Seleccionar página

Usos del café que quizá no conocías

El café es maravilloso en todas sus formas y múltiples usos a nivel de consumo. Pero vamos un paso más allá porque lo cierto es que todavía tiene muchas maneras de seguir maravilloseando a diestro y siniestro en nuestra vida diaria. Reciclar los posos del café que consumimos es una buena forma de aprovechar al máximo sus propiedades y de echar un cable al planeta. Así que vamos a dar un repaso a usos del café que quizá no conocías para abrir otra puerta a sus posibilidades:

Elimina los malos olores

Y en diferentes ámbitos, porque es un buen desodorante natural. No nos referimos solo al delicioso aroma de un café recién hecho, que conste. Los posos de café en la bolsa de deshechos orgánicos actúan eliminando el olor habitual que desprende. Pero también es útil tener un poco de café en el frigorífico para mantener a raya los mil y un olores habituales, salvo que dispongas de un sistema que ya se encargue de eso, claro.

frigorífico abierto con vista al interior

Además, repartir un poco de café molido por puntos estratégicos de la cocina ayuda a eliminar el olor a frito. También funciona colocar algunos granos a tostar en una sartén para deshacerte o, como mínimo, camuflar olores desagradables en el hogar rápidamente.

Mascarilla de café

El café no es un desconocido en el campo de la cosmética natural. La cafeína es parte de muchos tratamientos estéticos y el café actúa como un buen antioxidante e incluso antiinflamatorio para nuestra piel, mejorando la circulación. Puedes empezar haciendo tus primeras mascarillas de café mezclando café molido con agua hasta que consigas una pasta. A esta mezcla, también puedes añadir aceites cosméticos para potenciar su efecto hidratante, como argán, rosa mosqueta o incluso aceite de oliva.

saco con granos de café sobre una mesa con un cazo metálico

Una vez tengas la mascarilla, aplícala por toda la cara y deja actuar unos 10 minutos antes de retirarla. También funciona estupendamente en la zona de las ojeras.

Es un buen exfoliante para la piel

La textura granulada de los posos de café ayudan a exfoliar la piel del cuerpo, aunque puedes empezar haciendo un buen exfoliante para tus manos con una receta muy sencilla: mezcla media taza de azúcar con media taza de posos de café y ¼ de aceite de rosa mosqueta o de coco. Puedes conservarlo en un tarro y aplicarlo en la ducha o al lavarte las manos un par de veces a la semana.

Para tu huerto ecológico

mini huerto en casa

Si estás criando tu huerto ecológico o eres un aficionado a las plantas, el café puede venirte de perlas. Utiliza los posos para añadirlos al suelo o a las macetas. Van a mejorar el drenaje y hasta pueden funcionar para mantener alejadas a las hormigas o a los caracoles de manera natural.

Café en el compost

Si ya estás en nivel pro de reciclaje y te animas a hacer tu propio compost, el café en grano viene genial. Aporta nitrógeno y contribuye a alimentar a los microorganismos y a mejorar en general el compost. De hecho, si utilizas granos de café no infusionados, añades también acidez a la tierra, por lo que plantas como la azalea o la hortensia te harán la ola cuando te vean venir.

mini huerto en casa

Posos de café para las mascotas

En el caso de los gatos, se dice, se comenta, que no les agrada su olor, por lo que si echas posos de café en la tierra de tus plantas les mantendrás alejados de ellas. Además, el café tiene fama de ser un buen anti-pulgas. Puedes mezclarlo con agua y pulverizar después del baño a tu mascota, con su permiso.

Rayaduras en muebles

placa inducción con olla y teppanyaki sobre encimera negra

Esta sí que no te la esperabas. Los posos de café funcionan bastante bien a la hora de reparar arañazos en muebles de color oscuro. Mézclalo con aceite de oliva o agua hasta hacer una pasta y tapa los arañazos. Después, frota con un paño para eliminar los restos. También puedes usar los posos de café para abrillantar la superficie:  pasa un paño con cariño y mejorará bastante su aspecto. Aunque tendrás que repetirlo un par de veces al menos.

Eliminar la grasa

Si has tenido la barbacoa de tu vida en casa y usas parrilla, los posos de café te van a ayudar a sudar menos cuando tengas que limpiarla. Después de eliminar los restos principales de comida, frota la superficie con posos de café utilizando un estropajo o esponja. Desincrustarán más fácilmente la grasa y luego solo tendrás que repasar con jabón y agua caliente.

chuletón brasa horno

No es porque seamos muy cafeteros, que también, pero es que el café tiene tantas posibilidades y todas buenas, que no podemos más que recomendar su consumo (moderado, como dicen los médicos). Un buen café te salva la mañana y además puedes reciclarlo de muchas formas.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X