Seleccionar página

Comida y series: momentos culinarios míticos en TV

2 enero, 2021

Admitámoslo: nos hemos criado delante de la televisión. La ficción nacional y con frecuencia la americana, que abarcaba desde McGyver a las telenovelas de Telemundo, ha sido sustituida ahora por el streaming y las series turcas. La mayoría de las veces, los contenidos de las mejores series de televisión son pequeñas joyas de guion con lugares comunes y, sobre todo, mesas comunes. Es difícil pensar en una serie donde la comida no tenga un papel protagonista o como mínimo unas líneas de guion: por algo será. Así que hacemos un repaso breve a los platos televisivos que nos han marcado para que llegues al mediodía con ganas de comerte un menú de los de fumarte luego un puro. ¿Está la felicidad en la comida y las series? No lo sabemos, pero desde luego se acerca mucho.

Friends: comer y reír en NY

No sólo por Monica Geller y su arte culinario o por Joey y su pasión desmedida por cualquier cosa comestible: las tramas de esta muy querida comedia de situación giraban en torno a la cocina o al sillón Chester del Central Perk. Hay tantos momentos por recordar a lo largo de sus temporadas que quizá esa tarta de queso o cheesecake que comían Rachel y Chandler del suelo –aquí en versión fácil- o el pavo del que Monica no consigue sacar la cabeza solo sean la punta del iceberg en el universo culinario Friends.

Hannibal: ese oscuro objeto de deseo

comidas-series-y-pelis

Parece mentira que lo que te venden en un puesto de cualquier verbena que se precie y lo que cocinaba Hannibal sean lo mismo, pero sí, la casquería es lo que es, aunque sea emplatada primorosamente. Mads Mikelsen, que nos dicen por el pinganillo que todo lo hace bien, aparecía en los capítulos de la serie como un anfitrión de primera. Platos de aspecto impecable, mesas de número extra de revista de decoración y asesoramiento culinario de la mano del chef José Andrés. Lo único… ¿os acordáis de eso que decía la canción de «tengo que hacer un rosario con tus dientes de marfil» (Juanito Valderrama mix)? Pues Mads se lo toma al pie de la letra.

Twin Peaks: café y tarta, lo único normal del pueblo

tarta-cerezas

Que levante la mano quien no se haya hecho tres o cuatro llagas en la boca por intentar hacer un nudo con el rabillo de la cereza como Audrey. Para cuando aprendimos los límites de la ficción, y más en el caso de David Lynch, la tarta de cerezas ya nos había conquistado. El agente Cooper aka Paul Atreides se puso hasta arriba de este postre que quedó grabado para siempre en nuestra memoria. Eso, y su apellido real, que esperamos nunca tengamos que pronunciar en público.

Las Chicas de oro: la cocina como diván

Si algo aprendimos de las telecomedias norteamericanas es que prácticamente todo pasaba en la cocina. Un lugar de reunión para los habitantes de la casa donde no solo se come, también se llora, se pelea, se ríe… en definitiva: se vive. Las Chicas de Oro, un emblema feminista que ya quisieran muchas series de los últimos años, alzó a un nuevo nivel la tarta de queso, con perdón de los neoyorquinos ya mencionados. Pero no solo eso: las recetas de Sofía, como la lasaña, eran toda una institución y mantenían la tradición siciliana en la casa de Miami, el Benidorm estadounidense.

recetas cocinar familia

Parks & Recreation: el desayuno elevado a arte

Esta maravilla de serie con caras conocidas de Saturday Night Live es una oda a la comida. El carismático (sin quererlo) Ron Swanson adora la carne sobre todas las cosas y sin medida alguna. Pero si hay algo característicamente culinario en esta serie es el amor por los desayunos. Leslie Knope se pregunta por qué alguien iba a comer otra cosa que no fuera comida de desayuno… y hay que darle la razón: waffles, bacon, huevos, tortitas, salchichas y café. Combinaciones de fantasía para subirte el ánimo y el colesterol malo a partes iguales.

pancakes

30 Rock: la comida como forma de vida

Cuando uno piensa en Tina Fey piensa en Sarah Palin, pero también inevitablemente, en pizza. Liz Lemon, la protagonista de 30 Rock, profesa un amor a la pizza como no habíamos visto desde las Tortugas Ninja. Y no es la única comida que marca su existencia, llevando al extremo su pasión por los sándwiches, los Mac&Cheese, o incluso mandando callar al mismísimo John McEnroe para decirnos dónde comprar los mejores cupcakes de la ciudad. Y nuestro preferido: su bolsa de algo parecido a los Cheetos procedente de México, «Sabor de soledad».

pícnic fácil

Paquita Salas: hay ganitas de torrezno

Los bares son una constante en las series desde que la televisión era en blanco y negro. Paquita Salas, esa gran manager que tiene mucho más de realidad de lo que cabría esperar, ahoga sus penas en comida y en cierta marca de ginebra. Pero lo que nos ha llegado al alma ha sido que recuperara una tapa tan arraigada como los torreznos, que ya apetecen.

torrezno-paquita-salas

Foodie love: el placer sentado a la mesa

brindis

La serie de Isabel Coixet es un canto a las emociones, incluyendo a aquellas que nos despierta la comida. Una vez más, un buen plato es un nexo para hilar vidas, sensaciones y momentos inolvidables saltando entre restaurantes y con un elenco de lujo, todo en diferentes ciudades y con un amor manifiesto y exquisito por la gastronomía.

Mad Men: café, copa y puro

La clase hecha serie y las comidas de trabajo como lugar habitual para discutir y cerrar negocios. Aquí no veremos grandes platos calóricos, se intuyen, pero sí cócteles antes y después de las comidas. Mad Men es, probablemente, la serie donde más alcohol se ha ha consumido en pantalla y parece un fiel reflejo de lo que debían ser esos años por allá, y ese tipo de entresijos publicitarios, todo regado con un tabaquismo abrumador. A ellos les sienta fenomenal; a ti, no te lo aconsejamos como forma de vida y menos para hablar de trabajo. Madre mía cómo tenían que ser las cenas de Navidad de esta gente…

mocktail

The Sopranos: la fiesta del hidrato

Es muy complicado no entregarte con lujuria al consumo de hidratos de carbono cuando ves esta serie. Todas las recetas de Artie Bucco, las propias de Carmela de las que el párroco daba buena cuenta o el delicatessen de Satriale’s. No creemos que haya ningún capítulo donde no aparezca comida, y platos con los que te casarías ahora mismo si pudieras. La cocina italiana adquiere un protagonismo total en esta serie de culto de la que tanto hemos aprendido. Nos referimos a las recetas, no seáis mal pensados.

espaguetis-película-el-padrino

Aunque nuestras investigaciones mixtas de comida y televisión continuarán su andadura, paramos aquí para ver si hemos despertado tu vertiente más cocinillas y te lanzas a empezar el año con el delantal puesto. Nuestro equipo de I+D (investigación de desayunos) y menús continúa su trabajo hasta una próxima entrega.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X