¿Cómo instalar un termo eléctrico?

23 julio, 2019
Uso

Hay muchas más razones de las que piensas para instalar un termo eléctrico: el que tenías se ha quedado antiguo, tenías un termo de gas y quieres cambiar, el anterior se ha quedado pequeño porque la familia ha crecido y necesitas más capacidad…

Instalar un termo eléctrico es una tarea sencilla, pero vas a necesitar unas indicaciones básicas para instalarlo con seguridad, así que vamos a intentar ayudarte un poco.

Antes de empezar la tarea

La instalación de un calentador de agua eléctrico es mucho más sencilla que la de un termo de gas ya que no requiere ningún tipo de obra ni respiradero en la pared ni certificaciones de seguridad de la instalación. Aún así, debes prevenir ciertas cosas antes de ponerte a trabajar.

La primera de ellas es elegir un termo que se adapte a tus necesidades. Existen termos de diversas capacidades, desde 15 litros a más de 100, elige uno que te sea útil. Ten en cuenta que para un hogar en el que viven dos personas necesitarás al menos un termo de 50 litros. Existen también algunos que aprenden tus patrones de consumo de agua y adaptan los ritmos de calentados a dicho consumo. Estos termos permiten un importante ahorro de energía.

Después elige el tipo de instalación que más le convenga al espacio en el que vas a colocarlo. Ten en cuenta que existen termos de instalación vertical, horizontal e incluso algunos que permiten ambas. Incluso algunos que por su fondo reducido se pueden instalar dentro de un mueble de cocina.También debes asegurarte de que, alrededor de la tapa, haya un espacio vacío de unos 50 cm para facilitar las tareas de mantenimiento. 

Además, la pared en la que lo instales debe poder soportar, como mínimo, tres veces el peso del termo lleno y debe tener las tomas de agua y un enchufe con toma de tierra.

Si tienes que quitar el termo antiguo no te olvides de vaciarlo antes de descolgarlo porque llenos son muy pesados. Si tenías uno de gas tienes que llamar a un profesional para desinstalarlo y sellar los agujeros de la pared.

Lo más importante: hasta que llegue el momento de llenar el termo, cierra la llave de paso del agua.

Durante la instalación

Una vez que ya has repasado todo lo que vas a pedirle a tu calentador, dónde va a ir instalado, qué necesitas para hacerlo y qué vas a hacer con tu vida una vez que hayas acabado de instalarlo, hay que ponerse a la tarea.

Lo primero es marcar el sitio en el que va a ir el termo a la pared. Mide por favor, MIDE. Es importante no colocar las marcas en la vertical de las tomas de agua porque probablemente, al hacer los agujeros, taladremos la tubería y eso es un problema serio.

como instalar termo

Una vez hechas las marcas (no se te olvide medir) haremos los agujeros en la pared y colocaremos lo tacos. Aquí lo fundamental es que los tacos, los tornillos y la pared puedan soportar el peso del aparato. No seas conservador con los diámetros.

Cuando hayas anclado el termo en la pared llega la hora de la fontanería. Coloca el manguito electrolítico, que evitará la corrosión en la entrada del agua fría, es la que es de color azul. Después coloca la válvula de seguridad en el manguito y conéctalo con un latiguillo a la toma de agua. Aquí puedes colocar una llave de corte por si necesitas quitar el termo más adelante.

Coloca otro manguito electrolítico en la salida de agua caliente, la que es roja, y únelo con un manguito a la toma de salida en la pared. Recuerda que para evitar pérdidas debes dar unas 10 vueltas con teflón a todas las roscas.

Usa un tubo para conectar la válvula de seguridad al desagüe porque será lo que se utilice para evacuar agua en caso de que aumente la presión en el termo.

Es hora de otra de las fases clave para instalar un termo: llenarlo de agua. Aquí es muy importante que no lo enchufes hasta que esté lleno porque se podría quemar la resistencia,y la avería no la cubre la garantía. Abre la llave de paso del agua y luego abre la válvula de seguridad. Cuando notes que se está llenando abre todos los grifos de agua caliente de la casa y ve cerrándolos a medida que vaya saliendo agua de ellos. De este modo se vaciará todo el aire tanto del calentador como de las tuberías y se evitarán futuros problemas de presión.

Una vez que está lleno, enchufa el termo a la corriente. El modo en el que se indique que el termo está calentando y que está ya caliente dependerá de cada modelo.

¡Con esto, tu termo eléctrico estará listo para usarse!

Después de la instalación

como instalar termo

Aunque tu termo esté listo ya, no te olvides de hacer algunas comprobaciones y ajustes

  • Es muy importante revisar que no haya ninguna fuga de agua en la instalación.
  • Si has instalado el termo en una zona no habitada de la casa como el garaje o la terraza, reviste los tubos con aislante para no perder nada de calor.
  • Si tienes que vaciarlo porque algo no ha ido como debiera, debes cortar el agua y desenchufarlo de la corriente.
  • No olvides hacer revisiones periódicas por si se han acumulado impurezas en el circuito.

Y después de esto ¡enhorabuena! ya sabes instalar un termo y estará operativo para funcionar. Sólo te quedaría disfrutar del trabajo bien hecho y de una de las mejores recompensas que existen después del esfuerzo: una buena y larga ducha con agua caliente.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X