Seleccionar página

¿Cómo hornear una pizza de 10 en casa?

20 septiembre, 2021

Los ingredientes son importantes y las elaboraciones no lo son menos, pero también tienes que tener claro cómo debes hornear una pizza para que quede perfecta porque, como siempre decimos, hacer una pizza sobresaliente es una cuestión de equilibrio y el horno es una herramienta fundamental.

Antes de hornear

Los ingredientes son diferentes y van a reaccionar de manera distinta al horneado. No podemos pretender que el queso y la carne se horneen de la misma manera que el pimiento o el calabacín. Por eso, antes de hornear tu pizza tienes que darle un golpe de sartén a los ingredientes que lo necesiten.

También, antes de hornear tu pizza, tienes que precalentar el horno a 220º. Si vas a usar una piedra para pizzas es el momento de meterla en el horno, si la metes con el horno ya caliente puedes correr el riesgo de partirla.

El horneado

mano girando rueda de horno

La temperatura es muy importante: un horno de leña puede alcanzar los 500º así que no tengas miedo de usar toda la potencia de tu horno y, por supuesto, usa el ventilador para que toda la cavidad tenga una temperatura adecuada. Actualmente, puedes encontrar hornos que alcanzan los 340 °C, como es el caso del MaestroPizza, con función específica para pizzas y sus accesorios.

En los hornos profesionales la pizza se hace sobre la piedra así que, uses una piedra de horno o no, la pizza tiene que estar en la parte más baja del horno. Puedes usar el grill si lo necesitas pero con el calor de la cavidad debería bastar. 

El tiempo

Al final el tiempo de horneado va a depender de varios factores. El primero de ellos es el nivel de humedad de la masa y de los ingredientes. Cuanta menos humedad tengan ambos, menos tiempo de horneado vas a necesitar.

pizza dentro del horno encendido

Para controlar la humedad puedes hacer varias cosas, una de ellas es precocinar la masa para que se quede lo más seca posible. Otra de ellas es hacer que el tomate sea lo más espeso y también ayuda que, si vas a echar ingredientes frescos como los canónigos, la piña o las anchoas, los eches en la parte final del horneado.

Así pues, el tiempo va a depender de los ingredientes y del acabado que quieras darle a tu pizza. El punto perfecto tiene que mezclar la jugosidad de la levadura con el toque crujiente del horneado. Unos 8 o 10 minutos debería bastar para conseguirlo o incluso de 12 a 16 según ingredientes. Si tienes un horno con función específica de pizza, puedes hacerla con resultado óptimo en tres minutos, tal cual.

Bonus track: recalentar

dos pizzas en sartén con una porción cortada y elevada con queso fundido

Te proponemos una opción para calentar tu pizza que no es el microondas, un electrodoméstico versátil que aprovechamos muy poco, por cierto. Puedes tratar de reproducir un horno en miniatura en una sartén.

Pon un poco de aceite para que la pizza no se pegue, calienta la sartén al máximo, coloca la pizza y tápala. Con 3 minutos debería bastar para que quede crujiente y sabrosa de nuevo, no como recién salida del horno, pero sí para darle un fin la mar de digno un día después.

 

Indicate in which country or region you are to see specific content. X