Seleccionar página

Alimentos que te ayudan a mantener el bronceado

3 agosto, 2021


Durante el verano nos sentimos con más vitalidad y disfrutamos del sol y de las actividades al aire libre. El bronceado, sin pasarnos, nos da un aspecto saludable que nos gustaría mantener durante todo el  año. Seguramente hayas leído que la zanahoria ayuda a ponerte moreno, no en plan Beverly Hills, sino a lo verano en Saint-Tropez, e incluso que otros alimentos pueden mejorar y conservar ese aspecto que nos han dejado unos días al sol pero ¿es realmente posible que nuestra dieta ayude a mantener el bronceado? Pues un poquito sí que puedes ayudar a tu cuerpo moreno para conservar ese tono que tan bien te sienta a la cara.

Cuidado con el sol

Aunque a estas alturas sabemos mucho más del sol y deberíamos ser precavidos, no está de más recordar que eso del vuelta y vuelta en la playa o la piscina no es nada, pero nada, recomendable. Modera tu exposición al sol y sigue una rutina progresiva. Utiliza una buena protección de manera recurrente —no vale echarte una vez y ya— y pasa más tiempo bajo la sombrilla que fuera de ella. La visita al dermatólogo para controlar esos lunares, los tengas junto a la boca, cielito lindo, o en cualquier otra parte del cuerpo, es obligatoria una vez al año, especialmente si notas cambios en el tamaño, color o apariencia general de los mismos.

sombrero gafas de sol y crema solar en una toalla

No hace falta rehogarse al sol del mediodía para estar guapos, sobre todo porque el haber estado durante tanto tiempo confinados puede hacernos aún más sensibles al sol de este año, en particular. Ahora sí, vamos con la otra protección: la que empieza en el estómago.


Alimentos que ayudan a mantener el bronceado

Una alimentación equilibrada es fundamental para sentirnos bien por dentro y por fuera. No solo para garantizarnos salud y una óptima calidad de vida, sino también para reflejar nuestro bienestar con un buen aspecto. Te puedes echar 300 cremas, que si no comes en condiciones, tu piel, un órgano vivo, lo refleja. Los alimentos con ciertos ácidos grasos, con vitaminas como A y E, nos van a echar un cable para lucir moreno al menos hasta nuestra próxima videollamada de trabajo.

crema-zanahoria-y-mango


Alimentos ricos en caroteno

A grandes rasgos, son aquellos que contienen unos pigmentos amarillos, naranjas o rojos conocidos como carotenoides. Estos componentes pueden convertirse en vitamina A en nuestro cuerpo, que es la responsable de la pigmentación de la piel. ¿Te puedes quedar como Trump a base de comer zanahorias? No lo sabemos, pero si lo probáis, mandadnos fotos.

zanahorias de colores sobre madera

Los carotenos, además, no solo uno de los responsables del bronceado, sino que también son antioxidantes y mejoran la función cerebral, ocular y metabólica. Por lo tanto, podemos decir que son imprescindibles en una dieta saludable. ¿Y qué alimentos los contienen en mayor medida? Has acertado: frutas y verduras, aunque también cereales. Las zanahorias, espinacas, berros, pimiento rojo, acelgas, tomates, cebolla, calabaza, nísperos, maíz y lechuga. Ahora ya sabes por qué triunfan las ensaladas en verano, y no solo por ser fresquísimas.


Alimentos base en tu dieta para conservar el moreno

¿Cómo incorporar alimentos ricos en carotenos a nuestro día a día? Pues con unas buenas raciones de estas verduras y frutas entre los platos diarios.

vaso de zumo con naranaja zanahoria

En el desayuno: Zumo de naranja y zanahoria.

En el almuerzo: Ensalada con berros, espinacas y lechuga (siempre como guarnición) o bien un gazpacho que incluya tomate y pimiento rojo.

En la merienda: Unos orejones o albaricoques secos para acompañar cualquier otro alimento.

En la cena: Una crema de calabaza o un brócoli al vapor junto con una ración de proteína.

Vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos de los buenos

La piel se ve sometida a un estrés extra entre altas temperaturas y su exposición al sol, mucho más pronunciada que el resto del año. Así que echarle una mano para frenar el envejecimiento y la pérdida de humedad siempre viene bien. La vitamina C presente en muchos cítricos, que además apetece en forma de zumos, nos ayuda a regenerar la piel tras ponernos al sol.

aguacates rellenos de tomates cherry y mozzarella

Los alimentos con vitaminas E, como el aguacate y los frutos secos, también son una buena fuente de nutrientes para ayudarnos a mantener el bronceado y un cuerpo hidratado. El aguacate además tiene Omega-3, ese ácido graso que tan beneficioso es para nuestro organismo por sus propiedades para la salud cardiovascular pero también porque nos ayuda a no retener líquidos y mejorar la circulación. Y esto nos lleva directamente al pescado azul, porque no todo va a ser fruta y verdura. El salmón, las sardinas, la caballa… son una excelente fuente de grasas saludables, como el aceite de oliva.

¿Alimentos crudos o cocinados?

La cuestión es ¿por qué elegir? En ambos casos podemos mantener los nutrientes que nos van a ayudar a mantener el bronceado y a llevar una dieta saludable también en verano, sin apenas esfuerzo. La época estival viene de la mano de las barbacoas y las parrilladas, una manera perfecta para no convertir las comidas y cenas en algo aburrido y poder disfrutar del sabor de verduras, pescado, y también carne. Combina la ingesta de alimentos crudos en forma de ensalada o platos de temporada, como la ensaladilla, con el uso de la parrilla, para preparar comidas ligeras pero con todo el sabor.

Ejercicio físico e hidratación

Y ya que nos ponemos y tienes unos días libres, quizá sea buen momento para descansar y cuidar tu cuerpo como se merece, que luego mira lo bien que te rinde el resto del año sin apenas rechistar. Hacer un poco de ejercicio físico también en vacaciones es recomendable, tanto si llevas a la espalda algún exceso como si no. Aprovecha los deportes acuáticos, donde el cuerpo sufre menos con el movimiento y tanto agradece que te hagas unos largos nadando.

grifo-gotea-agua

La hidratación es otro de los pilares del bienestar, no nos cansaremos de decirlo, especialmente si planeas broncearte o coger siquiera un poco de color. Las altas temperaturas y pasar más tiempo al aire libre hace que pierdas hidratación mucho más deprisa que en otros momentos del año. Aunque cada cuerpo es un mundo, trata de beber de litro y medio a dos litros de agua al día, aunque no sientas sed como tal.

Disfruta de tus vacaciones estivales, si las tienes, o de tus escapadas al aire libre, pero siempre protegiéndote de manera adecuada. La exposición prolongada al sol te puede dejar un bonito moreno o puede hacer que tu piel envejezca a marchas forzadas y que tu cuerpo se resienta. Así que suma a tu dieta los alimentos recomendados para mantener el bronceado pero también para mantener tu salud en forma.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X