Seleccionar página

Siete recetas para verano frescas y rápidas

14 julio, 2021

Seamos honestos, con el calor también nos volvemos un poco más perezosos para todo, y también para cocinar. Así que, como alternativa, hoy te presentamos siete recetas para verano muy nutritivas, muy frescas y que harás en un pispás.

Ensalada poké de arroz, salmón y aguacate

Las ensaladas de verano son una de las opciones de temporada por excelencia. La ensalada poké, por su versatilidad, nos permite adaptar sus ingredientes a nuestras preferencias así que es una de las recetas para verano que puedes repetir con variaciones casi a diario.

receta-poke-bowl

La clave de este plato es el marinado del salmón. Una vez limpio y cortado en dados le echamos 3 cucharadas de salsa de soja, 2 de aceite de sésamo y una de jengibre rallado y lo metemos en el figrorífico 15 minutos.

Mientras, hacemos 150 gr de arroz de sushi siguiendo las instrucciones del fabricante o con función predeterminada y mezclamos 1 cucharada de vinagre de arroz con media de azúcar y lo disolvemos en el microondas. Agregamos el vinagre al arroz y lo enfriamos con un abanico para que no apelmacen los granos.

Cuando tenemos todo, cortamos medio aguacate, un poco de pepino, otro poco de cebolla y unos tomates cherry y emplatar en un cuenco sin remover los ingredientes.

Crema fría de zanahorias y mango

crema-zanahoria-y-mango

Una alternativa genial para cuando ya tienes claro que has hecho demasiado salmorejo y demasiado gazpacho en el verano, si es que eso existe. Esta crema fría se puede poner como acompañamiento o comerse sola.

Hay que limpiar una ramita de apio y pelar 500 gr de zanahorias. Los cortamos en trozos generosos y los ponemos a cocer con agua al ras durante 20 minutos o hasta que la zanahoria esté bien tierna.

En un vaso de batidora ponemos la zanahoria y el apio, la carne de medio mango cortada en trozos y un poco de jengibre fresco y lo batimos todo hasta que tenga la textura que queremos. Si queda un poco espeso se puede añadir algo del agua en la que hemos cocido las zanahorias.

Luego, solo queda enfriar y servir con pipas y semillas para darle un toque crujiente. También podemos usar jamón en tacos, atún, huevo cocido o cualquier cosa que se nos ocurra. 

Salpicón de legumbres

ingredientes ensalada verduras

Otra de esas recetas para verano que, por su versatilidad, nos permite hacer cientos de combinaciones para no repetir menú y para ingerir todos los nutrientes que necesitamos.

La base de cualquier salpicón es la cebolla, el tomate, el pimiento rojo y el pimiento verde y, ocasionalmente, se puede añadir el pepino u otras verduras. La clave está, sin duda, en cortar las verduras en mirepoix, es decir, en dados medianos.

Una vez que tenemos las verduras cortadas, podemos añadirle lo que queramos: pulpo, mariscos, pescado, etc. En este caso vamos a usar legumbres en conserva. Podemos usar las que queramos o mezclar judías blancas, garbanzos y lentejas al gusto.

Otra clave para el salpicón es el aliño. Puedes recurrir a un aliño tradicional o crear vinagretas al gusto. Una vinagreta tiene como base aceite y vinagre y luego puedes añadir lo que más te guste: mostaza, kétchup, miel de caña, lo que quieras.

Para este salpicón vamos a usar 4 cucharadas de aceite, 2 de vinagre de manzana, 1 de mostaza de Dijon, 2 de kétchup y una pizca de sal. Lo mezclamos todo en un cuenco y batimos hasta que emulsione. Esta receta de vinagreta también la puedes usar con verduras a la parrilla o al vapor, ambas opciones igualmente saludables.

Pulpo a la gallega en 8 minutos

pulpo a la gallega base madera

El verano, con un buen plato de pulpo a la gallega, tiene otro sabor. Pero suele ser laborioso y muchas veces tenemos antojo pero no nos apetece ponernos a la faena. Por eso hoy te enseñamos a hacerlo casi al momento.

La clave es usar un pulpo previamente congelado para que las fibras se abran y se cueza bien. Descongelamos el pulpo y lo metemos en una olla rápida con unas patatas de un dedo de grosor en la base. No tenemos que echar agua ni nada más, solo cerrar la olla y, cuando esté a máxima potencia, lo dejamos 8 minutos.

El pulpo y las patatas saldrán en su punto y basta con cortarlo con unas tijeras y añadirle aceite y el tradicional pimentón.

Melva encebollada al estilo gaditano

olla con comida

En Cádiz saben mucho de evitar los rigores del verano con recetas ligeras y saludables y esta mezcla el pescado de temporada en un guiso ligero, sabroso y muy completo.

Lo primero que vamos a hacer es macerar la melva en rodajas con orégano, pimentón dulce, pimienta y un poco de vinagre de Jerez. Mientras se macera, rehogamos la cebolla en juliana con una hoja de laurel.

Cuando la cebolla esté, ponemos las rodajas de melva y doramos un poco por ambos lados. Cuando esté dorada, echamos medio vaso de vino blanco y cocemos hasta que reduzca bien unos 20 minutos. Y a servir.

Sorbete de sandía

helado sorbete sandía

Por supuesto, los postres también tienen que ser fresquitos y prepararse rápido para optimizar nuestro tiempo en la cocina.

Para hacer este sorbete lo principal es congelar previamente la fruta, así que vamos a vaciar media sandía y a cortarla en trozos. Después, cortaremos dos plátanos y lo meteremos todo en el congelador. 

Cuando esté congelado, hay que sacarlo y ponerlo en un vaso de batidora. Añadimos una cucharada de sirope de arce y una cucharadita de vainilla y batimos todo. Ya solo quedaría servirlo en un recipiente apropiado y, si puede ser, divertido.

Helado vegano de cacahuete

tarrina helado cacahuelte con cuchara

Para terminar con nuestras recetas de verano te vamos a proponer una un poco más elaborada pero ideal para esta época. Un helado de cacahuete que no contiene grasas animales.

Para hacerlo, mezclamos 400 ml de leche de coco y 200 ml de leche de soja en un cazo y lo calentamos a fuego lento. En la leche emulsionamos una vaina de vainilla y, cuando esté, apartamos y dejamos reposar 10 minutos tapando la mezcla.

Después, retiramos la vainilla y añadimos a la leche 60 gr de azúcar moreno, 50 gr de sirope de agave, 180 gr de mantequilla de cacahuete y una pizca de sal. Cocinamos a fuego medio removiendo constantemente y, una vez que esté mezclado, batimos un poco para que quede homogéneo.

Cuando lo tengamos podemos ponerlo en pequeños recipientes y congelar durante 8 horas o ponerlo en uno más grande y congelar al mismo tiempo. En este caso, tendremos que sacarlo cada media hora y removerlo para que no se formen cristales de agua.

Un menú completo fresco, saludable, rápido y variado para que tus comidas veraniegas sean también un momento especial.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X