchos cacharros o fregar ollas y sartenes de gran tamaño. 

tipos-fregaderos-cocina

Los tipos de fregaderos de dos senos ofrece un poco más de versatilidad que el anterior pero necesitas un espacio mayor para colocarlo. Las posibilidades se incrementan con estos fregaderos porque puedes optar por escoger dos senos del mismo tamaño o que sean desiguales y dedicar cada uno a diferentes fines. 

Los fregaderos cuadrados optimizan muy bien el espacio porque se pueden colocar en esquinas. Este tipo de fregaderos puede darle a tu cocina un toque más moderno pero la elección de la encimera será determinante en este caso.

En todos los tipos de forma se puede añadir un escurridor, o bien tallado en la encimera o bien adyacente, pero tienes que considerar el tamaño de tu encimera.

También, de tu decisión en cuanto a la forma, va a depender el tipo de grifo de cocina que necesites.

Según su instalación

Actualmente existen tres maneras de instalar un fregadero. Cada una de ellas dependerá de cómo vayas a usar tu cocina en general y de qué costumbres tengas a la hora de fregar los cacharros.

Tradicionalmente los fregaderos se han instalado encastrados o sobre encimera. Aquí el borde del fregaderos sobresale un poco. Estos fregaderos son mucho más visibles y son compatibles con cualquier tipo de material tanto de fregadero como de encimera. En este caso hay que ser muy cuidadoso a la hora de instalar las juntas para que el impacto estético sea menor. 

Para las encimeras de piedra o sintéticos se puede optar por un fregadero bajo encimera o integrado. Su línea es un poco más moderna y ayuda a economizar el espacio en la cocina. Da una gran sensación de continuidad pero es muy importante colocarlo en encimeras resistentes al agua.

Últimamente tenemos también un tipo de instalación en la que el fregadero se puede enrasar, es decir, queda al ras de la encimera sin que se note dónde acaba uno y empieza el otro. 

Existe un cuarto tipo de fregaderos que permiten los tres tipos de instalación para que no tengas que preocuparte del resultado final y puedas cambiar tu idea inicial si fuera necesario.

Según sus medidas

tipos-fregaderos-cocina

Como dijimos anteriormente, las medidas de tu fregadero pueden darte distintas opciones para su forma y su uso. Dentro de los tipos de fregaderos, puedes optar por uno grande con un seno o con dos o por otro más compacto que sea rectangular.

La medida base del fregadero es 45 cm pero lo más recomendable es que establezcas el mínimo en 50 cm y, por encima de eso puedes encontrar una gran variedad hasta llegar a los 90 cm  que es un tamaño más que óptimo para cubrir todas las necesidades de un hogar.

En cuanto a la profundidad suele oscilar entre los 16 y los 18 cm, pero recuerda que, en este caso, todo depende del mueble que hayas elegido para colocar debajo.

Si pensamos en una parte de la cocina que reúna utilidad y visibilidad esa es el fregadero. Pensar en el tipo de fregadero y en el tipo de grifo con el que lo vas a combinar es algo de lo que va a depender que tu cocina sea realmente especial y personal.

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X