Seleccionar página

Seis consejos para crear un espacio de trabajo o estudio

28 enero, 2021

Debido a los cambios en nuestra rutina cotidiana marcada por el desplazamiento de los espacios de trabajo o estudio a casa, nos vemos obligados a diseñar un lugar en el que trabajar o estudiar cómodos. Te descubrimos seis consejos para crear un espacio de trabajo o estudio en casa.


Seis tips para crear tu zona de trabajo o estudio

Si ahora vas a empezar con el teletrabajo y tienes que convertir tu habitación en una zona de trabajo, es importante que tengas en cuenta varias cosas para estar cómodo. Es muy importante mantener el orden y la limpieza, tanto por una necesidad física de espacio como mental; también aislarte de los ruidos, en la medida de lo posible, y hacerte con una buena luz artificial o natural, entre otras cosas.

Optimiza el espacio de trabajo

Es muy posible que el lugar de trabajo del que dispongas sea una habitación pequeña. Para convertirla en una oficina en la que todo quepa a la perfección, pero sin sentirte agobiado, es necesario optimizar todo lo que puedas el espacio del que dispones.

Puedes optar por muebles plegables que luego guardes cuando no los uses y estanterías que vayan desde el suelo hasta el techo, por ejemplo, para tenerlo todo bien organizado. También puedes elegir usar el color blanco, tanto para las paredes como para los muebles, para crear mayor sensación de espacio.

decoración-espacio-de-trabajo

No te olvides de tenerlo todo ordenado y bien limpio. Una sencilla regla que te ayuda a hacerte sentir que tu espacio es más grande. Además, encontrarás todo mucho más rápido, por lo que aprovecharás al máximo tu tiempo. Este punto también se refiere a tu propio ordenador. Mantener ordenado el escritorio y las carpetas te ahorrará mucho tiempo a la hora de buscar archivos para trabajar de manera más eficiente.

La luz, una de las grandes claves

La iluminación es fundamental a la hora de trabajar. Es básico que busques la habitación de la casa que te ofrezca mejor iluminación natural. Después, es importante que integres el escritorio y la silla de trabajo de manera que la luz del sol incida bien en ellas y puedas escribir y leer correctamente. De esta manera, trabajarás con comodidad y hasta ahorrarás en la factura de la luz.

También es bueno que tengas en cuenta la luz artificial. Puedes optar por un flexo o una lámpara de pie. No te olvides de optar por las luces ledes, más amigables con el medioambiente, al igual que más económicas.

luz espacio trabajo


La importancia de la comodidad y el orden

Recuerda que vas a pasar muchas horas trabajando en tu nuevo espacio de estudio. Por lo tanto, es fundamental que hagas de él un lugar cómodo. Hazte con una silla ergonómica, un reposapiés y otros muebles auxiliares que te ayuden en este sentido. Trata de que el ordenador y el teclado estén a la altura adecuada para no forzar posturas.

También es importante que cuentes con estanterías, bandejas separadoras y cajoneras para organizar todo tu trabajo.

orden espacio trabajo

Si no tienes espacio para muebles nuevos y has habilitado tu dormitorio como espacio de estudio o trabajo, puedes reordenar tu armario y dedicar una parte de él para tus cosas de oficina.

Trata de tomar conciencia de tu postura cuando estás trabajando y recuerda hacer pausas cada hora para estirar las piernas. Existen ejercicios básicos de estiramientos de muñecas, brazos y piernas para desentumecer los músculos. Es recomendable que también hagas algunos ejercicios para los ojos (mirar hacia los lados, hacia arriba y abajo varias veces) y el cuello. Procura no pasar mucho tiempo con las piernas cruzadas, no es nada aconsejable.

Y recuerda, siempre que termines de trabajar, ordénalo todo para el día siguiente. Cuando ves tu espacio de trabajo limpio y con orden, empezar a trabajar es más fácil.


Hazte con objetos decorativos agradables

Los objetos decorativos ayudan a crear espacios de trabajo agradables e incluso a concentrarte. Las fotos de tus familiares queridos y de tu mascota y las plantas, aunque sean artificiales, un bonito póster o incluso algún cuadro de cualquier cosa que te inspire.También puedes hacerte con velas aromáticas para conseguir un espacio relajante.

Tener r la sensación de estar desarrollando nuestra actividad en un lugar limpio, bien ventilado y con aquello que necesitamos a mano, nos ayudará a sentirnos mejor y a reducir estrés.

Hidratación y aperitivos de media mañana

Aunque no estés preparándote para hacer un Ironman es muy recomendable que estés hidratado. No solo del café que te dura toda la mañana vive el hombre, también es necesario que consumas agua. Hazte con de estas botellas típicas para beber agua, seguro que en Navidades te han regalado alguna junto con un pijama y unos calcetines. O simplemente escoge tu taza preferida. Así arrancarás el año con aquello de consumir más de un litro de agua al día.

También es un momento excelente para empezar a tomar más fruta en vez de consumir la tradicional pulguita de salchichón de la cantina o el pincho de tortilla de media mañana. Que de vez en cuando es un gusto, pero también hay que cuidarse.

hidratación-al-trabajar

Insonoriza la habitación

Es imposible trabajar concentrado y cómodos si a nuestra habitación llegan todo tipo de ruidos del exterior y de nuestra propia casa. ¿Es tu caso? Hay muchos sencillos trucos que te ayudan a minimizar el ruido al máximo.

Por ejemplo, puedes utilizar tapices y alfombras o macetas que absorben en parte la contaminación sonora, utilizar el ruido blanco (hay muchas webs dedicadas a ello) y bandas de goma en la puerta (barredores). Y no dejes la habitación sin cortinas, ayudan a minimizar muy bien el ruido. En casos un poco más extremos, también puedes utilizar paneles acústicos, que son muy económicos, o recubre cualquier pequeña grieta que tengas con masilla acústica. En cualquier caso, cuando el ruido de los vecinos debido a obras o a niños corriendo por la casa es imposible de paliar, recuerda que tanto un caso como el otro están sujetos a temporalidad y trata de ajustarte como puedas a ello: no hay una solución que esté en tus manos y de nada vale estresarse a diario por estas causas.


Bonus: ideas DIY para tu cuarto de trabajo o estudio

decoración-estudio-trabajo

Si no tienes presupuesto para comprar todo lo que necesitas para hacer tu espacio de trabajo, apuesta por el DIY. Unas viejas tablas de madera forradas con una tela estampada o pintadas a mano pueden servirte como estantería. Utiliza cajas de zapatos envueltas con papel de regalo para guardar tus papeles; puedes colocarlas de manera ordenada en el suelo junto al escritorio. Unas sencillas bandejas te pueden servir para reorganizar tus cajones. Y los botes de cristal de las conservas pueden ser estupendos porta lapiceros.

Habituarnos a diferentes circunstancias y espacios está en nuestra naturaleza. Así que con unas buenas dosis de resiliencia, que es una de las palabras que más hemos escuchado en estos meses, aborda esta nueva etapa de trabajo en el hogar con estos consejos y crea un espacio de trabajo posible para ti y para aquellos que viven contigo.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X