Seleccionar página

Cómo hacer salsa de tomate para pizzas

16 noviembre, 2021

La masa es una parte fundamental en una buena pizza casera, pero el resto de la base no lo es menos. Si sabes cómo hacer una buena salsa de tomate para pizzas ya tienes más de la mitad del triunfo asegurado. Y si no, echa un ojo a un par de consejos rápidos que hemos recogido y luego nos cuentas:

El agua es importante

Se suele pensar que la salsa de tomate que usamos para la pizza es la misma que se usa para la pasta pero no es así: la diferencia está en el agua. La salsa de tomate para pizza es más seca para que la masa quede crujiente y, para ello, hay que cocinarla mucho más.

placa de cocina con campana de encimera y olla con humo

En Italia se utiliza un tipo de salsa que se llama passata di pomodoro y que es precisamente eso, una salsa más cocinada para eliminar más agua y que tenga más consistencia.

La variedad de tomate

tomate cortado en rodajas

Tradicionalmente se utiliza la variedad San Marzano, que es una variedad que tiene Denominación de Origen Protegida. Es difícil encontrarlo así que cualquier variedad está buena siempre que elijamos una que sea muy carnosa y que la condimentemos bien. Busca los tomates más maduros.

Una receta

Todas las recetas que puedas encontrar van a tener varios elementos en común. El tomate tiene que estar pelado y sin pepitas, es decir, se usa sólo la carne; otra opción es que lo cocines con piel y luego pases todo por un pasapurés. La cebolla tiene que estar cortada muy fina y el aceite tiene que ser de la mejor calidad posible, eso al final se nota. Que no te va a quedar horrible si le pones aceite de girasol de un euro pero vamos, no es lo mismo.

tomate extendido con un cazo sobre una masa de pizza

Nosotros te vamos a proponer que eches dos cucharadas de aceite de oliva y, a fuego medio, poches una cebolla cortada muy fina y dos dientes de ajo bien picados. Movemos frecuentemente para que el ajo no se queme.

Cuando la cebolla esté blanda, echamos una pizca de sal y otra de pimienta, podemos añadir un poco de albahaca picada y orégano y, si queremos, para compensar la acidez del tomate, podemos echar un cucharadita de vinagre balsámico o azúcar.

Por último, echamos el tomate, las proporciones que te hemos dado son para 500 gr pero, si necesitas más salsa, puedes aumentar los tomates teniendo en cuenta que tienes que aumentar el resto de los ingredientes proporcionalmente.

Una vez que tengamos todos los ingredientes los cocinamos a fuego lento durante 30-40 minutos o hasta que elimine bien el agua. Después trituramos o bien con el pasapurés o bien con la batidora, si vemos que nos queda muy líquido, podemos cocinarlo un poco más.

pizza sin hacer con tomate albahaca y queso sujetado por manos hombre

Si quieres darle sabores distintos puedes probar con otras hierbas aromáticas o añadiendo laurel al cocinado. Al final lo importante es que una salsa de tomate para pizzas o para lo que quieras tenga tu toque inconfundible y, como en todas las tareas de la vida, practicar, probar e imaginar es lo más importante.

 

Indicate in which country or region you are to see specific content. X