Seleccionar página

Un huerto en casa: una tendencia práctica y ecológica

6 abril, 2021

La conciencia global sobre la necesidad de ser más ecológicos no solo se centra en los grandes actos. El día a día ha traído una sana curiosidad sobre la ecología en el hogar y no hace falta que tengas una finca con frutales para unirte a la otra tendencia en auge: tener un huerto en casa.

No se trata de dedicarnos activamente a un área tan dura, por cierto, como la agricultura; simplemente a cultivar en casa un pequeño huerto que nos proporcionará algunas verduras para disfrutar de primera mano. La satisfacción del proceso y el aprendizaje, especialmente si tienes niños, es una aventura que merece la pena. Y con un final pero que muy feliz: consumir alimentos que tú mismo has hecho crecer y que solo llevan lo que tú has querido utilizar para su cultivo.

Un huerto en casa

Si vives en una ciudad, esta es una excelente opción. Esta forma de cultivo empezó a ser muy popular en la Segunda Guerra Mundial, implantándose huertos en algunas ciudades de Estados Unidos para producir alimentos.

mini huerto en casa

Poco a poco, los huertos urbanos se fueron haciendo populares gracias a movimientos ecologistas. Existen numerosas áreas en las ciudades donde se han habilitado espacios, pequeñas parcelas vecinales de terreno para cultivar. Pero también puedes tener un mini huerto urbano en casa. Solo necesitas tierra, sol y paciencia. Bueno, y algunas semillas y agua.

Ventajas de un huerto urbano

Tener un pequeño huerto urbano, aunque depende de sus dimensiones, probablemente no sirva para abastecer las necesidades de fruta y verdura de un hogar medio, salvo que tu dieta deje un poco que desear. Pero sí ayuda mucho más de lo que puede parecer. Y créenos si te decimos que vas a descubrir un sabor con el que te vas a enamorar otra vez del tomate, sin ir más lejos. Pero no es la única ventaja:

Alimentación más saludable – Ver crecer aunque sea una mata de pimientos en tu casa realmente te da ganas de comer más verdura. ¿Recuerdas ese propósito de Año Nuevo de comer más sano? Pues tener un huerto en casa te va a dar el empujón que necesitas.

Ser más consciente – Pero de todo. Desde ser consciente del esfuerzo de cultivar, hasta el placer de recolectar. Puedes plantar prácticamente lo que quieras, siempre y cuando se reúnan las condiciones adecuadas. Es decir, cierta profundidad si quieres plantar tubérculos, horas de pleno sol según requieran las verduras, estacionalidad… y te darás cuenta de que la importancia de consumir productos de proximidad. ¿Saben mejor los productos que tú mismo cultivas? Pues mira, sí. No es lo mismo comprarte un bote lentejas que llevarte un tupper de fabada de casa de tus padres ¿verdad?

Fomentar una cultura más sostenible – Esto es un poco como el efecto boda entra amistades: se casa uno en el grupo de amigos y luego ya van cayendo el resto. Crear tendencia en el barrio por tener un huerto urbano, aunque sean cuatro macetas en la ventana, es para estar muy orgulloso.

mini huerto en casa

Más zonas verdes – las zonas verdes son tremendamente necesarias en los espacios urbanos. Cultivando un huerto ayudas a que haya más pulmones verdes (o algunos alveolos sueltos, como mínimo). Si puedes acceder a una zona de terreno vecinal donde plantar un área más grande que tu terraza o si tienes un patio, este efecto se multiplica, por supuesto.

El hecho de que además haya plantas para polinizar, ayuda a que haya insectos, algunos tan necesarios como las abejas. Y te caigan los bichitos mejor o peor, son necesarios para la persistencia de la vida.

¿Qué plantar en un huerto urbano?

mini huerto en casa

Todo depende un poco de las dimensiones del huerto y de la época del año –importante hacer caso a las verduras de temporada y sus épocas de siembra. Pero puedes plantar desde fresas (cuidado con la araña roja, en clima seco está a la orden del día) a tomates, pepinos, cebollas, calabacín

Visita al vivero

Es importante que al comprar las semillas o los plantones del huerto, te dejes aconsejar por los profesionales del vivero. Te indicarán un sustrato adecuado así como las plantas que puedes cultivar dependiendo de las condiciones de tu hogar y de dónde alojes el huerto. También cómo protegerte de las plagas habituales. No va a venir una legión de langostas en plan Apocalipsis a por tu perejil, pero sí que suelen verse afectadas por insectos y hay que saber qué usar en plantas comestibles.

No tengo mano con las plantas

Esto no existe, pero mira, comprando en viveros, además, te ahorrarás ese efecto Doctor Muerte con las plantas. Muchas veces las compramos en lugares como supermercados y, a la semana, pasan al paraíso de las plantas (un lugar que siempre tiene un sustrato magnífico). No tiene por qué ser tu culpa.

mini huerto en casa

Primero, estas plantas vienen con unas condiciones de cultivo algo extremas, digamos, como cuando un culturista se prepara para que le vean en un concurso de bíceps. Con frecuencia, hay muchas pequeñas plantitas apretujadas en un mismo tiesto. Hay que separarlas en varios y echarle maña.

Además, a veces insistimos en que crezca en una cocina con poca luz natural una planta que necesita una exposición al sol potente. Y claro, eso es crónica de una muerte anunciada.

Crea tu propio huerto con aromáticas

Una excelente y práctica opción es cultivar tus propias aromáticas. De nuevo, las condiciones de luz que tengas son relevantes a la hora de escoger las plantas.

¿Qué aromáticas plantar?

mini huerto en casa

Es habitual tener perejil. Suele crecer bien y es un ingrediente común para muchos guisos. Siempre es agradable tener a mano menta y albahaca, así como hierbabuena.

El tomillo es otro esencial en el huerto urbano. Es una planta resistente que, junto al orégano, se ha hecho hueco entre las aromáticas en el hogar. La ruda, el cebollino y el cilantro también son excelentes opciones. Las aromáticas permiten un autoconsumo rápido y de producto fresco, y puedes empezar con algunas macetas pequeñas.

¿Cómo construir mi propio huerto?

Hay muchas maneras de arrancar un huerto, hasta incluso en maceta. Puedes empezar en un balcón, en una repisa o en tu jardín, si tienes. Nosotros te enseñamos cómo fabricar tú mismo una estructura para albergar tus aromáticas con algunas herramientas esenciales que incluso puedes reciclar:

Indicate in which country or region you are to see specific content. X