Seleccionar página

El estilo retro se cuela en la cocina

22 noviembre, 2021

No sabemos qué tendrán las modas del pasado que tanto nos gustan. Por algo vuelven y vuelven, y en la decoración también marcan estilo pero ¿cómo decorar una cocina vintage?¿Cómo conseguir un estilo retro en la cocina? Repasamos algunas ideas para ayudarte a lograr un espacio retro atractivo y funcional.


Elementos esenciales para una cocina retro

Está claro que la estética retro marca tendencia ahora y seguirá teniendo su hueco en decoración de interiores durante mucho tiempo. Combina y convive además sin problema con otros estilos, como el minimalismo, y también con ambientes más modernos y vanguardistas. Así que no hace falta que cambies tu cocina de arriba abajo para ese estilo retro: simplemente con algunos elementos puedes lograr el efecto.

frigorífico retro negro en una cocina con estética vintage


Apuesta por los azulejos basados en tendencias pasadas

Apunta decorar tus paredes con elementos de aire industrial, un estilo que se complementa muy bien con el retro. Es una buena manera de conseguir una cocina vanguardista, original y totalmente ambientada en otras décadas. La combinación de azulejos lisos, los de estilo metro, obedecen perfectamente a este propósito retro. Además son más resistentes de lo que parece y su mantenimiento es muy sencillo. Apuesta por los tonos pastel, blancos o beige, eligiendo un único tono o combinación de varios. Puedes instalarlos en toda la cocina o solo en una pared.


Electrodomésticos con aires retro

frigorífico retro negro

El efecto de un electrodoméstico de estilo retro en la cocina es un arma definitiva para marcar la tendencia, como un frigorífico típico de los años 60 americanos. Eso sí, a estas alturas una cosa es que tenga estética sesentera y otra que tengas que quitar el hielo del congelador con un martillo y un cincel. Los electrodomésticos actuales vienen con lo mejor de lo retro por fuera, su estética, y la madre del cordero de las tecnologías dentro, con las últimas prestaciones, pero sin renunciar a un cuidado diseño.

La inversión merece la pena porque cambia completamente la estética de la cocina y la personaliza. Elige tonos que creen armonía con el resto de electrodomésticos y otros elementos clave del espacio. Y recuerda, no es necesario renunciar a prestaciones de última generación por el hecho de contar con un diseño único. Y desde luego, tampoco hay que renunciar a una eficiencia energética adecuada.

Pequeños electrodomésticos

Ayudan a crear un ambiente retro en tu hogar y pueden añadir una dosis de color que marque puntos de atención dentro de la cocina. Probablemente los has visto y te has enamorado tanto de los tonos pastel como de los rojos intensos. Batidoras de vaso, tostadoras, exprimidores… elementos que contribuyen a forjar ese estilo retro de manera eficaz.

frigorífico retro negro en una cocina con estética vintage

La madera: elemento fundamental

La sencillez, durabilidad y naturalidad que brinda la madera es inigualable. Puede ser un aliado excelente a la hora de marcar ese estilo retro en tu cocina. Existen tantas opciones de decoración como te imagines. Baldas con escuadras rústicas que funcionan de estanterías, armarios que cierran con cortinas en vez de con puertas, tiradores con formas que se utilizaban antes, etc. Por supuesto, si puedes optar a una viga de madera vista, a por ello de cabeza.

En relación a los colores, no hace falta limitarse al tradicional cerezo o roble. El beige, el blanco, el azul pastel o el verde menta son solo unos ejemplos de los muchos tonos que puedes dar a tu cocina a golpe de brocha.

Iluminación retro

lamparas de colores delante de unas estatenrías de colorines con estética retro vintage

Existen muchos modelos de lámparas y apliques de estilo vintage que puedes aprovechar para la cocina.
Para cumplir el objetivo de armar una cocina retro, no tienes que centrar tu atención en luminarias modernas ni en focos porque no encajan con la estética global. En las tiendas o mercadillos de segunda mano encontrarás una gran variedad de elementos de inspiración antigua. Igual que sucede con los azulejos, los productos de toque industrial van a encajar muy bien en tu cocina. Eso sí, no te olvides de utilizar ledes para conseguir una eficiencia energética adecuada. 


Decora con complementos adaptados a la época

Aceiteras, bandejas para servir el café o el té, cubiertos, manteles, tarros para guardar comida… Existen muchísimas opciones para que decores este espacio con una acertada selección de elementos. Incluso, si quieres poner plantas, escoger macetas de hojalata —o que sean hojalata wannabe porque bordan lo retro.

frigorífico negro retro en un salón con estética vintage

Por supuesto, no te olvides de todo lo que concierne al menaje, como vasos, jarras o platos, para equipar tu cocina con elementos inspirados en el pasado. Si te gusta cocinar en hierro fundido o barro, puedes colocar las cacerolas y cazuelas en alguna balda de madera para que, además de utilidad, también te aporte decoración. Cuidado porque es muy fácil sobrecargar el espacio a base de elementos pequeños, así que intenta pararte de vez en cuando en el ejercicio decorativo para observar las sensaciones que te va produciendo la creación de tu nuevo espacio.

Telas a mansalva

Las telas son una ayuda extra en la creación de cualquier ambiente. A la hora de crear un estilo retro en la cocina, las telas con estampados y cuadros pueden ir desde en tarros de cristal a cortinas, si tienes espacio suficiente. Trapos, servilletas, mantelería a la vista en general, todo contribuye y con sutileza a sellar el ambiente retro.

batido con sirope y nata con fondo retro

Suelos de damero

¿Cuántas veces has pisado suelos con cuadros negros y blancos cuando eras pequeño? Pues si quieres un estilo retro en tu cocina, a por ellos, es un toque perfecto. Puedes cambiar el suelo, naturalmente, pero también puedes optar por otras opciones para instalar encima del suelo que ya tengas. Ten en cuenta las características especiales que necesitan este tipo de suelos porque la cocina es un lugar duro para ciertos materiales: no vale cualquier cosa.

También puedes elegir suelos cerámicos o de gres ambientados en los años sesenta. Revisa bien antes de elegir el diseño porque hay muchas ideas interesantes para ayudarte a cuadrar la estética global.

Ya tienes una base de partida con ideas importantes para ponerte manos a la obra con tu cocina, así que manos a la obra porque el resultado bien merece la pena. Una cocina digna de un dinner de los 50, pero sin renunciar a las comodidades de hoy es más que posible (hasta necesario, fíjate).

Indicate in which country or region you are to see specific content. X