Seleccionar página

Ventajas de los fregaderos de acero inoxidable

21 noviembre, 2019
Uso

A la hora de equipar tu cocina tienes que tomar innumerables decisiones: electrodomésticos, encimera, suelo, grifería y, por supuesto, el fregadero. Venimos a hacerte la tarea un poco más fácil recomendándote que apuestes por fregaderos de acero inoxidable. ¿Por qué? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es el acero inoxidable?

Seguro que lo has visto y has oído hablar de él y de sus ventajas un buen número de veces. Pero ¿qué es en realidad el acero inoxidable?

tipos-fregaderos-cocina

El acero inoxidable es una aleación, un compuesto de acero, cromo y níquel que lo hace mucho más resistente a la corrosión y a la oxidación y hace de él un material mucho más duro y moldeable.

El acero inoxidable es resistente al agua, al vapor de agua, a la humedad, a los ácidos de los alimentos y a los ácidos débiles orgánicos e inorgánicos. Además, se puede trabajar con él a temperaturas de 300º.

Como ves, unas propiedades que hacen que este material sea ideal para la cocina.

Es resistente al calor

Como hemos señalado antes, el acero inoxidable es muy resistente a temperaturas extremas. Soporta muy bien el calor y el frío sin deteriorarse o deformarse. Esto suponer una gran ventaja frente a las resinas u otros materiales para fregaderos.

Si bien es probable que el agua de tu grifo de cocina no salga como si fuera lava, también es verdad que esta resistencia puede serte de utilidad a la hora de dejar sartenes y bandejas de horno mientras estás cocinando sin que se pueda ver afectada la superficie.

Resistente a la corrosión

ventajas fregaderos acero inoxidable

El acero inoxidable no es poroso así que el agua y los ácidos no penetran en él ni se acumula, lo que hace que este material sea inmune a la corrosión y a la oxidación. Es decir, los fregaderos de acero inoxidable no se deteriora por mucho que uses el grifo o derrames en el restos de comida.

Esta resistencia hace que sea el material estrella en las cocinas industriales. También en aquellas cocinas particulares que tienen un toque de cocina profesional.

Alta durabilidad

El acero inoxidable combina dureza con flexibilidad. Es un material muy resistente a los golpes y, aunque un golpe fuerte pueda abollarlo, es más que probable que ese mismo golpe, quiebre un fregadero sintético y, por descontado, uno de cristal por ejemplo.

Si a esta dureza le sumamos la resistencia a las temperaturas extremas y a la corrosión que hemos dicho antes, llegamos a la conclusión de que los fregaderos de acero inoxidable pueden durar toda la vida sin apenas deterioro.

Es probable que, si no se mantiene correctamente, se pueda rayar y que la acción de la cal del agua haga que acabe perdiendo parte de su brillo pero con una limpieza adecuada esto no tiene por qué pasar.

Es muy probable que si cambias un fregadero de acero inoxidable sea porque te has aburrido de él, no porque esté en mal estado.

Más higiénico

Como hemos dicho antes, los fregaderos de acero inoxidable no son porosos. Eso hace que no penetren los líquidos ni se acumulen en ninguna fisura o esquina. Al no entrar los líquidos ni los ácidos de la comida, no se acumulan bacterias en ningún lado.

tipos-fregaderos-cocina

Los restaurantes profesionales eligen el acero inoxidable por esta característica entre muchas otras. Pero también lo hace perfecto para casas en las que hay niños o incluso para ahorrarte un tiempo precioso en la limpieza ya que sólo con pasar un paño con desinfectante eliminarás el riesgo de las bacterias y de la contaminación cruzada  de  alimentos.

Fácil de limpiar

Es resistente a las manchas y no acumula líquidos que puedan resecarse, además previene la formación de moho y bacterias, eso hace que el acero inoxidable sea mucho más fácil de limpiar que otros materiales.

Es cierto que los materiales de fregadero no suelen ser porosos para evitar los problemas de humedad pero el acero además es más resistente, como vimos, y eso quiere decir que aguanta muchos más lavados sin perder ninguna de sus propiedades principales.

Puedes lavarlo todas las veces que necesites sin tener miedo de que se deteriore. Basta con un paño húmedo y detergente para dejarlo como nuevo.

Es bonito

La estética es una parte fundamental a la hora de equipar una cocina y el fregadero es uno de los elementos más visibles, por eso confiar en un material que queda bien en cocinas de estética moderna como en las más clásicas es, sin duda, un acierto.

encimeras cocina

Es un material que puede moldearse con lo que vamos a encontrar casi tantos modelos de fregaderos de acero inoxidable como opciones de cocinas. Es apto para cualquier espacio y para todo tipo de necesidades. No olvides, eso sí, combinarlo con el diseño de tus grifos.

Es un material que combina bien con otros materiales, con cocinas monocromáticas o con ambientes mucho más diversos, además es la mejor opción si tenemos en cuenta la relación calidad precio. Así que puede ser una opción genial para ahorrar un poco y dedicar más recursos a los electrodomésticos.

No hay que olvidar, no obstante, que existen distintos tipos de acero inoxidable y puede que los más económicos están hechos de un material menos resistente y duradero.

Como ves, son muchos los factores que hacen de este material un aliado perfecto para estar más cerca de la cocina que te mereces. Y además te ayudará a que tu día a día sea mucho más cómodo.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X