Seleccionar página

Crea adornos de Navidad en el horno fácilmente

8 diciembre, 2021

A veces, no caemos en todo el potencial que tienen nuestros electrodomésticos. El horno es una apuesta segura para muchas de nuestras recetas, ya sean primeros platos o postres de quitar hipos. Con la llegada del frío, usarlo es un poquito más reconfortante, porque la casa se inunda de olores y un de calorcillo que te hace sentir abrigado y crea sensación de hogar, vivas solo o con tres hijos, dos perros y una pecera. Y ya el paso definitivo es la llegada de la Navidad. Pero el horno sirve para muchas más cosas. Así que hemos juntado el horno y las fiestas y nos han salido estas ideas de adornos de Navidad para hacer en el horno aprovechando que este mes está funcionando a toda máquina.

Bastones de Navidad con pasta Fimo

La arcilla polimérica o Fimo® es muy versátil para las manualidades y nos viene al pelo para fabricar adornos de Navidad con el horno. Puedes manejarla sin problema, está disponible en multitud de colores y, cuando tienes tu obra preparada, basta con colocarla en el horno para que endurezca. Primer paso: elige algunos colores para hacer tus bastones de Navidad. Si tienes un color temático en casa para la decoración global, puedes usarlo como guía de color para estos bastones y potenciar así esta línea cromática. Pero vamos, hay vida más allá del rojo, blanco y verde, todo depende de tus gustos.

bastones de navidad al lado de una taza de chocolate caliente con nubes flotando y adornos de navidad

Antes de empezar

Compra los colores con los que quieras trabajar y, preferiblemente, incluye el color blanco porque, usándolo de base, hará resaltar mucho más los otros colores. Como aconseja el propio fabricante, conviene preparar una superficie de trabajo tipo vidrio, baldosa o con papel de horno. Limpia bien la superficie y tus manos antes de comenzar a trabajar la masa y, por último, no te olvides de almacenarla en un lugar fresco y seco, dentro de un recipiente.

mesa de madera con un bote de cristal y bronchas de pintar dentro

Al lío

Haz tronquitos 1 cm de grosos aproximadamente. Después, crea tronquitos mucho más delgados para enrollarlos en torno al tronco blanco. Una vez hechos, hazlos rodar en el espacio de trabajo en la misma dirección para aplanar la superficie e integrar los colores, de manera que nos quede esa espiral característica de los bastones. Por último, le damos la forma de bastón y cortamos los extremos para dar un mejor acabado.

Precalienta el horno unos minutos a 110 °C.  Cuece los bastones que hayas hecho unos 30 minutos para que endurezcan. Listos para colgar donde quieras.

Figuras de Navidad con pasta de sal

La pasta de sal funciona como una especie de plastilina. Si tienes hijos o sobrinos pequeños, la manipulación de esta masa para hacer figuras es un ejercicio muy bueno para desarrollar la motricidad fina y su creatividad. Y también para echar la tarde todos juntos, que os va a alimentar mucho, aunque acabes con pasta de sal hasta en la oreja. Puedes hacer la pasta de sal en casa con ingredientes muy fáciles de encontrar y que no son tóxicos.

figura de reno de pasta de sal con hilos de colores y adornos de navidad

Crea tu pasta de sal

Ten a mano harina, agua y colorante alimentario. Con dos-tres tazas pequeñas de harina, una de sal y agua es suficiente para crear nuestra primera masa. Mezcla primero la harina, la sal y el colorante, y ve añadiendo agua poco a poco. Tiene que quedarte una masa compacta y suave. Si percibes que te has pasado con el agua, puedes corregir con más sal y harina. Todo es practicar y confiar en tu criterio, de verdad, más allá de las medidas exactas de cada ingrediente.

Cuando esté todo mezclado, es hora de pasar la masa a la encimera o mesa de trabajo. Una pista: si la masa se pega mucho, es que no está bien. Amasa unos 10 minutos. Recúbrela de film transparente y déjala reposar al menos una hora. Ya está lista para trabajar.

Con la pasta de sal, es posible moldear muñecos de nieve, animales, estrellas de navidad… funciona como la plastilina. Una vez hechos, puedes dejarlo secar al aire, pero tardan muchas horas. Es aconsejable por lo tanto introducir las figuras en el horno unos 15 minutos, a 100 °C, y verás como se van haciendo. Además, cuando estén cocidas, puedes pintar tus figuras con témpera, por ejemplo. Para colmo, son figuras muy duraderas y la pasta que no hayas aprovechado te dura varios días en el frigorífico… o incluso más, la sal propicia que se conserve.

pasta de sal sobre un papel marrón y cortador de galletas con formas navideñas encima

Puedes usar cortadores de galletas para darle forma a la pasta. Si quieres fabricar adornos para colgar en el árbol, no te olvides de hacer un agujero en la parte superior con una pajita, para pasar luego un hilo o un cordón decorativo.

Adornos de Navidad con plástico mágico

El plástico mágico (también shrinkies o shrink plastic) es un tipo de plástico para manualidades que encoge y se engrosa con el calor. Así que nos viene al pelo para hacer adornos de Navidad en el horno. Se vende en diferentes colores y también puedes pintar encima con rotuladores permanentes, con tintas con base de alcohol o con lápices de colores (puedes verlo en el reverso de los envases de los plásticos). No hagas figuras complicadas, porque los detalles muy pequeños, al encoger, se perderán. Es apropiado para bisutería personalizada, llaveros, adornos para el árbol de Navidad, colgantes para guirnaldas, etc.

Estos plásticos termo-retráctiles pueden encontrarse también por casa, de manera que es posible reciclar el plástico, aunque para iniciarse mejor adquirir primero los destinados a manualidades.

Plástico mágico para hacer adornos en el horno

figuras de navidad hechas con plástico mágico cubiertas de film

Para fabricar, por ejemplo, un adorno de Navidad para el árbol, dibuja con una plantilla o directamente sobre la pieza de plástico la forma del adorno. Esta tiene que ser al menos el triple de grande de lo que esperas que sea tu adorno final. Píntalo y recórtalo mientras vas haciendo más figuras. Precalienta el horno a 175 °C y saca la rejilla. Pasados unos minutos, pon las figuras en papel de hornear sobre la rejilla e introdúcelas en el horno. No pierdas de vista el proceso porque parece magia. Verás que se empieza a curvar sobre sí mismo pero ten fe porque —ojo, spoilers— luego se aplana. En 2-3 minutos estarán listas.

Si la pieza no ha quedado completamente plana, podéis aprovechar unos instantes al sacarla del horno para aplanarla con cuidado, sin quemaros, porque aún es maleable.

En todos estos procesos de fabricar adornos de Navidad con horno es recomendable limpiar el horno después de su uso. No son materiales tóxicos, pero siempre está bien una limpieza o autolimpieza para garantizar que luego la comida no nos sepa rara. Hay muchas manualidades para hacer solos o en familia utilizando el horno para acortar tiempos pero también para ver los procesos, como en el caso del plástico mágico. Hacer adornos de Navidad con el horno es una buena manera de explorar la creatividad, en definitiva, y empaparnos un poco de nostalgia de la buena, de esa ilusión que teníamos por descubrir y disfrutar las cosas pequeñas cuando éramos niños. Que alguien nos traiga un clínex.

 

Indicate in which country or region you are to see specific content. X