Seleccionar página

6 ideas para una Navidad sostenible

La llegada de las fiestas se identifica con alegría, familia, amigos… y también con un consumo masivo de cosas que realmente no necesitamos. Pero con el paso de los años, este consumismo se está transformando en un concepto obsoleto para dejar paso a una Navidad sostenible con pequeños gestos y hábitos que no cuesta mucho adoptar y pueden marcar la diferencia. Desde cómo usar el horno o decir adiós a las bolsas de plástico, te contamos algunas ideas para que abraces con los brazos abiertos durante estos días:

Aprovecha al máximo tus electrodomésticos

Una Navidad más ecológica no significa que la cena de Nochebuena sea a base de brotes de soja y palitos de cangrejo. Pero sí puedes intentar optimizar el consumo energético. Aprovecha el calor residual de tu horno para terminar de cocinar y mantener calientes ciertos platos. También puedes cocinar varios platos a la vez, especialmente si cuentas con uno de gran capacidad. Por otro lado,  si tus electrodomésticos son modernos, harán mejor uso de la energía. Si son más antiguos, quizá ha llegado el momento de pedir a los Reyes Magos alguno nuevo, porque lo notarás en la factura de la luz y el medio ambiente te lo agradecerá.

Cocina con la luz del día

Intenta aprovechar la luz natural del día para cocinar para no tener que pasar muchas horas con la luz o luces de la cocina encendidas. Puedes preparar la comida de toda la semana aprovechando la mañana del domingo, a lo batch cooking. Y también dejar listo para el último toque los platos de los menús de Navidad más importantes. Esto además te ahorrará gran parte del estrés navideño.

cocina con muebles blancos y madera natural de diseño abierto con una ventana al fondo

Compra lo que vayas a consumir

Todos sabemos que comemos con los ojos así que es inevitable, a veces, venir cargados con muchos productos que no necesitamos y no vamos a consumir. En el caso de la comida para fechas señaladas, se convierte en un bucle que prometes cada año no repetir pero en el que acabas cayendo. Consume productos locales en la medida de lo posible y no compres cantidades ingentes de comida que luego no te cabe ni en el congelador.

ingredientes con adornos de navidad en una mesa negra

Por otro lado, si después de los banquetes navideños te ha sobrado mucha comida, es hora de almacenarla correctamente. Las sobras de Navidad pueden salvarte más de un mediodía. Congela correctamente o entrégate sin miedo a la cocina de aprovechamiento, preparando platos los días sucesivos basados en tus deliciosas sobras navideñas.

Recicla y haz tú mismo los adornos navideños

Intenta aprovechar al máximo la decoración navideña de año en año. También puedes hacer tus propios adornos para tener algo nuevo y disfrutar haciendo las manualidades, dando una segunda vida a los materiales. Todo lo que puedas reciclar, es bienvenido.

figura de reno de pasta de sal con hilos de colores y adornos de navidad

Regalos: cómo, qué y dónde

Aunque nosotros siempre vamos a invitarte a que hagas algún regalo original con tus propias manos, lo habitual es comprarlos. Pero aquí también podemos comprar con cabeza. Elige productos de tiendas artesanales y pequeñas. Si están en un radio de acción al que puedas ir caminando o aprovechando los viajes que hagas, mucho mejor. Ahorrarás tiempo propio y energía, además de que reducirás tu huella de carbono. Entre eso y salir cinco veces con el coche a meterte en un atasco para ir a comprar regalos, entendemos que elegirás lo primero. Si no lo haces por el planeta, hazlo por tu salud mental.

manos cerrando una cajita de navidad con utensilios de manualidades y materiales de papel alrededor

Con respecto a la ropa, intenta asegurarte en la medida de lo posible de que la marca fabrica “ropa limpia”. Es decir, que sus trabajadores reciben un trato justo, que los materiales son orgánicos y preferiblemente ecológicos. Merece la pena regalar cosas pequeñas o una única prenda para que se cumplan estas condiciones. Todo es cuestión de indagar un poco. Hay muchas ONGs que ofrecen productos para regalar en Navidad a muy buen precio.

Bolsas de la compra

Un gesto fácil para nuestra Navidad sostenible. Grábate la frase “no, no quiero bolsa (gracias)” a fuego. Compres lo que compres, por favor, reutiliza las 50 bolsas que tienes en casa para no adquirir bolsas nuevas. Bolsas de rafia, Tote bags, bolsas de papel… incluso las de plástico para darles toda la vida que puedas. Lleva siempre una bolsa compacta en el coche, en un bolsillo del abrigo o donde pilles.

bolsa de tela con regalos de navidad dentro

Disfrutar de una Navidad sostenible y cercana a la carbononeutralidad con pequeños cambios es posible y necesario. Con tan solo integrar en nuestra actividad navideña diaria algunos de estas ideas podemos ahorrar energía y echar un cable a un planeta que tanto lo necesita: el nuestro. Además de ser un buen ejemplo para las generaciones que vienen detrás. Os deseamos muy felices fiestas y mucha salud durante estos días y el esperanzador 2022.

Indicate in which country or region you are to see specific content. X