¿Por qué está de moda hornear pan?

25 mayo, 2020
Inspiración

Hornear pan es una actividad cada vez más común en los hogares. Cada día son más los que se apuntan a elaborar pan casero, horneando piezas de gran sabor. Sin embargo, las razones detrás de esta tendencia no quedan del todo claras. ¿Es por la sencillez de algunas de las recetas? ¿Puedes hacerlo con cualquier horno? Hay muchos factores que nos han llevado a volcarnos con todo tipo de panes. Vamos a analizar brevemente a qué se debe esta revolución en busca del pan de antaño para decir adiós a la barra congelada de sabor dudoso.

La moda de hornear pan

El pan es uno de los alimentos más consumidos del mundo y rara vez falta en las mesas. Hasta hace unos años solo unos pocos se atrevían a fermentar sus propias piezas, pero en la actualidad la moda ha golpeado con fuerza. Si te pasas por tu supermercado más cercano, es probable que encuentres levadura y harina, ingredientes indispensables para hacer pan. Si bien hacer pan de calidad es un área para profesionales, podemos iniciarnos y conseguir preparar nuestro propio pan.

Existen diversas razones para el crecimiento de esta tendencia. Una de ellas es la abundancia de cursos y libros con los que iniciarse en el mundo del pan. Además, Internet te ofrece una cantidad casi inagotable de recetas, tutoriales y trucos que te facilitan esta labor. Puedes encontrar técnicas de amasado, fermentado y todo tipo de panes para hacer con auténticos maestros. O recetas para empezar en el mundo del pan con resultados muy aceptables.

hornear pan

Otra razón es la facilidad para encontrar los ingredientes. Con agua, harina, sal y levadura es posible elaborar un pan blanco sencillo y obtener unos resultados muy sabrosos. Tan solo necesitarás darle unas horas para que fermente y hornearlo para tenerlo listo. Dependiendo de tu tiempo y la práctica, puedes hacer recetas más complejas o menos elaboradas para introducirte en este interesante mundo.

En la actualidad, no solo tienes un horno en casa, sino que puedes comprar una piedra para hornearlo, recipientes para guardar la masa y que fermente, raquetas para manejar la masa correctamente y muchos más accesorios que te simplifican la vida. Y sí, un horno casero es suficiente para que tu pan tenga un aspecto envidiable.

Aunque hay un factor que sigue escaseando. Y es que para hacer pan no basta con saber cómo hornear una pieza, sino que necesitas tiempo para que la levadura funcione, la masa fermente y dote de sabor al pan. Por suerte, una vez esté amasado, todo un arte en sí mismo, solo tendrás que prestarle atención cuando acabe el periodo de fermentación.


La cocina y los lazos familiares

Una de las principales razones que lleva a las personas a elaborar pan es pasar tiempo en familia. Hacer este alimento es una tarea en la que puede participar todo el mundo, y no solo para degustar el resultado final. Poner las manos en la masa, amasarla y darle forma es una experiencia muy enriquecedora, sin límites de edad.

hornear pan

Además, es una forma muy sencilla de introducir a los niños en el mundo de la cocina, ya que se lo pasarán genial elaborando la masa y dándoles forma a sus pequeños panes. Una manera diferente de llevar a cabo actividades en familia con uno de los alimentos más antiguos y básicos de nuestra historia, donde todos pueden tener su papel protagonista.

El resultado final es mucho más que un pan para dejar el plato limpio en la comida: es una familia más unida, que aprende a trabajar codo con codo y, como no podía ser de otro modo, se divierte durante todo el proceso.


Hacer pan con tus hijos

Hacer pan con tus hijos es muy sencillo y pueden participar en todos los momentos de su elaboración. No obstante, tendrás que ser tú quien maneje el horno y quien introduzca y saque el pan de él para evitar daños, salvo que tus hijos sean suficientemente mayores.

Con una receta sencilla podrás dejarles que den rienda suelta a su imaginación, como por ejemplo esta:

– 500 gramos de harina de fuerza.

– 300 gramos de agua.

– 10 gramos de sal.

– 5 gramos de levadura fresca o 1,5 de levadura en polvo.

juegos-cocina-niños

Tan solo tienes que mezclar los ingredientes en un bol, procurando que sal y levadura no se junten demasiado al principio, y dejar que tus hijos mezclen con sus propias manos. No es un trabajo tan complicado como parece, aunque requerirá una cierta fuerza. Una vez la masa esté cohesionada y lisa, déjala descansar en un bol tapada para que fermente durante una o dos horas. Luego, dale la forma que quieras, ayudado por los más pequeños de la casa, y asegúrate de que la temperatura para el horno a la hora de introducirlo es de 230 ºC durante 45 minutos. Poner en la parte baja del horno un recipiente con un poco de agua generará vapor y le ayudará al pan a tener esa deliciosa costra tostada.

El resultado final será un pan con un sabor suave, miga húmeda y que podrás disfrutar con total tranquilidad una vez lo hayas dejado enfriar; una dura prueba para cualquier amante de este alimento.

En definitiva, hornear pan es una moda que se está expandiendo por diversas razones. Ya sea por la sencillez para elaborar ciertas recetas o por la abundancia de recursos para aprender, puedes disfrutar junto a tu familia de elaborar vuestras propias recetas juntos.

America Europe Asia and Middle East Africa Oceania Worldwide
Indicate in which country or region you are to see specific content. X